BRUTAL ASESINATO

Mató a hombre de 75 años y luego incendió su casa; antes había copado una vivienda y atado a la dueña

Por la escena con la que se encontraron, los investigadores enseguida concluyeron que no estaban frente a una muerte producto de un incendio casual.

Fiscalía de Rivera. Foto: Fernando Ponzetto
Fiscalía de Rivera. Foto: Fernando Ponzetto

El sábado pasado efectivos de la Policía de Rivera, en conjunto con personal de Bomberos, tuvieron que intervenir ante un incendio en una casa ubicada en pleno centro de la ciudad. Allí vivía un hombre de 75 años. Cuando las llamas fueron contenidas, hallaron al propietario muerto.

Por la escena con la que se encontraron, los investigadores enseguida concluyeron que no estaban frente a una muerte producto de un incendio casual. Supieron de inmediato que se trataba de un homicidio y un incendio causado a propósito con el objetivo de no dejar huellas. El cable que encontraron alrededor del cuello de la víctima no dejaba lugar a dudas.

Los investigadores comenzaron por analizar cámaras de viviendas cercanas y también del Ministerio del Interior. Buscaban alguna persona que hubiera entrado o salido del lugar. Gracias a ese análisis, descubrieron a un hombre saliendo de la casa. Tras esto lo empezaron a examinar en detalle: cómo caminaba, hacia dónde iba y qué ropa era la que llevaba.

Los efectivos policiales lograron, así, identificar a un sospechoso: un hombre de 27 años. Tres días después del incendio y tras un trabajo de inteligencia de la Policía, esta persona fue detenida en la vía pública.

Según indicaron fuentes de la investigación a El País, el sospechoso no ofreció resistencia y fue conducido a una sede policial, donde fue indagado por el crimen.

Ante los efectivos, indicaron los informantes, el sospechoso dijo que había quedado de encontrarse con el hombre a las 16 horas del sábado en una plaza y que, desde ahí, se fueron a la vivienda que terminó incendiando.

Dijo además que, tras tomar bastante whisky con la víctima, se dio una discusión por dinero. El detenido dijo que el hombre de 75 años le pegó un golpe en la cara y que, ante eso, fue a buscar una plancha y comenzó ahorcarlo con el cable hasta que lo mató.

Luego agregó ante los efectivos se quedó un tiempo en la casa de la víctima y tomó una campera, un cartón de cigarrillos y una funda de cerveza. Antes de irse decidió prender fuego una sábana de la cama y huir del lugar.

El delincuente narró que, una vez que logró salir, se tomó un taxi hasta el barrio Villa Sonia para consumir pasta base.

El caso cayó en manos de la fiscal Alejandra Domínguez y ayer solicitó a la Justicia imputar al hombre por ser presunto autor de un homicidio muy especialmente agravado e incendio. Pero estos delitos no son lo único por los que la fiscal pidió imputarlo.

Esta persona es además investigada por otros dos hechos ocurridos en Rivera. Uno de ellos fue el copamiento a una casa el 7 de setiembre, once días antes de matar al hombre de 75 años. En ese entonces, según narraron fuentes del caso a El País, el delincuente quería plata para comprar droga. Al pasar frente a la casa de una mujer sacó un arma, la amenazó y le exigió que lo dejara entrar.

Una vez en la vivienda, la víctima logró reunir unos $ 15.000 y se los entregó para que no le hiciera nada. El hombre, además, le robó a la mujer su teléfono celular y luego, según dijo, “lo llevó a una boca de drogas”. Antes de abandonar la casa que había copado, el delincuente ató a la propietaria, trancó la puerta y se llevó las llaves para dejarla encerrada. Desde ahí cruzó la frontera y se fugó a Brasil, pero al volver a Rivera fue detenido.

Además del asesinato, el incendio y el copamiento, el hombre había robado objetos del interior de un auto en los primeros días de septiembre. Según explicaron a El País fuentes de la investigación, el delincuente pasó cerca de un auto y, al ver una campera, ingresó a este y la robó. También hurtó un celular. El detenido dijo ante los efectivos policiales que llevó lo robado a una boca de venta de droga que, por temor, prefirió no identificar.

A pedido de la fiscal Domínguez la Justicia dispuso que el delincuente fuera enviado a prisión preventiva por ser el presunto autor de un delito de homicidio, un delito de incendio, un delito de copamiento y un delito de hurto a un vehículo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados