DOLOR E INDIGNACIÓN

Liceales de Tacuarembó están en shock y asustados por el crimen de Esmeralda Ferraz

Sienten miedo e inseguridad tras la muerte de Esmeralda. “No podemos salir a la calle. Tenemos miedo que nos pase lo mismo que a ella", dijo una de las chicas que ayer participó del entierro de la adolescente.

Escenas de intenso dolor en el entierro de la joven Esmeralda Ferraz en Tacuarembó. Foto: Fernando Ponzetto
Escenas de intenso dolor en el entierro de la joven Esmeralda Ferraz en Tacuarembó. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El cementerio de Tacuarembó se encuentra a unos 100 metros del Liceo N° 5 donde concurría la adolescente Esmeralda Ferraz, de 14 años, violada y asesinada por su tío Sergio M. en la madrugada del viernes 30. Una hora antes del sepelio de Esmeralda sus compañeros salieron del liceo. Y caminaron hacia una plaza que separa el centro de estudios del cementerio. Llevaban en sus manos flores de colores en recuerdo de Esmeralda.

La mayoría de las chicas sienten miedo e inseguridad tras la muerte de Esmeralda. “No podemos salir a la calle. Tenemos miedo que nos pase lo mismo que a ella. Hay otros hombres en Tacuarembó que también violan y están libres. No hay una autoridad que nos dé seguridad en la calle. Y no podemos quedarnos encerradas en nuestras casas”, dijo Manuela (nombre ficticio), mientras giraba en sus manos una flor blanca de papel.

Las autoridades del Liceo N° 5 trataron de contener a los adolescentes. Hubo talleres con una psicóloga y desde que apareció el cuerpo se suspendieron las clases.

Lo que también duele a los liceales es que la muerte de Esmeralda pudo haberse evitado.

Lucía (nombre ficticio) dijo que hubo discusiones entre Esmeralda y un familiar. Por eso, dijo, la adolescente se fue a vivir en esa habitación separada de la casa. “Esmeralda no era de andar bajoneada. Siempre estaba con una actitud positiva. Pero a nosotros nos decía que tenía problemas. Un día nos mostró unos cortes que se había hecho en las piernas y nos dijo que se los hizo porque se había peleado con un familiar. Nadie la atendió o escuchó y pasó lo que pasó”, sostuvo.

Amigas y compañeros de Esmeralda creen que la adolescente estaba expuesta a riesgos al vivir en una habitación separada de la casa. “El tío estaba ahí. Es posible que él la hubiese violado en el pasado. Esperemos que la Policía investigue eso”, sostuvo Miguel, un estudiante de 15 años, compañero de la víctima.

Sepelio de Esmeralda Ferraz en Tacuarembó. Foto: Fernando Ponzetto
Sepelio de Esmeralda Ferraz en Tacuarembó. Foto: Fernando Ponzetto

Las miradas críticas hacia el entorno de Esmeralda también provienen de vecinos. A muchos les llamó la atención que algún familiar de la adolescente no participara en las marchas ni en las búsquedas tras su desaparición el viernes 30.

Luego que se encontró el cuerpo de la adolescente el miércoles pasado, varios vecinos recordaron que el tío asesino ayudaba en la búsqueda y la orientaba hacia un lugar contrario de donde efectivamente había enterrado el cuerpo.

“Es posible que alguien del entorno familiar quisiese encubrir al matador”, dijo un vecino. Y agregó que la Fiscalía y la Policía debían profundizar la investigación en ese sentido.

El miércoles, la fiscal de Tacuarembó, Claudia Lette, solicitó a la jueza Carla Gómez el inicio de la investigación penal contra Sergio M. por un delito de homicidio especialmente agravado (femicidio) y pidió prisión preventiva de 180 días para el acusado. La magistrada hizo lugar a ambas peticiones.

Lette explicó a El País que, por el momento, solo tiene la declaración del asesino, quien detalló con “frialdad inconcebible” cómo violó en dos oportunidades a Esmeralda y luego la estranguló. Agregó que indagará a otros familiares de la víctima para conocer otros detalles del relacionamiento entre Esmeralda y su tío.

Dolor.

La directora del Liceo N° 5 de Tacuarembó, Zenia Ortiz, recuerda a Esmeralda como una adolescente introvertida, pero integrada a su grupo.

Esmeralda cursaba tercer año del liceo en una aula pequeña, donde caben solo 20 bancos. Por eso, dice Ortiz, su vínculo con los compañeros era más estrecho. “Pese a ser introvertida, Esmeralda siempre tenía una sonrisa pronta. Aunque no tenía grandes cantidades de amigos, era muy querida por su grupo y era aceptada por los demás estudiantes. Estaba bien integrada al liceo”, expresa.

La adolescente era una alumna que trabajaba en clase. “Esmeralda tenía una actuación satisfactoria pese a sus inasistencias”, agrega Ortiz.

El Liceo N° 5 lleva adelante una política estricta con respecto a las faltas de sus alumnos. Cuando se detecta una, en forma inmediata una adscripta o una funcionaria llama a los padres para saber los motivos de la misma. Ortiz dice que las inasistencias de Esmeralda se debían a que vivía en el barrio Godoy, ubicado a unos 5 kilómetros del liceo, y en ocasiones se dificultaba por la lluvia la llegada de la adolescente a la parada de ómnibus.

También faltaba por motivos de enfermedad. “Siempre atendía su padre nuestras llamadas. Cuando hay alerta climática consideramos las inasistencias por las dificultades que ella tenía de acceder a una línea de transporte”, dice la directora.

Movilización en Tacuarembó por el femicidio de Esmeralda. Foto: Fernando Ponzetto
Movilización en Tacuarembó por el femicidio de Esmeralda. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo).

Entre los liceales trascendió ayer que Esmeralda sufrió episodios de violencia doméstica. Ortiz afirmó que en ningún momento la adolescente manifestó que eso sucediera.

El asesinato conmovió a muchos estudiantes del Liceo N° 5. Por esa razón, la dirección del liceo decidió la suspensión de las clases el miércoles y ayer.

Hubo padres que enviaron igualmente a sus hijos al liceo, y estos participaron en talleres organizados por la psicóloga de Diagnóstico Integral de Estudiantes (DIE), Sandra López, que cuenta con un equipo multidisciplinario para atender este tipo de casos. También participaron adscriptos y funcionarios del liceo. Es decir, el centro de estudios se mantuvo abierto como espacio de contención para aquellos estudiantes más impactados por la muerte o que tenían un vínculo más cercano con Esmeralda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)