El escenario y las repercusiones

Para expertos, el secuestrador no puede mirar TV y estar en redes

“Es poco frecuente” que el agresor “haya debutado con esta situación”.

Más de 100 policías participaron del operativo en Pocitos. Foto: Gerardo Pérez
Más de 100 policías participaron del operativo en Pocitos. Foto: Gerardo Pérez

"Vine de Perú ayer, me mudé a Pocitos y no pensé que acá ocurrieran cosas como las que hay en mi país", comentó a El País una recién llegada al barrio.

La atípica tarde que vivieron ayer todos los vecinos en las inmediaciones de Francisco Soca y Oscar Gestido, sitio en el que se encuentra la peluquería "Amor mío", enmudeció por momentos a todos en la cuadra: desde distribuidores que debían descargar mercadería en los locales comerciales cercanos a la peluquería hasta incluso a algunos de los 100 efectivos policiales que establecieron una zona de exclusión en la zona.

El País consultó a un experto en Criminología con el fin de componer un perfil psicológico de Gastón Machado, el hombre que ayer por la tarde se atrincheró en una peluquería y mantuvo a 11 personas de rehenes. El psicólogo forense, Gustavo Álvarez, especialista en psicología criminal, dijo que "el perfil del secuestrador es "muy heterogéneo, dado por la motivación que tenga" que puede ser la "falta de control de los impulsos, la falta de mediatización y la falta de equilibrio emocional".

Sin embargo, explicó que "es poco frecuente que alguien que termine protagonizando un hecho como este, haya debutado con esta situación". Si bien el Ministerio del Interior informó ayer en una conferencia de prensa que no recibió ninguna denuncia previa por violencia de género del hombre a su ex pareja, (trabajadora de la peluquería), para el especialista, no se puede descartar esta ni ninguna otra "motivación".

Álvarez señaló que si bien las autoridades deben hacerle ahora una "evaluación psiquiátrica", el individuo "estaba orientado en tiempo y espacio y tenía consciencia de lo que hacía, por lo que veo en los videos", aclaró el profesional que trabajó 20 años en Criminología. Señaló que se "debería hacer una aproximación diagnóstica al perfil de personalidad para ver su imputabilidad o inimputabilidad".

La negociación.

El experto puntualizó que si bien no puede criticar un operativo policial "sentado en un auto", constató algunas irregularidades en el procedimiento realizado. "Primero, se debe tener un protocolo de negociación, el individuo estaba mirando por televisión todo lo que estaba pasando y no se le había bloqueado el celular, eso no puede pasar", apuntó.

El primer paso en un caso con toma de rehenes es perimetrar la zona, es decir, crear una zona de exclusión peatonal y vehicular con efectivos policiales que deben transmitir tranquilidad a los vecinos e incluso "no poner nervioso al captor". Luego de esta acción, las autoridades policiales deben convocar a tres grupos que deben trabajar multidisciplinariamente. Se trata del grupo de Información e Inteligencia, los efectivos de la táctica y por último a los negociadores. Álvarez señaló que es en esta etapa cuando se deben neutralizar y bloquear todas las señales para incomunicar al secuestrador del mundo exterior. Apenas se conoció la notica, fue el propio jefe de Policía de Montevideo Ricardo Pérez quien pidió a los periodistas no transmitir en vivo el operativo. Mientras tanto, desde adentro de la peluquería, el individuo utilizaba su celular, se conectaba a las redes sociales e incluso llegó a enviar un video que se viralizó en el que se lo ve amenazando a su ex pareja con la que había mantenido un largo vínculo.

Reclaman prevenir la violencia de género

Un hombre mantuvo en vilo a todo un país cuando tomó rehenes en una peluquería de Pocitos. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

El experto en Criminalidad Gustavo Álvarez, dijo que la violencia de género se puede prevenir pero que existen diferentes niveles y realidades para hacerlo. Desde lo individual, el psicólogo señaló que se puede hacer con educación (desde lo institucional), no replicando determinados modelos "sin que se habilite el uso de la violencia" y a un nivel ya más macro, con "políticas transversales que apunten a la violencia de género y a lo que subyace que es la violencia". En 2018 la Fiscalía General de la Nación recibió más de 45.000 denuncias por violencia doméstica. Esa cantidad luego se transforma en distinto tipo de delitos. "En los últimos tiempos en Uruguay han ido en aumento las denuncias", comentó a El País la directora de la Unidad de Género de la Fiscalía General de la Nación, Patricia Lanzani.

La toma de rehenes desde un octavo piso

El operativo policial también se desarrolló desde el aire. Desde drones hasta francotiradores. La estrategia del Ministerio del Interior también involucró la utilización de las azoteas para disponer efectivos de la Guardia Metropolitana y francotiradores. El barrio era otro, silencioso. Algunos vecinos corrían las cortinas para ver a lo lejos, un operativo policial sigiloso, lento pero finalmente efectivo. Otros se acercaban a la guardia policial y consultaban "¿Va a abrir el supermercado, señor?".

La situación generada en la peluquería "Amor mío" en Francisco Soca y Oscar Gestido en pleno corazón de Pocitos despertó ayer la curiosidad de varios vecinos, algunos venían desde Punta Carretas incluso para observar la estrategia policial.

Ayer, Gastón Machado que finalmente se entregó a las autoridades, convulsionó un barrio que suele ser ruidoso. La estrategia del negociador logró finalmente que el secuestrador habilitara de a poco la salida de los rehenes con las manos en alto. Apenas bajaban las escaleras que comunican el local comercial con la calle, los rehenes corrían hacia los árboles y eran recibidos por efectivos policiales que luego los llevaban a una ambulancia donde se les realizaba un rápido chequeo médico. Finalmente, el negociador logró su cometido y el raptor con las manos en alto, se entregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)