SALTO

Manifestantes levantaron corte de ruta; Policía negocia con representantes

Los Bomberos intervinieron para apagar las cubiertas que fueron encendidas durante las protestas.

FOTOGALERÍA | Levantaron el corte y Bomberos apagó la quema de cubiertas
Los manifestantes levantaron el corte y Bomberos apagó la quema de cubiertas. Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez

Más de mil personas cortaron el ingreso a Salto en reclamo por mayor seguridad para el departamento al que el Ministerio del Interior envió 15 efectivos de la Guardia Republicana este domingo. 

La concentración se realizó en dos puntos: el primero en la zona de La Gaviota, en la intersección de Ruta 3 y la avenida Wilson Ferreira Aldunate, punto de ingreso a la planta urbana; y el segundo frente a la planta de la industria láctea Indulacsa. 

Con carteles, pancartas, altavoces y una quema de cubiertas los vecinos se manifestaron en reclamo por los diversos hechos de inseguridad que se han registrado. "No más muertes, no más robos", "Salto dice basta", protestaron. 

La Justicia emitió una orden de desalojo pero la Policía Caminera no logró impedir el corte de la ruta que finalmente fue levantado a las 18:00. Los camiones de carga, ómnibus de línea y vehículos particulares con cientos de turistas pudieron circular después de esperar varias horas a que la vía fuera liberada.

En la Jefatura de Policía por otra parte continuaron con las negociaciones en procura de mayor seguridad entre el comando y 19 representantes de los vecinos.

Dos horas antes la multitud ya había permitido el paso de los tres móviles de la Guardia Republicana que envió el Ministerio para reprimir la delincuencia.

Bajo aplausos y con la exigencia de resultados los policías pudieron sortear el vallado para ingresar a la ciudad.

Al lugar también llegó el Jefe de Policía de Salto, Oldemar Avero, para ordenarles que se retiraran. Contrario a sus pedidos, los manifestantes lo rodearon y le pidieron más acción y que tanto él como el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, renuncien a su cargo. 

El jefe de Policía, Oldman Avero, fue a dialogar con los manifestantes. Foto: Luis Pérez
El jefe de Policía, Oldman Avero, fue a dialogar con los manifestantes. Foto: Luis Pérez

El crimen del comerciante Néstor Enrique De Mattos ocurrido en la noche del viernes a manos de un rapiñero que lo ejecutó por la espalda, ha sido el disparador de protestas callejeras.

En la tarde de ayer, vecinos convocados por las redes sociales se manifestaron frente a la Plazoleta Benito De Paula, a tres cuadras del lugar del sangriento atraco, y por momentos cortaron la circulación vehicular para reclamar por seguridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)