JUSTICIA

Quedó en libertad el hombre que mató a un vecino en Peñarol; fiscal le impuso medidas limitativas

Consultada sobre si se trató de un hecho de legítima defensa, respondió que eso "es parte de la investigación y lo que hay que determinar".

Fiscal: Adriana Edelman estuvo en el lugar. Foto: Fernando Ponzetto
Fiscal: Adriana Edelman. Foto: Fernando Ponzetto | archivo El País.

La investigación en torno al caso en que un hombre de 72 años mató a otro de 28 supuestamente pensando que era un ladrón aún continúa. Mientras se investiga, el hombre que disparó quedará en libertad pero con medidas limitativas. Estas medidas son: fijación el domicilio, prohibición de salir del país y prohibición de comunicarse con la familia de la víctima. Así lo solicitó hoy la fiscal de Homicidios Adriana Edelman al vencerse el plazo legal de 48 horas de tener a una persona detenida.

El hecho, que ocurrió el martes a las 16:00 horas en el barrio Peñarol, ha tenido ciertas complejidades y “mutó”, según Edelman, en los dos días que se lleva investigando. La fiscal pidió ahora que se amplíe una pericia de balística y otra forense. Y estas serán clave para poder concluir si el hombre de 72 años actuó en legítima defensa o no. Con esas pruebas Edelman pretende determinar es si el disparo fue directo o si rebotó y terminó impactando en la cabeza del hombre que, según declararon desde su entorno, había subido a una azotea a arreglar el cable de un vecino. La casa donde residía el fallecido hacía tres semanas está ubicada en un pasillo donde hay varias viviendas.

Luego de disparar y herir de muerte al joven, el hombre llamó a la Policía y entregó el arma. Esto influyó en que la fiscal solicitara medidas limitativas de libertad. Edelman también le tomó declaración al vecino que tenía el cable roto. Este dijo que le habían robado cables hacía dos días, pero que no le había pedido a nadie que lo arreglara. “El vecino dice que a él le habían cortado y robado cable”, explicó Edelman y agregó: “Vi cable cortado pero también falta cable”.

La representante del Ministerio Público indicó que el hombre de 72 años le disparó al de 28 “prácticamente” cuando estaba en su azotea y que el cuerpo cayó en “el límite de la propiedad”. Si bien Edelman no tomó aún una decisión, aclaró que la investigación ha avanzado mucho en las últimas horas, y comentó: “Estos casos siempre son complejos tanto desde el punto de vista de la circunstancia del hecho, como de la prueba y como del derecho. Requieren una elaboración”.

Versiones.

La pareja del fallecido había contado a El País que estaban en su casa, recién despertados de una siesta, y que el joven de 28 le dijo que iba a ir arreglar el cable del vecino que se veía roto. Ella, dijo, lo esperó con un mate pronto. Y fue en ese momento que se dio el disparo que lo terminó matando. La esposa de quien disparó, a su vez, narró que esa persona no era vecino y que “había robado al vecino del fondo”.

El fallecido había robado

Fuentes de la investigación comentaron a El País que el joven asesinado había cometido un hurto días antes de que lo matara su vecino. Y, por este hecho, estaba cumpliendo con el régimen de libertad a prueba. Testigos relataron a la fiscal Edelman que habría cometido delitos desde que se había mudado a Peñarol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados