INSEGURIDAD

Investigan fallas en plan de seguridad para el clásico entre Nacional y Peñarol 

AUF denuncia que no funcionó zona de exclusión pactada.

Clásico femenino entre Nacional y Peñarol. Foto: Leonardo Mainé
Clásico femenino entre Nacional y Peñarol. Foto: Leonardo Mainé

En la jornada de ayer la policía seguía investigando las imágenes de cámaras de videovigilancia que captaron los actos de violencia protagonizados por hinchas de Peñarol y Nacional antes y después del clásico de fútbol femenino jugado el pasado sábado, en el estadio tricolor del barrio La Blanqueada.

El ministro del Interior Eduardo Bonomi manifestó ayer que “hubo gente que planificó generar un problema en un fútbol que hacía prácticamente dos años que no tenía grandes problemas”. Durante la rendición de cuentas de lo hecho por el gobierno a tres años del tornado que arrasó con un tercio de la ciudad de Dolores, Bonomi consideró que la tranquilidad de los últimos tiempos en las canchas “daba a pensar que habíamos superado una época complicada; era un clásico sí, pero que no tenía inconvenientes hasta el momento”.

El jefe de Seguridad de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Rafael Peña, aseguró en cambio que los incidentes ocurrieron porque “hubo una falla notoria en el operativo”.

Peña destacó el despliegue de guardias de seguridad que dispuso Nacional dentro de su estadio, pero recordó que el clima caliente pudo palparse antes del partido a través de las redes sociales. “Un grupo de entre 50 y 100 personas se presentó en el escenario deportivo para generar problemas”, declaró Peña a la radio dedicada a deportes Sport 890.

En la previa al encuentro, que ganó Peñarol 2-1 consagrándose campeón del Torneo Apertura, en las puertas habilitadas para el ingreso de los locales se dieron los primeros encontronazos entre parciales.

Hinchas de Peñarol iniciaron una pedrea, rompiendo vidrios de diez autos y de casas, y acosando a hinchas tricolores que esperaban entrar al estadio y terminaron promoviendo una “avalancha”, según el Ministerio del Interior.

A propósito de eso, Peña sostuvo que en realidad no hubo ninguna “avalancha” ya que ese término se emplea en seguridad deportiva para accesos compulsivos de personas sin entrada. Y en este caso el personal de recaudación actuó correctamente cuando “decidió abrir los controles para que pudiera ingresar esa cola de gente con entradas, de modo de no ser alcanzados por la gente que venía generando desórdenes más atrás”.

Los parciales de Nacional que ocasionaron desmanes y también atentaron contra vehículos, incluidos los patrulleros policiales, actuaron después de finalizado el partido y nunca habían estado dentro del estadio sino que se quedaron en las afueras, cantando y disparando pirotecnia.

Reclamos cruzados

Nacional presentó denuncia penal por los incidentes y su comisión directiva trató ayer el tema. La Dirección de la Policía Nacional se reunió con todas las unidades que participaron del operativo. La AUF se pregunta por qué no funcionó la zona de exclusión pactada. Los vecinos afectados ya hicieron reclamos a Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)