POLÉMICA

Interior removió a director de cárcel de Tacuarembó e investiga pelea donde policía mira y no interviene

En el video se observa cómo dos reclusos protagonizan una pelea a golpes de puño y el policía que allí se encuentra no interviene para finalizarla.

Pelea en la cárcel de Tacuarembó. Foto: captura.
Dos reclusos, ante la mirada de un guardia policial, se pelean en el patio de la cárcel. Foto: Captura

Como si fuera un ring de kickboxing, pero en el medio del patio de la cárcel de Tacuarembó (Unidad Nº 26), dos reclusos se toman a golpes. El público que observa son otros privados de libertad que, detrás de las rejas, celebran y arengan la pelea.

La escena violenta, que incluye piñas y patadas, es mediada por un policía que cumple la función de un árbitro de kickboxing. Solo interviene cuando uno de los dos reclusos termina en el piso. Ahí los separa y se vuelve a alejar para que los golpes sigan con ambos rivales de pie.

Aunque parece una escena de película, este hecho sucedió en una cárcel de Tacuarembó y las imágenes, que filmaron los propios reclusos que arengaban y miraban la pelea, comenzó a circular en las redes sociales.

Como consecuencia de este hecho el Ministerio del Interior informó ayer que el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) determinó el relevo del director de la cárcel del departamento, Antonio Dos Santos, y designó en su lugar al subdirector de la Unidad Nº 21 de Artigas, Luis Viera.

Además de la destitución del director de la cárcel de Tacuarembó, se resolvió hacer una investigación interna de carácter urgente para determinar responsabilidades en lo que ocurrió. Para el efectivo que aparece en las imágenes, en tanto, ya se inicio un sumario.

La investigación estará a cargo de la comisaria mayor Mónica Mello, directora de la Unidad Nº 12 (Cárcel de Cerro Carancho) de Rivera.

Según indicaron fuentes del Ministerio del Interior a El País, Mello viajará hoy hacia el centro penitenciario donde ocurrió la pelea entre los reclusos.

Una vez allí tomará actas a todos los funcionarios que estaban de turno y realizará un análisis de lo sucedido para, después, indicar los pasos a seguir.

La encargada de la indagatoria se expedirá en las próximas 48 horas y el Ministerio del Interior dispondrá sumarios para todos los efectivos que Mello determine.

En el video, el guardia de la cárcel no solo no interviene para detener la pelea entre los reclusos, sino que la observa como si fuera una situación normal y deja que uno de los reclusos golpee en el piso varios segundos a otro. Luego los separa y deja que se vuelvan a golpear.

Dentro de la indagatoria se investigará también si la guardia policial abrió el pabellón para facilitar que ocurriera la pelea.

La filmación fue compartida por el abogado del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo (Sifpom), Andrés Ojeda, a través de Twitter. “Este video de la cárcel de Tacuarembó es indignante, genera una mezcla entre tristeza y bronca ver a policías que permiten y arengan semejante atrocidad”, escribió.

Consultado por El País, el comisionado parlamentario para el sistema penitenciario, Juan Miguel Petit, indicó que “las imágenes hablan por sí solas” y que “son una muestra de cómo emerge la violencia cuando los espacios de la vida cotidiana no son llenados por actividades humanizantes”.

En ese sentido, Petit reflexionó: “Todo indica que se llegó a una naturalización de la violencia, donde algunos funcionarios perdieron los puntos de referencia. Por eso insistimos tanto en que deben existir equipos multidisciplinarios, contraposición de miradas profesionales diferentes, para que no se generen agujeros negros, vacíos, donde emerge la violencia”.

Petit destacó que las autoridades “reaccionaron rápidamente” ante lo ocurrido. “Dieron una señal clara: las cárceles deben ser espacios de rehabilitación, de educación y de paz, y todos los días allí se debe luchar contra la violencia en todas sus formas”, argumentó, y concluyó: “Creo que la señal es muy nítida, cuando no hay contenidos que humanicen, ese vacío lo llena alguna forma de violencia”.

Una cárcel con 279 privados de libertad

La Unidad Nº 26, de Tacuarembó, cuenta con 279 personas privadas de libertad. En ese centro penitenciario existen diferentes sectores. Un centro de reclusión, una chacra y un pabellón destinado a mujeres. En el lugar hay 145 hombres y 25 mujeres. Según indicaron a El País fuentes de la cartera, el centro penitenciario no cuenta con celdas sino con pabellones. El episodio de violencia entre dos reclusos ocurrió en el patio del centro penitenciario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados