TIEMPOS VIOLENTOS

Eximirían de prisión al anciano que mató a su esposa de 96 años

Defensa podría alegar “homicidio piadoso”.

Fiscan: no se estaría frente a un caso de femicidio. Foto: Subrayado
Escenario: la casa de Villa García donde residía el matrimonio. Foto: Subrayado

Una audiencia de características singulares se cumplirá hoy en la sede del juzgado penal de Juan Carlos Gómez, cuando tenga lugar el trámite de formalización del anciano de 90 años que el lunes de mañana dio muerte a su esposa, de 96, alegando motivos "de piedad".

El debate judicial se centrará en el figura del "homicidio piadoso", prevista como eximente de pena en el artículo 37 del Código Penal que dice:

"Los Jueces tiene la facultad de exonerar de castigo al sujeto de antecedentes honorables, autor de un homicidio, efectuado por móviles de piedad, mediante súplicas reiteradas de la víctima".

La juez Laura Sunari presidirá la audiencia de formalización y deberá resolver si en este caso se aplica o no el "homicidio piadoso".

Una fuente del caso adelantó a El País que el defensor de oficio que representa al anciano tiene previsto apoyarse en este artículo. En caso de no prosperar el recurso, podría pedir que su defendido cumpla la condena en su domicilio a la luz de la "ley de humanización del sistema carcelario" que contempla esta medida para personas ancianas.

Por su parte, el fiscal Juan Gómez analizaba ayer la forma en que procederá durante la formalización. "Mandar a la cárcel a una persona en las condiciones en que se encuentra este hombre, sería matarlo", afirmó Gómez.

Por otro lado, el fiscal destacó que en este caso "no hay un supuesto de homicidio por piedad, no se dan las condiciones que prevé el Código". Gómez se hizo presente el mismo lunes en la escena del hecho. A la salida de la vivienda, declaró que a su criterio no se está frente a un caso de "femicidio".

La tipificación de homicidio por piedad es, en última instancia, un resorte del juez.

Los hechos.

La muerte ocurrió en la mañana del lunes en la vivienda donde residía el matrimonio, en el Pasaje B casi Laudelino Vázquez (barrio Villa García).

Hace tres años que la mujer utilizaba una silla de ruedas y tenía dificultades auditivas. A las 9 de la mañana sonó un timbre que los ancianos habían instalado para avisar a los vecinos cuando la mujer se caía. Como de costumbre, uno de los vecinos se presentó a ayudar y encontró a la anciana con un disparo en la nuca y su marido con un revólver en la mano, desesperado y llorando.

La mujer falleció cerca de la hora 11:00 tras recibir asistencia médica. El vecino y el anciano llamaron a la Policía. De inmediato, el marido fue detenido. Ante el fiscal Juan Gómez, el hombre admitió los hechos y declaró que su esposa le pidió "varias veces" que la matara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)