INTENTOS DE ESTAFA

Nueva modalidad de estafa con aglomeraciones suma tres intentos nuevos

La Jefatura de Policía de Canelones emitió un comunicado ayer alertando a la población sobre tres intentos de engaño a comerciantes.

Tres denuncias fueron radicadas en la seccional de La Floresta. Foto: Fernando Ponzetto
Tres denuncias fueron radicadas en la seccional de La Floresta. Foto: Fernando Ponzetto

Una nueva modalidad de estafa comenzó a instalarse en distintos puntos del país. La Jefatura de Policía de Canelones emitió un comunicado ayer alertando a la población sobre tres intentos de engaño a comerciantes, diciendo que tenían en su poder videos con gente aglomerada y que si no les daban a cambio una suma de dinero importante, enviarían la filmación a las autoridades.

En el texto la Policía informó de la “nueva modalidad de estafa, que tiene como objetivo comerciantes”. “Los delincuentes se comunican con estos haciéndose pasar por funcionarios del Ministerio de Trabajo o BPS, manifestándoles que tienen videos en donde se encuentran atendiendo sin tapabocas, y que tienen aglomeraciones de personas que no estarían respetando las medidas sanitarias vigentes, solicitándoseles que realicen giros de dinero a través de redes de cobranzas, a cambio de no realizar la denuncia”, explicó la Jefatura.

Fuentes policiales de ese departamento indicaron que en total se dieron tres intentos de estafa y que todos fueron en el balneario La Floresta.

El País informó en su edición de ayer sobre esta nueva modalidad, a partir de un intento de estafa a una comerciante de Rocha. La dueña de una posada ubicada en Oceanía del Polonio narró a El País la comunicación que tuvo con los delincuentes que intentaron engañarla. Cerca de las 15:00 horas del pasado lunes la mujer recibió una primera llamada telefónica. “Me dijeron que eran de la Impositiva y que habían recibido una denuncia hacia la posada, porque resulta que alguien había filmado ciertas circunstancias donde se violaba el protocolo sanitario y que era muy grave. Y dijeron que había sido filmado por alguien que nos quería perjudicar”, relató la mujer. El hombre le trasmitió a la propietaria del lugar que él quería ayudarla a que la filmación no llegara a manos de las autoridades y evitar así una multa de 150 UR. A cambio le pidió que le diera 7.000 pesos.

“Me decía ‘nosotros te ayudamos, pero vos nos tenés que ayudar a nosotros”, contó la mujer. Al darse cuenta de que la querían estafar, se comunicó con la Policía de Rocha. Los efectivos llegaron rápido al lugar y realizarán pericias al celular para determinar quién fue el responsable de esa llamada.

Con los casos de La Floresta ya son cuatro las denuncias por esta nueva modalidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error