CRÍMENES Y RUMORES

Maldonado en medio de la guerra narco y “fake news”

Murió otro joven baleado; los crímenes duplican cifra de mayo de 2018.

Pan de Azúcar: un centenar de personas salió a manifestar su angustia ante el accionar de narcos que pelean por el control territorial. Foto: R. Figeuredo
Pan de Azúcar: un centenar de personas salió a manifestar su angustia ante el accionar de narcos que pelean por el control territorial. Foto: R. Figeuredo

En la noche del viernes un joven que viajaba en moto fue baleado en la cabeza, en el barrio San Antonio 2 de Maldonado. Desde la calle Agapito Parabera y Gregorio Sanabria se lo condujo al hospital departamental, en donde poco después falleció.

Según testimonio de un vecino, poco antes llegó a sentirse una ráfaga de disparos.

El joven, de nombre Facundo, era amigo de quienes habrían baleado a integrantes de la banda de los “Pata Blanca” el domingo pasado, cuando dos jóvenes murieron y cuatro resultaron heridos en las inmediaciones de la ciudad de Pan de Azúcar, no bien el auto VW Gol en el que viajaban se aproximó al cruce de las rutas 9 y 93.

Las dos versiones acerca del móvil del crimen de este viernes pasado que se propagaron en el lugar eran ayer muy diversas entre sí. Unos decían que fue por venganza y otros, que la bala no era para Facundo.

Con este asesinato, la cifra de homicidios concretados en Maldonado durante el mes de mayo trepó a 4, el doble que en el mismo mes de 2018, año en que se registró un crimen cada 15 días, según datos del Ministerio del Interior. El primero de la saga fatal se dio el 10 de mayo, en San Carlos, cuando un hombre de 25 años murió a raíz de varios disparos. Los otros dos corresponden a la víctimas de Pan de Azúcar, cuando en la madrugada del pasado domingo un hombre que iba en un auto ByD, y aún no ha sido detenido, vació el cargador de su pistola 9 milímetros contra nueve ocupantes del VW Gol, matando a dos jóvenes e hiriendo a otros cuatro.

A raíz de estos hechos delictivos y otros, en las inmediaciones de Pan de Azúcar pero también en Maldonado y en San Carlos se desarrolló un clima de temor y hasta de pánico, alimentado además por las redes sociales y los rumores sin fundamento. Al punto que en la tarde de ayer algunos vecinos de Pan de Azúcar decidieron movilizarse para dar a conocer lo que consideran una suerte de desamparo.

Rumores y pánico. 

Un ejemplo de la ola de espanto ocurrió en la tarde del pasado lunes, poco después de que un hombre cayera infartado en la peatonal Sarandí, en la esquina con la calle Ituzaingó, en pleno centro. De inmediato, bajo una fuerte lluvia, fue atendido y conducido al hospital público de Maldonado por técnicos de una emergencia móvil, con un diagnóstico preliminar bastante claro o definido.

Sin embargo, por las redes sociales comenzó a circular una foto del infartado, en medio de la calle, expuesto a la furia del temporal.

“¡Ojo gente en el Centro! Mataron al padre de uno de los baleados el otro día. Recién a una cuadra de la comisaría. ¡Está más que bravo Maldonado, a no salir!”, advirtió el autor de la foto.

Muy pronto, la imagen recorrió cada una de las redes sociales existentes en los celulares y todo el mundo repetía que se trataba del padre de uno de los dos jóvenes asesinados en la emboscada registrada en las afueras de la ciudad de Pan de Azúcar, en la madrugada del domingo pasado.

Los comentarios casi de inmediato también ganaron los medios de comunicación locales y entonces los periodistas contactaron a los mandos de la Jefatura de Policía de Maldonado. Tanto el jefe Erode Ruiz, como el vocero de esa repartición oficial, Joe López, estuvieron largo rato desmintiendo que el infartado hubiese sido asesinado en el marco de una guerra de narcos.

