Argentina

El exsuegro lo mató tras divorciarse de su hija

Era uno de los nietos del fundador de “Churros Manolo”.

El crimen ocurrió en el edificio donde ambos vivían en Mar del Plata. Foto: La Nación (GDA)
El crimen ocurrió en el edificio donde ambos vivían en Mar del Plata. Foto: La Nación (GDA)

Uno de los nietos del fundador de la cadena de churros "Manolo", que surgió primero en España y luego alcanzó popularidad al instalarse en Punta del Este, fue asesinado en Argentina. Se trata del empresario uruguayo Juan Manuel Santurian, de 63 años, que fue ultimado de cuatro disparos por su exsuegro, quien se suicidó en la escena del crimen de un tiro en el pecho. Ocurrió en Mar del Plata.

Se cree que los motivos del ataque, si es que alguna vez se llegan a conocer, no irán más allá de fuertes diferencias en el contexto familiar o cuestiones de intereses económicos vinculados con una relación de pareja que se rompió hace poco tiempo.

"Una u otra hipótesis, todo será hurgar en miserias", dijo uno de los investigadores del caso. Según dijeron, "todo lució planificado". El cruce entre Santurian y el padre de su exmujer Miguel Ángel García, de 70 años, se dio en la mañana de ayer en la cochera del edificio del barrio La Perla en el que ambos vivían, en distintos departamentos.

El homicida esperó en el interior de su vehículo y recién bajó cuando tuvo a la víctima a la vista. En ese momento disparó varias veces la pistola Tanfoglio 40 registrada a su nombre. No hay testigos de ese momento y las cámaras de seguridad del lugar tampoco lograron captar el sangriento final.

Personal de seguridad de la torre Boghoss II dio aviso a la Policía tras escuchar los estruendos. El cuerpo de Santurian estaba tendido a pocos pasos de su moderno automóvil Mercedes Benz. Todavía tenía la llave en el bolsillo. El cadáver de García, en tanto, estaba a un par de metros, contra una pared.

"No sabemos cuál fue el problema puntual, pero lo del divorcio de Santurian no es nuevo, viene de hace algún tiempo", contó a La Nación una persona que conoce a la familia desde hace más de 20 años. Sí se pudo saber que el exsuegro estaba pasando por un mal momento anímico por la separación de su hija. García tenía una vivienda lista para mudarse. "Quería irse ya del edificio de Santurian", confió una fuente.

Negocio familiar.

Santurian, oriundo de Montevideo, dejó Uruguay a fines de los años setenta y se radicó en Mar del Plata donde abrió una casa de venta de churros denominada "Manolo", igual que la uruguaya. Hoy son tres las sucursales en ese balneario. También era el propietario del comercio del mismo nombre ubicado sobre la avenida Collins de Miami, en EE.UU.

La víctima era hijo de Manuela, una de las tres hijas de Manuel "Manolo" Benito, quien abrió en los años cincuenta el primer local de churros en Montevideo con ese mítico nombre. Actualmente, la empresa uruguaya es propiedad de los hijos de Aracela, otra de las hijas de "Manolo". Solo existen lazos de parentesco y ninguna vinculación comercial con el empresario uruguayo asesinado en Mar del Plata, según dijeron familiares a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados