MANIOBRA DELICTIVA

Primero por Facebook y luego por llamada: así funciona la estafa que detectaron en Canelones

Envían una solicitud de amistad para establecer el primer contacto. Si la persona cae en esta primera trampa los estafadores ya tienen transitado el 50% de su recorrido.

Persona ingresando a Facebook. Foto: AFP
Los delincuentes realizan el primer contacto a través de Facebook, después llaman. Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Lo primero que los delincuentes hacen es abrirse un perfil falso en Facebook con el rostro y el nombre de un familiar de la futura víctima. Luego envían una solicitud de amistad para establecer el primer contacto. Si la persona cae en esta primera trampa los estafadores ya tienen transitado el 50% de su recorrido.

Enseguida que son aceptados en la red social empieza la conversación. Parte del truco está en no perder el tiempo, el engaño debe ser perpetrado de inmediato. Uno de los delincuentes (que para el usuario no es más que un conocido familiar) primero le dirá que está en el exterior, luego que vuelve para visitarlo y después que precisa que le deposite dinero en una cuenta.

En Canelones la Policía ya recibió dos denuncias por este tipo de estafa, pero sospechan que los casos son muchos más. Estos sucedieron en Paso Carrasco.

La estafa.

En uno de los episodios se hicieron pasar por el sobrino de una mujer, el que justamente vive en el exterior del país. Entablaron una conversación por chat en la que el falso sobrino dijo que estaba a punto de volver a Uruguay para darle una sorpresa a toda la familia, así que lo mejor era no contarle esto a nadie.

Días después el delincuente le dijo a la estafada que estaba varado en un aeropuerto de Bolivia y que le habían retenido el equipaje. Para corroborar su relato le envió distintas fotos de valijas y le pidió US$ 250 para liberarlas. La víctima, además, recibió una llamada de una mujer que decía ser parte de una aerolínea y que corroboraba lo que le había relatado su sobrino apócrifo.

De esta manera los estafadores atacan por dos francos: usan el perfil falso del familiar que pide dinero y avisa que está viajando, y luego llaman simulando ser de la propia aerolínea confirmando el relato. El otro caso de estafa que se dio en Paso Carrasco, según indicaron fuentes policiales, “fue similar” a este.

La Policía pudo detectar, además, que las llamadas telefónicas que se hicieron en las dos estafas desde las supuestas aerolíneas fueron realizadas con números de Bolivia.

A raíz de esto la Jefatura de Canelones emitió un comunicado para alertar a la población. “Las víctimas reciben mensajes por la aplicación de WhatsApp de familiares que se encuentran residiendo en el exterior, solicitándoles dinero para recuperar equipaje, el cual se extravió y se encuentra en el país de Bolivia. Luego reciben mensajes con el prefijo +591 (Bolivia) donde les manifiestan ser empleados de agencias de viajes, enviándoles fotos de valijas, solicitándoles un depósito en dólares para recuperarlas”, informó el texto. Y agregó: “se solicita a la población, de recibir esta clase de mensaje, informar a la seccional más cercana o a los Servicios de Emergencia 911”.

Hombre usando el celular. Foto: Archivo El País
Hombre usando el celular. Foto: Archivo El País

Estas dos denuncias se suman a otras tres estafas que habían sucedido Canelones, pero con otra modalidad. En el balneario La Floresta comerciantes alertaron que recibieron llamadas telefónicas donde les decían que tenían videos que demostraban que en sus locales se incumplían los protocolos sanitarios. Los delincuentes, luego, les pedían dinero a cambio de que las imágenes no llegaran a Fiscalía y así evitaban una multa mayor.

Este método de extorsión se detectó primero en Rocha. Fuentes policiales de ese departamento indicaron a El País que también hubo casos en Maldonado.

Recomendación de Interpol ante estafas

En los últimos días el Ministerio del Interior divulgó las recomendaciones del director de la Dirección General de Lucha contra el Crimen Organizado e Interpol, Juan Rodríguez, para detectar posibles estafas. “Lo que se recomienda es pensar cuando reciben una comunicación telefónica o un mensaje, analizar la situación que le está exponiendo el comunicador desde el oro lado y no depositar dinero o girar dinero. Dar cuenta a un familiar de esa situación”, indicó Rodríguez.

Por otro lado, el jerarca llamó a estar atento y confirmar la versión de la persona que le habla y no dar información a desconocidos. Rodríguez explicó que la mayoría de las veces las víctimas caen en las estafas por buscar obtener un beneficio “como puede ser un préstamo, el premio de un supuesto sorteo que ganó”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados