MINISTERIO DEL INTERIOR

13 móviles de respuesta, 5 días y 67 llamadas de la Policía por una broma al 911

Semanas atrás una pareja llamó más de 100 veces al servicio de emergencia para alertar por un caso de violencia doméstica que tras movilizar durante varios días a la Policía, terminó siendo una broma.

Arresto: la Policía capturó a los agresores tras presentarse en la firma para la que trabajaban como camioneros. Foto: Darwin Borrelli.
Foto: Darwin Borrelli.

Trece móviles de respuesta, cinco días y 67 llamados destinó el Ministerio del Interior semanas atrás para atender un caso de violencia doméstica con una mujer potencialmente herida. Un caso que resultó siendo falso.

La directora del Centro de Comando Unificado (CCU), Ana Sosa, relató la experiencia a Unicom y remarcó la pérdida de tiempo que generan las llamadas falsas al 911.

Mensualmente el CCU atiende 30.000 llamadas a través del 911. Estas son el 40% de las que recibe en efecto el Centro. El otro 60% son llamadas residuales, bromas, insultos, pedir información.

El 24 de julio pasado un hombre y una mujer llamaron al 911 para poner en conocimiento de una situación de violencia doméstica. En la llamada se expresaba que la mujer había sido lesionada por el hombre. En total se realizaron 112 llamados al 911 para dar información de este caso. Si bien se mencionaba el hecho de violencia, no se daba información clara de la ubicación de las personas por lo que la policía no podía dar con la víctima.

“Estuvimos cinco días trabajando con esta situación que resultó ser una broma”, dijo Sosa quien aclaró que la policía realizó  67 contactos para recabar mayor información y dar con las personas.

Además, se utilizaron 13 móviles de la respuesta de Montevideo lo que implicó aproximadamente 16 horas con 30 minutos de ocupación de recursos de respuesta en la calle porque si bien las personas daban dos nombres de calles no decían el número de puerta de la vivienda.

El Ministerio del Interior constató finalmente que se trataba de una broma y el caso fue derivado a la Justicia. “El juez competente dispuso el procesamiento de ambas personas por simulación de delito. Que la Justicia haya operado de esa forma es sumamente importante”, dijo Sosa.

Sosa expresó la preocupación del ministerio por esta problemática que son la cantidad de bromas que personas realizan al 911.

Si bien por decreto se estipuló que quien  realice reiteradas llamadas en broma al 911 va a tener dado de baja su número telefónico, Sosa dijo que la actitud persiste.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º