INVESTIGACIÓN

Estudio sobre el celular de Micaela ofreció información “relevante”

Ubicaron lentes que podrían haber sido de la mujer asesinada.

Familia y amigos nunca dejaron de buscar a Micaela. Foto: Fernando Ponzetto
Familia y amigos nunca dejaron de buscar a Micaela. Foto: Fernando Ponzetto

Las pericias técnicas sobre el teléfono celular de Micaela Onrrubio ofrecieron datos que “tienen cierta relevancia”, según aseguró el abogado de la familia Onrrubio, Germán Sfeir, el pasado viernes tras recibir la información surgida de los primeros estudios realizados al aparato por parte de la Policía Científica.

El profesional fue enfático al asegurar que la investigación “avanza y va a seguir avanzando” .“Quiero ser muy claro con esto porque la pregunta sobre si la investigación avanza es reiterada: la investigación claro que avanza”, afirmó.

La ponencia de Sfeir sucedió a dos días de un nuevo interrogatorio a Gabriel Pisón, único imputado por la causa. En ese sentido, afirmó que el resultado de esa instancia fue “beneficioso” para la causa.

El abogado dio a conocer la novedad, en el marco de la concentración llevada a cabo este viernes, en la plaza de Rodríguez, al cumplirse 50 días de la desaparición de la joven, según consignó San José Ahora.

En esa línea, Sfeir consignó que hay conversaciones de Messenger y Whatsapp relevantes para el caso, aunque aún no ha profundizado. Por otro lado, mencionó que también pudo hacerse de imágenes de cámaras de video vigilancia pertenecientes a una empresa privada, que podrían “aportar bastante información”.

Sfeir volvió a pedir a toda persona que suponga que tiene algún elemento para aportar, que lo haga ahora. “Este es el momento, la oportunidad es ahora. Que no suceda que dentro de 15 o 20 años alguien sienta que pudo haber aportado algo y no lo hizo”, solicitó.

Por su parte, Darío Onrrubio, padre de Micaela, informó que del trabajo de desagote de un tajamar, realizado durante los últimos tres días, solo se halló “una plomada, un anzuelito y unos alambres”.

Cerca del lugar la Policía de San José encontró un par de lentes que podrían haber pertenecido a la mujer, de la que no se sabe nada desde el pasado 27 de marzo.

El caso.

El único imputado tras la desaparición de Micaela es su ex pareja, Gabriel Pistón, quien sigue sin decir qué hizo con la mujer.

Micaela era madre de dos niñas de 8 y 9 años de edad. Al momento de su desaparición trabajaba como empleada doméstica en la vecina localidad de Capurro. Según se pudo establecer, la mujer resolvió terminar con la relación y Pistón la espero al salir de su trabajo.

Cuando estaban a pocos kilómetros de Rodríguez, Pistón detuvo el coche y disparó tres veces sobre Micaela, según confirmaron varios testigos.

La Justicia lo imputó por homicidio especialmente agravado y ordenó 180 días de prisión preventiva. Desde el momento en que fue detenido el hombre sostuvo que “nunca” se iba a poder ubicar a la mujer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)