Pocos minutos después, otra imagen recorrió el mundo virtual de Maldonado: se trataba de un joven asesinado de varios tiros y con una pistola 9 milímetros a su lado.

Otra vez, tanto Ruiz como López salieron a desmentir que se tratara de un ajuste de cuentas en el barrio Maldonado Nuevo. Era una imagen de un joven asesinado en una ciudad de Brasil que alguien subió diciendo que era de Maldonado.

En medio de los comentarios sobre las dos imágenes, comenzó a llegar a los celulares, vía Whatsapp, una serie de mensajes. Uno de ellos fue el de alguien que imitó la particular voz de un vendedor de publicidad callejera. A través del audio adelantaba un supuesto mensaje de los narcos.

Se advirtió que a partir de las 11:00, no se sabe si de la noche o del día, los violentos delincuentes de Maldonado Nuevo saldrían a tirotearse en las calles del citado barrio fernandino.

En realidad, este audio fue una suerte de parodia de otros mensajes similares que informaron de la muerte de una señora de 84 años en un comercio de San Carlos o de los que recomendaban no concurrir a un conocido centro bailable de Pan de Azúcar en donde, según se anunció, se registraría otro tiroteo entre narcos.

Voces que asustan.

No ya en la lista de rumores pero sí de mensajes por redes que causan un ambiente tenso se ubica el que envió a sus atacantes el delincuente Ricardo Daniel Pérez Rodríguez, alias “El Kane”, herido en el brazo izquierdo, como lo fue su novia en una pierna, cuando viajaban en el Volkswagen Vento.
“El Kane” salió a las redes amenazando sin ambages. “Ustedes gasten plata en bala para matarme, yo mientras tanto señores asesinos kieren (sic) matarme me gasto la plata en mujeres bellas, alcool (sic) y mariguana (sic).. pero agarren antena Novés (sic) que no me importa la vida de ustedes, agan (sic) lo que kieran (sic) aser (sic) pero Ami (sic) déjenme empaz (sic), no tengo tiempo para andar en guerra con incompetentes/ déjenme disfrutar a las hermas mujeres que ay (sic) en esta vida hermosa”, dice su mensaje acompañado de varios emoticones.

“El Kane” recuperó la libertad semanas atrás y su regreso a San Carlos generó la atención y la reacción de quienes aprovecharon su estadía en la cárcel para hacerse de su territorio.

Aclararon un ajuste de cuentas en Melo

Néstor Araújo

La Policía de Cerro Largo logró aclarar el homicidio de un hombre de 41 años, con múltiples antecedentes penales. Fue asesinado el pasado 15 de mayo cerca de la hora 16:45, en Bulevard Francisco Mata y Guardia Nueva, frente a la plazoleta del hospital de Melo. Los testigos del hecho dijeron que dos individuos llegaron en moto y dispararon contra el hombre. Hacía una semana que estaba en libertad en Melo tras pasar varios años preso en el Comcar.

Junto con la detención del responsable intelectual del crimen se capturó a una banda de vendedores de estupefacientes. La investigación comenzó con varios allanamientos y la detención de cinco personas, dos mujeres y tres hombres. Además, se incautaron 15.840 pesos uruguayos, envoltorios conteniendo estupefacientes, dos armas de fuego calibre 22 y dos birrodados.

La Fiscalía de Primer Turno de Melo imputó ante el juez a Y.F.S.G. y solicitó su formalización como coautor de homicidio disponiendo la prisión preventiva por 180 días. Se trata del conductor de la moto. Ahora se busca al autor de los disparos, un hombre que se alojó la noche anterior al crimen en un motel de la ciudad.

Mientras tanto, se dispuso para D.R.G.P. la condena como autora de un delito continuado de suministro de estupefacientes y un delito de tráfico de armas a la pena de 24 meses de prisión, que serán sustituidos por 3 meses de prisión efectiva, 6 meses de prisión domiciliaria total y 15 meses de libertad vigilada. En tanto, I.A.B.B también fue condenado por vender drogas a 9 meses de prisión efectiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)