POLICIALES

Una joven de 20 años apuñaló a dos personas en la misma tarde en Durazno

La agresora fue golpeada y abusada sexualmente en julio de 2019 por dos militares, quienes fueron condenados a ocho y nueve años de prisión.

Patrullero de la policía. Foto: Estefanía Leal.
Patrullero de la policía. Foto: Estefanía Leal.

Una mujer de 20 años, con consumo problemático de drogas, apuñaló a dos personas en la tarde del sábado en la ciudad de Durazno. La joven salió de su casa, ubicada en el barrio Cementerio, con una tijera en su mano y vestida solamente con una camiseta y ropa interior, y a pocas cuadras atacó por la espalda a una conocida de la misma edad.

Las dos habían ido juntas a una boca de droga, esa misma mañana. Luego de apuñalarla, un hombre de 55 años que conocía a la agresora, la levantó en su moto y la llevó a la zona este de la ciudad, al barrio Buem. Luego él también fue apuñalado por la mujer, en su cintura y cuello, según detalló Radio Durazno.

Ambas personas resultaron heridas y fueron trasladadas de urgencia al hospital. Actualmente se encuentran fuera de peligro, aunque la joven que recibió las puñaladas estuvo en una situación muy crítica.

La agresora fue detenida en el barrio donde apuñaló al hombre, dado que la Policía la venía siguiendo luego de que le informaron sobre el primer intento de homicidio. Al realizarle el examen toxicólogo, el mismo arrojó que había consumido varias drogas, entre ellas pasta base.

Según consignó el programa radial Alternativa Durazno, la joven declaró ayer en Fiscalía y se encuentra cumpliendo prisión preventiva. Según supo El País, el hombre que fue víctima de las puñaladas le ofrecía cobijo a la joven de 20 años y le suministraba droga a cambio de sexo. Se presume que la agresora será enviada a un centro de rehabilitación antes de que ingrese a una unidad penitenciara, en caso de que la Justicia así lo determine. Los padres, por su parte, buscan una clínica privada para tratar a su hija.

Antecedente.

A su vez, la agresora fue golpeada y abusada sexualmente en julio de 2019 por dos militares en Durazno. Dos soldados llevaron a la joven, que en aquel momento tenía 17, hasta un predio ubicado en las afueras de la ciudad. Allí ambos militares consumieron cocaína y la obligaron a hacer lo mismo, según explicó la fiscal del caso en su momento.

Posteriormente, le solicitaron tener relaciones sexuales, pero la chica se negó. Le ofrecieron dinero y ella volvió a negarse. Tras mantener la presión, la joven accedió. Después, ella intentó huir del lugar, pero los soldados la golpearon hasta que perdió el conocimiento. Al despertar estaba sola y semidesnuda en el medio del campo. Los militares, de 42 y 37 años, fueron condenados a ocho y nueve años de prisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados