CERCA DE PUNTA DEL DIABLO

Incendio en Rocha: situación es "bastante compleja" y demandará "trabajo de largo aliento", dice Bomberos

"Si todo sale bien y no se siguen situaciones adversas podríamos llegar en una semana a poder liquidar el incendio, no antes porque es bastante complejo", dijo Pablo Benítez, vocero de Bomberos. 

En la tarde del jueves los trabajos se enfocaban en evitar que el fuego avanzara sobre Punta del Diablo. Foto: Ricardo Figueredo
En la tarde del jueves los trabajos se enfocaban en evitar que el fuego avanzara sobre Punta del Diablo. Foto: Ricardo Figueredo

En la tarde de este jueves, el Ministerio del Interior informó a través de su cuenta de Twitter que las condiciones del clima, en especial el viento intenso en esa zona del país, "han complicado la situación" para mitigar el incendio forestal desatado en el departamento de Rocha. 

Ahora el fuego, que comenzó entre La Esmeralda y Punta del Diablo, "afecta" a este segundo balneario. La cartera agregó que Bomberos "ha intensificado el combate con la creación de un cortafuegos extenso que permita controlar su propagación".

Poco antes de las 19 horas la cartera indicó, mediante la misma vía, que hasta el momento 17 casas habían sido "alcanzadas por el fuego" y que se "procura evitar que llegue a Punta del Diablo". 

Sobre las 20:00 de este jueves, Pablo Benítez, vocero de Bomberos, dijo a El País que "si todo sale bien y no se siguen situaciones adversas podríamos llegar en una semana a poder liquidar el incendio, no antes porque es bastante complejo", dijo. Sin embargo, destacó que la situación es "bastante compleja" y va a demandar un "trabajo de largo aliento".

Puntualizó que actualmente el incendio avanza en dirección hacia Punta del Diablo y se encuentra a una distancia de 5 kilómetros aproximadamente "pero los vientos son muy fuertes", señaló. Para contrarrestar el avance trabajan en la construcción de una línea cortafuegos.

Señaló además que este jueves el viento en la zona fue "bastante fuerte, con una velocidad importante". En este sentido, Inumet emitió sobre las 14:00 una alerta amarilla por vientos fuertes, que luego cesó sobre las 16:00.

Al mismo tiempo dijo que este jueves incidió la "baja humedad, la continuidad de vegetación y las temperaturas del día que si bien ahora comienzan a disminuir, en la vegetación se mantiene".

Benítez señaló que el director nacional de Bomberos, Leandro Palomeque, trabaja en la zona "constantemente evaluando la situación" y mantiene reuniones con las autoridades. Además, dijo que cada "3-4 horas" se evalúan las condiciones para definir las medidas a tomar. 

Destacó que en lugar trabajan más de cinco destacamentos de Bomberos, así como personal de la Intendencia de Rocha, Ejército del Uruguay, la Policía, la Fuerza Aérea y OSE, que señaló aportó una cisterna.

Por otro lado, Bomberos también trabaja en el balneario La Esmeralda, donde si bien el incendio que ocurrió allí está controlado, se busca que "no se reaviven focos".

Desde el martes, La Esmeralda se ve afectado por un incendio que aún no ha podido ser controlado.

En el lugar hay unos 55 efectivos de Bomberos trabajando, a los que se suman más de 30 militares. Además, hay personal de la Intendencia de Rocha. En total son más de 150 personas. Por otro lado, a la altura del kilómetro 299 de la ruta 9 –próxima a la entrada de Punta del Diablo- hay un grupo de vecinos de la zona que se acercó hasta el lugar para ayudar en el combate al fuego.

Personal en la entrada a Punta del Diablo que trabaja en el incendio en La Esmeralda. Foto: Ricardo Figueredo.
Personal en la entrada a Punta del Diablo que trabaja en el incendio en La Esmeralda. Foto: Ricardo Figueredo.

En ese punto también hay maquinaria pesada y camionetas con tanques con agua. Todos los trabajos ahora se concentran en evitar que el fuego avance hacia Punta del Diablo.

Este jueves de mañana, el intendente Aníbal Pereyra dijo en "Difusora rochense" que sobre las 2.00 horas se dio "una lluvia con una buena intensidad" y que eso "fue un factor muy importante", pese a reconocer que la situación aún no está controlada.

"Ahora la preocupación es el viento. Se están pronosticando rachas más fuertes y el viento es un factor determinante en este tipo de incendios (...) La mayor preocupación hoy es el viento. Hay más que ayer y eso es lo que preocupa a Bomberos. La estrategia es trabajar en dos cortafuegos en los kilómetros 268 y 289 para tratar de que el fuego no avance hacia el lado de Los Moros y hacia el lado de Punta del Diablo", explicó en la mañana de este jueves.

Personal en la entrada a Punta del Diablo que trabaja en el incendio en La Esmeralda. Foto: Ricardo Figueredo.
Personal que trabaja en el incendio en La Esmeralda. Foto: Ricardo Figueredo.

"La prioridad es que se pueda controlar definitivamente el incendio. Todavía no estamos en esa situación. Después se verá qué es lo que queda, qué es lo que se perdió y cómo se restituye", contó.

Pereyra sostuvo que "muchas viviendas fueron salvadas, otras se quemaron", pero prefirió no dar cifras "porque realmente no están confirmadas" y necesitan hacer un diagnóstico de la situación una vez controlado el fuego.

"En cuatro puntos nos sobrepasó. Eso hizo que se quemara la línea de transmisión eléctrica, por eso hubo que cortar la energía, se dispuso lugares de evacuación en Castillos. Esa es la situación al momento (...) Cuando te querés acordar, el fuego avanza. Lo de anoche fue tremendo y principalmente la angustia y la preocupación sobre las viviendas. Mucha gente está al costado de la ruta esperando para poder entrar y ver qué pasó con su casa", señaló.

El intendente remarcó que "UTE va a trabajar para reponer la energía en algunos puntos" y destacó que el esfuerzo que está realizando Bomberos y los propios vecinos.

"Se va a seguir trabajando en el día de hoy. Se comenzó temprano. Las maquinarias municipales comenzaron a las cinco de la mañana trasladándose a la zona que bomberos dispuso. En la noche no se puede trabajar con maquinarias ni helicópteros y se hizo con los carros con agua y a mano", manifestó.

Hombre detenido por fuego en Santa Isabel de La Pedrera

Un hombre de 26 años fue detenido por presuntamente haber iniciado el fuego en Santa Isabel de La Pedrera que se desató esta semana, según informó Claudio Pereyra, jefe de Policía de Rocha a El País. A su vez, indicó que se llegó “a él por la indicación de vecinos” de cómo comenzó el foco ígneo. Su nacionalidad es argentina y vivía en una carpa en un monte en esa localidad de Rocha. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados