Inseguridad

Explotaron otro cajero que no tiene entintado y ya van 71 ataques

Ocurrió en una sucursal del Banco República de Malvín, ubicada en Avenida Italia y Solferino

El BROU no difundió el monto que fue robado de su sucursal. Foto: F. Flores
El BROU no difundió el monto que fue robado de su sucursal. Foto: F. Flores

Otro cajero fue explotado en la madrugada de ayer en la zona de Malvín. El hecho ocurrió en una sucursal del Banco República (BROU), ubicada en Avenida Italia y Solferino.

Según confirmó El País, el cajero no contaba con el sistema de entintado que inutiliza los billetes una vez que el dispositivo es explotado. Fuentes del Brou señalaron que no darán a conocer el monto que se llevaron los delincuentes.

Veinticuatro horas antes, otro cajero de Scotiabank, ubicado en el cruce de las calles Millán y Eduardo Pondal, también fue explotado y elevó a 70 el número de expendedoras bancarias atacadas desde fines de septiembre de 2017.

El atentado número 70 a los cajeros automáticos uruguayos casi termina con sus responsables detenidos, pero estos lograron escapar de la Policía. Un testigo se presentó en la seccional octava para avisar que estaban intentando hacer el atraco dentro de la sucursal del Scotiabank. Dos efectivos policiales, entre los que se encontraba un oficial, salieron de la seccional y vieron que en la calle había varias grapas "miguelito".

En el cajero, vieron a un hombre con pasamontañas y el rostro cubierto, con un arma larga que al verlos comenzó a disparar tiros al aire. En ese momento, se escuchó la explosión del cajero. Los delincuentese fugaron en un Volkswagen Bora gris.

Los delincuentes fueron vistos por un testigo, pero lograron escapar. Foto: F. Flores
Los delincuentes fueron vistos por un testigo, pero lograron escapar. Foto: F. Flores

Los funcionarios policiales solicitaron un móvil de apoyo, que acudió rápidamente. De inmediato se dispuso el cierre departamental. En el interior del cajero faltaba una de las bandejas de dinero. Esta expendedora, como la que fue explotada en la madrugada de ayer, tampoco contaba con el sistema de entintado.

Una fortuna.

Como diera cuenta El País el pasado 7 de noviembre, más de dos millones de dólares es el botín al que accedieron las bandas que se dedican a estallar cajeros automáticos desde el día 17 de septiembre del año 2017. El dato forma parte del seguimiento que viene realizando el experto en seguridad Edward Holfman. Las cifras manejadas por él responden a la acumulación de versiones de prensa.

El lunes pasado, el Consejo de Ministros aprobó el instructivo para el sistema anti robo de los cajeros. La nueva norma le otorga al Banco Central, en acuerdo con el Ministerio del Interior, la responsabilidad de resolver qué tipo de sistema de entintado utilizar en la plaza local. Además, otorga 180 días para completar el entintado de los cajeros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)