POLICIALES

Imputado por el femicidio de Amparo Fernández cambió la versión de cómo murió

La reconstrucción prevista para este lunes implicaba recorrer un trayecto de unos 35 kilómetros, donde presuntamente dijo que había arrojado el cuerpo. Pero luego cambió la versión.

Continúa la búsqueda de Amparo Fernández. Foto: Victor Darwin Rodríguez
Búsqueda de Amparo Fernández. Foto: Victor Darwin Rodríguez  archivo El País

El imputado por el femicidio de Amparo Fernández, la mujer de 36 años, oriunda del departamento de Paysandú que el 28 de junio pasado fue asesinada en una zona cercana a Sarandí Grande (Florida), cambió su versión de lo sucedido y suspendió a último momento la reconstrucción del crimen, previsto para este lunes. 

El juez del caso, Diego Prieto, dijo que el principal sospechoso de asesinar a Fernández, un hombre de 34 años imputado el 5 de julio con 180 días de prisión preventiva, manifestó que “iba a dar una versión distinta y que iba a cambiar su declaración, entonces en lugar de proceder a la reconstrucción se procede a tomar la declaración, a pedido del imputado en presencia de su defensa y de las fiscales del caso”, según declaraciones recogidas por Telemundo.

El principal sospechoso había dicho que Fernández había fallecido por un accidente y que él, asustado, arrojó su cuerpo al río Yi. Sin embargo, Zully Dotti, amiga de Amparo, dijo este lunes en rueda de prensa que su cambio de versión implica de que “él la acompañó a la parada, vinieron cuatro matones y se la arrancaron y él tuvo que traerlos a buscar la ropa, y ellos se la llevaron”.

La reconstrucción prevista para este lunes pretendía recorrer todo el trayecto de unos 35 kilómetros, desde la estancia donde el hombre dijo que la mujer había muerto hasta el puente Polanco del Yi, donde afirmó que había arrojado el cuerpo, versión que luego cambió.

Amparo Fernández trabajaba en una policlínica de ASSE en Paysandú, en el mismo barrio donde vivía junto a sus tres hijos, la zona conocida como Municipales 2.

El imputado, de iniciales L.D.O. y de 34 años de edad, vivía en Sarandí Grande y conoció a la víctima en una cabalgata. Posteriormente siguió en contacto y fue ganándose su confianza a través de intercambios en redes sociales.

L.D.O. fue muy persistente en su afán de lograr congraciarse con quien se convertiría en su víctima. La invitó a concurrir a Sarandí Grande, para, supuestamente, entregarle en obsequio un caballo, que era una pasión de la mujer, afín a las cabalgatas y a las actividades ecuestres.

Amparo aceptó viajar, pero con la idea de volver a los dos días porque en su casa esperaban sus hijos.

Viajó un viernes y tenía previsto retornar el domingo siguiente de tarde.

El lunes debía abrir como de costumbre las puertas de su lugar de trabajo. No lo hizo y no avisó, lo cual resultó "raro" en una persona tan aplicada y responsable.

Al pasar un día más allá de lo previsto y percatarse familiares y compañeros de trabajo en Paysandú de su ausencia (Amparo tenía pasaje de retorno marcado con fecha y hora en una agencia interdepartamental), se radicó la denuncia policial y comenzaron las averiguaciones y el nerviosismo, hasta que se supo el desenlace fatal.

La reconstrucción que no fue 

La instancia de reconstrucción, que estaba prevista inicialmente por las autoridades judiciales y policiales para el pasado viernes 13 de setiembre, fue postergada y finalmente fechada para este lunes 23 de setiembre bajo estrictas medidas de seguridad dispuestas por la Jefatura de Policía de Florida, a cargo del José Chavát, pero no llegó a realizarse. 

La tarea tenía previsto desde las 9.30 horas reconstruir todos los pasos dados por el implicado, desde la garita ubicada en ruta 5 en Sarandí Grande, hasta la estancia en la que L.D.O, realizaba tareas zafrales (su hermano es el capataz), ubicada a unos 35 kilómetros del lugar donde presuntamente el cuerpo fue lanzado al agua.

La reconstrucción, que entre los elementos de uso disponía de dos maniquí de distinto peso y tamaño, como forma de interpretar y de registrar con exactitud todos los movimientos de traslado en moto del cuerpo de la mujer y el momento en el que se desprendió del mismo arrojándola al Yi, finalmente no fue necesaria, dado que el imputado cambió la versión drásticamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)