FEMICIDIO EN MELO

Mató a su esposa de tres disparos y luego se quitó la vida

La pareja, que estaba separada hacía dos meses, tenía dos hijas: una de 20 años y la otra de 15.

La casa donde ocurrió el crimen. Foto: Néstor Araújo
La casa donde ocurrió el crimen. Foto: Néstor Araújo

Un nuevo caso de femicidio se registró en las últimas horas en Melo. Javier Cuello Reyes (45) mató a su esposa, Eva Reyes (44), de tres disparos y luego se quitó la vida. La pareja llevaba dos meses separada y tenía dos hijas: una de 20 años y la otra de 15. El homicida utilizó un revólver calibre 22, el mismo con el que luego se autoeliminó.

Eva vivía sola desde que se había producido la separación. La menor de sus hijas lo hacía con el padre. La otra joven ya se había independizado. La mujer había alquilado una casa para alejarse de su marido, con quien estaba casada hacía 24 años.

El dueño de la vivienda donde residía la mujer, que vive al lado, fue quien encontró su cuerpo. Sintió ruidos, “como que alguien golpeara tres veces”, se asomó afuera y vio que una persona en moto se alejaba de la propiedad. Logró identificarlo como el esposo. Enseguida se acercó a la puerta y comenzó a llamarla. “No salió y entré a la casa. La encontré en el suelo y llamé de inmediato a la Policía”, dijo el hombre a El País.

El vecino reconoció que el matrimonio tenía conflictos y que, la víctima, le había manifestado que tenía "mucho miedo" de que su ex pareja se suicidara a causa de la separación. “El hombre, en los dos meses que estuvieron separados, vino tres veces a la casa y en una de esas visitas le llevó una computadora. El martes le entregó un documento a ella en el que decía que ya no tenía derecho a nada, que todo lo que habían comprado era de él”. Eso preocupó a la mujer que le dijo al propietario de su casa que no iba a poder pagarle el alquiler.

“Yo le dije que no se preocupara y al otro día, el miércoles, ella fue a hablar con su abogado y regresó contenta porque le había dicho que, cuando se divorciara, le pertenecía la mitad de los bienes”, agregó. El vecino dijo que la mujer quería conseguir un trabajo, pero su esposo no la dejaba.

Apenas la Policía llegó al lugar se constató el fallecimiento de Eva. Enseguida salieron en búsqueda del hombre, principal sospechoso tras la declaración del dueño de la casa donde ocurrió el asesinato.

Poco después, la Policía recibió una llamada de que una persona que pasaba por el puente del Paso de la Cruz, en las afueras de Melo, había encontrado el cadáver de un hombre. 

Los efectivos fueron al lugar y constataron que se trataba de Cuello, quien se había atado a la baranda para luego quitarse la vida de un disparo.

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Línea para asistencia a víctimas de violencia doméstica:

Desde una línea fija 08004141
Desde celulares *4141

El servicio es gratuito, confidencial y anónimo y la llamada no queda registrada en la factura. En función de la situación y la demanda planteada se deriva a la persona a servicios y recursos públicos o privados especializados.
Horarios: Lunes a viernes de 8:00 a 24:00hs , sábados y domingos de 8:00 a 20:00hs.

¿Qué hacer ante una situación de violencia? (Red Uruguaya de violencia doméstica)

• Hablalo con personas de tu confianza: familiares, amigas/os, vecinas/os.
• Si decidís hacer una denuncia policial buscá antes el asesoramiento y apoyo de los servicios especializados en violencia doméstica que te dan el Estado y las organizaciones civiles.
• Irte de tu casa porque te maltratan no es abandono de hogar. Si decidís hacerlo dejá una constancia en la Seccional Policial.
• Si estás lastimado, recurrí a cualquier centro asistencial, policlínica o emergencia móvil y pedí un certificado por las lesiones constatadas.
• Evitá estar solo cuando percibas que pueden agredirte.
• Alertá a alguna vecina/o para que pueda ayudarte. Dejá alguna ventana abierta y la puerta sin llave.
• Si el agresor ya no vive en tu casa, no le abras la puerta y si insiste llamá al 911.
• Cuando visite a tus hijos/as evitar estar solo
• Cambiar las rutinas si te persiguen.
• Pedí que te acompañen al salir del trabajo, fijate si el agresor se encuentra en las cercanías para evitarlo y/o llamar a la policía.

Vea el especial Muertas no sueñan

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos