SEXTO CASO EN LO QUE VA DEL AÑO

Femicidios sin límite: mató a su expareja embarazada

El asesino, de 25 años, se entregó a la Policía en el balneario La Coronilla

Rocha: El último femicidio movilizó a la Policía y a la sociedad. Foto: archivo El País.
Rocha: El último femicidio movilizó a la Policía y a la sociedad. Foto: archivo El País.

El sexto femicidio en lo que va del año ocurrió el sábado en La Coronilla, confirmando que este tipo de delito no tiene techo, ni límites. En este apacible balneario rochense, un sujeto mató a su expareja que se encontraba embarazada de cinco meses.

El matador, de 25 años, había sido denunciado por la mujer por violencia doméstica. Pero se habían reconciliado y ella viajó a verlo; cuando llegó, el sujeto la mató.

Según informó radio Monte Carlo, el hecho ocurrió el sábado detrás de un monte que se encuentra cerca de la comisaría del balneario. La mujer tenía 30 años y estaba embarazada de cinco meses. Dejó además otros cinco hijos.

Según los primeros datos de la investigación, el asesino la ahorcó y luego la degolló.

Hace un tiempo la víctima lo había denunciado por violencia doméstica y se había ido a vivir a Castillos. Pero recientemente habían decidido encontrarse para hablar, por lo que ella viajó en ómnibus hasta La Coronilla. Apenas bajó del ómnibus, el hombre la agredió. Luego de matarla, se entregó a la Policía.

Salto.

En tanto, la Justicia determinó en la mañana de ayer la prisión preventiva por el término de 150 días para el hombre acusado de matar a su expareja y a uno de los policías que ejercían su custodia, en un hecho ocurrido el jueves en una finca de barrio Umpierre.

El indagado fue trasladado en camilla en una ambulancia de ASSE desde el hospital hasta la sede penal a la hora 9:00 y permaneció allí hasta las 10:30. Luego fue subido por la parte trasera del vehículo, en la misma camilla, mientras se tapaba la cara (foto superior). Quedó bajo custodia del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y no se descarta que se lo derive en breve a un centro de reclusión de Montevideo.

 

Mató a su ex en La Coronilla y se enregó a la Policía. Foto: Diego Landache / Tiempo de Noticias
Foto: Diego Landache / Tiempo de Noticias

La jueza de 8º Turno, Lucía Granucci, dijo a El País que se concretó la audiencia de formalización a solicitud de la Fiscalía. “Él no declaró y se dispuso la medida cautelar a la prisión preventiva”, acotó la magistrada. Asimismo Granucci señaló que el acusado, Cleomedes Medina, va a ser visto por un médico forense debido a su estado de salud, que definió como “complicado”, indicando que la preventiva es por 150 días para llegar al juicio oral.

La audiencia se concretó para explicarle al detenido los motivos por los cuales estaba siendo investigado. “No expresó querer declarar y no lo hizo”, anotó la magistrada, quien también precisó que por el momento no está previsto realizar la reconstrucción del doble homicidio.

La instancia de traslado desde el hospital de ASSE hasta la sede penal de la calle Artigas se realizó bajo un fuerte operativo policial, que incluyó cortes de calles y vallados por el impacto social que ha tenido el tema.

Calvario.

El 8 de marzo se transformó en un día de horror en Salto, que se expandió a todo el país en una jornada que se preparaba para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Según el texto de la formalización de la investigación, la víctima había sido amenazada de muerte varias veces por su expareja “cuando le planteaba la separación” y en momentos en que amenazaba con hacer la denuncia por violencia doméstica. No obstante, hacía unas tres semanas que la mujer había logrado finalizar la relación, y el hombre se había ido a vivir con su madre.

“El día 07 de marzo del corriente, en horas de la tarde, C recibió en su teléfono celular una llamada de M en la cual éste le manifestó que la iba a matar sea como sea y en el lugar que sea. La forma en que se expresó M y la convicción de sus palabras motivó que C aproximadamente a las 17 horas de ese mismo día efectuara la denuncia correspondiente en la Unidad de Violencia Doméstica y Género de la Jefatura de Policía de Salto”, señala el documento judicial.

Olga Costa (45) dormía en un cuarto. Dos de sus hijos estaban en otra habitación y los dos uniformados -los cabos Fernando Farinha y Franco Lemos- montaban guardia en el salón de la casa. Farinha (41 años), falleció en el ataque y su compañero resultó herido. El policía asesinado era padre de tres hijos de uno, 14 y 20 años.

INFORMACIÓN ÚLTIL

VIOLENCIA DOMÉSTICA:

Línea para asistencia a víctimas de violencia doméstica:

Desde una línea fija 08004141
Desde celulares *4141

El servicio es gratuito, confidencial y anónimo y la llamada no queda registrada en la factura. En función de la situación y la demanda planteada se deriva a la persona a servicios y recursos públicos o privados especializados.
Horarios: Lunes a viernes de 8:00 a 24:00hs , sábados y domingos de 8:00 a 20:00hs.

¿Qué hacer ante una situación de violencia? (Red Uruguaya de violencia doméstica)

• Hablalo con personas de tu confianza: familiares, amigas/os, vecinas/os.
• Si decidís hacer una denuncia policial buscá antes el asesoramiento y apoyo de los servicios especializados en violencia doméstica que te dan el Estado y las organizaciones civiles.
• Irte de tu casa porque te maltratan no es abandono de hogar. Si decidís hacerlo dejá una constancia en la Seccional Policial.
• Si estás lastimado, recurrí a cualquier centro asistencial, policlínica o emergencia móvil y pedí un certificado por las lesiones constatadas.
• Evitá estar solo cuando percibas que pueden agredirte.
• Alertá a alguna vecina/o para que pueda ayudarte. Dejá alguna ventana abierta y la puerta sin llave.
• Si el agresor ya no vive en tu casa, no le abras la puerta y si insiste llamá al 911.
• Cuando visite a tus hijos/as evitar estar solo
• Cambiar las rutinas si te persiguen.
• Pedí que te acompañen al salir del trabajo, fijate si el agresor se encuentra en las cercanías para evitarlo y/o llamar a la policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos