INSEGURIDAD

Estiman que son más de 100 las armas robadas a policías en los últimos tres años

El presidente del Círculo Policial del Uruguay, Wilfredo Rojas, dijo a El País que no se sabe el motivo real de tantos robos de armas a policías.

Experto en seguridad explicó que la baja de importación de armas y una mayor incautación influye en el robo de las mismas. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

Dos mujeres policías fueron rapiñadas el jueves 26 en Montevideo y en Las Piedras para sustraerles las armas y chalecos antibalas. El primer caso ocurrió a las 19:25 horas en la calle Santiago Rivas esquina José Enrique Michelena (Buceo).

La funcionaria, que integra el Grupo de Respuesta Táctica, se encontraba cumpliendo un Servicio 222 en el Caif “Alas de Buceo”, cuando fue abordada por tres desconocidos que la apuntaron con un arma de fuego para asaltarla. El otro caso ocurrió a las 20:30 horas en las calles San Isidro entre Caraguatá y Yacui (Las Piedras). La agente caminaba rumbo a la parada del ómnibus cuando fue interceptada por dos desconocidos en una moto Yumbo.

El presidente del Círculo Policial del Uruguay, Wilfredo Rojas, dijo a El País que no se sabe el motivo real de tantos robos de armas a policías y agregó que ello se conocerá cuando empiecen a aparecer las armas y se detenga a los rapiñeros.

En algunos casos, los policías asaltados abatieron a los delincuentes. Las armas robadas tampoco fueron encontradas en aquellas “bocas” de drogas allanadas por la Policía.

Rojas estimó en que son más de 100 las armas robadas a policías en los últimos tres años. “Hace tres años hubo un pico de robos”, dijo. Afirmó que en ese momento se manejó que los policías dejaran el arma en sus unidades. Después se dio marcha atrás esa orden porque el policía salía desarmado. Y agregó: “En diciembre de 2019 y enero de este año hubo otro pico de asaltos a policías”.

Desde filas policiales se interpretó que las pistolas Glock y los chalecos podrían tener como destino a grupos de rapiñeros que procuran armarse o narcos que buscaban protegerse de bandas rivales. “En algún lado se están acopiando todas esas armas. Cuando se capture a un grupo, ahí se podrá saber cuáles fueron las intenciones para robarlas”, dijo.

Rojas reclamó que se investigue los asaltos a policías en profundidad y como un hecho más grande y no que un fiscal se aboque a una o dos rapiñas. “Los robos deben ser investigados por Inteligencia en su contexto para tener una conclusión real”, dijo Rojas.

Los asaltos a policías no son el único fenómeno violento en el país. También preocupan los homicidios. En los últimas 24 horas ocurrieron cuatro crímenes, según consignó El Observador. Tres de ellos en Montevideo y uno en Toledo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados