CASAVALLE

Siguen las demoliciones en "Los Palomares"; las casas eran usadas por delincuentes

También se comenzará con el control de los casos de tuberculosis que se detectaron en la zona, según el director del área de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Gustavo Leal.

VEA LA FOTOGALERÍA. Foto: Fernando Ponzetto
Demoliciones en "Los Palomares", en Casavalle. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

El Ministerio del Interior retomó en la tarde de este lunes las demoliciones en la Unidad Misiones de Casavalle, conocida popularmente como "Los Palomares". 

Las casas demolidas se encontraban en peligro de derrumbe y estaban siendo utilizadas por delincuentes como refugios denominados "aguantaderos".

La semana pasada, durante las demoliciones, se tiró abajo una escalera y se abrió la calle Gustavo Volpe, con el fin de mejorar el tránsito en la zona y permitir el paso de autos y ambulancias.

Se estima que en Casavalle y Cerro Norte, un total de 140 casas han sido desalojadas debido a la extorsión que los delincuentes realizaban a los propietarios originales. La Fiscalía investiga a tres grupos criminales que aplicaban estos métodos.

Los Chingas, una de las bandas que relizaba estas extorsiones, se había apoderado de varias fincas que luego eran alquiladas por sumas que podían oscilar entre 40.000 y 80.000 pesos, según indicó el fiscal Enrique Rodríguez.

Tuberculosis. 

El director del área de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Gustavo Leal, dijo a El País que además se comenzará con el control de los casos de tuberculosis que se detectaron en la zona.

El funcionario explicó que del censo realizado hace algunas semanas se desprendió que hay nueve casos confirmados y que 23 tienen los síntomas típicos de esta enfermedad.

Leal señaló después que a este resultado se llegó en base a algunas de las preguntas de la encuesta referidas a la tuberculosis. En esta se consultaba acerca de si algún integrante del hogar había sido diagnosticado con esta enfermedad en los últimos 12 meses, y, de ser así, si estaba o había estado bajo tratamiento. “Lo que registramos es lo que la gente respondió”, dijo.

Sin embargo, los datos divulgados no coinciden con los manejados por la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes (Chlaep).

El director del Programa Antituberculosis de la Chlaep, Fernando Arrieta, indicó a El País que el Ministerio de Salud Pública (MSP) les envió la información proveniente de la encuesta (con los nombres de los supuestamente enfermos) pero que esta no coincide con la que ellos tienen.

Arrieta explicó que de los nueve casos de tuberculosis de los que habló el Ministerio del Interior, hay siete personas que aparecen en el Registro Nacional del Tuberculoso –se trata de una enfermedad de notificación obligatoria, indicó el experto, y cada caso diagnosticado se inscribe allí-.

De esos siete, dos todavía están en tratamiento pero cinco ya lo finalizaron, detalló. Hay otras dos, en tanto, que directamente no figuran en este registro.

En relación a las personas que, según el sondeo, presentan síntomas de tuberculosis, Arrieta dijo que la información que se le proporcionó desde el MSP hablaba de 21 individuos en esta situación.

De esos, dos son “antiguos enfermos que completaron su tratamiento”, indicó. Los restantes 19, en tanto, no figuran en el registro ni tienen estudios pendientes para determinar si padecen esta enfermedad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)