ROCHA

Estará 16 años en la cárcel por violar a sus hijas

No podrá acercarse o trabajar en lugares que tengan menores.

Esposas
Foto: Archivo El País.

Una discusión sobre asuntos cotidianos entre una madre y sus dos hijas desembocó en una confesión inesperada: las menores aseguraron que su padre las sometió a vejaciones desde que eran muy pequeñas. El hecho ocurrió en Rocha y tuvo como victimario a un hombre que está cumpliendo una condena por varios delitos en una celda en el Comcar.

La madre de las dos menores, que en la actualidad tienen 9 y 10 años de edad, resolvió radicar una denuncia ante la Policía. De inmediato, el fiscal de Rocha, Jorge Vaz, tomó cartas en el asunto y ordenó una serie de pericias para confirmar los hechos denunciados.

En primera instancia el fiscal llamó al padre de las niñas que en ese momento cumplía con un régimen de libertad vigilada por un delito de violencia doméstica contra su expareja cometido en el año 2018. Además, tiene un antecedente por el mismo delito en el año 2007 y hurto agravado en 2011.

Durante el mes de setiembre el imputado estaba cumpliendo una condena por violencia doméstica con libertad vigilada. Cuando fue formalizado por esta nueva denuncia, la Justicia ordenó la revocación de la medida anterior y envió a la cárcel al sujeto a la luz de los antecedentes y la gravedad de las estas imputaciones.

En el dramático caso trabajaron varios especialistas en esta forma de violencia, entre ellos dos psicólogos clínicos en cuyo informe se basó el fiscal para realizar la imputación.

"Tirano".

“El imputado R., padre biológico de las niñas, abusó sexualmente de las mismas desde su corta edad. Todo ello en el marco de una dinámica familiar abusiva de violencia doméstica e intrafamiliar, donde el imputado se visualizaba como un ‘tirano doméstico’ que sometía a toda su familia a todo tipo de abusos, perpetrando respecto de sus pequeñas hijas abusos sexuales prolongados en el tiempo”, escribió Vaz en la acusación ante el juez de Rocha.

Durante el proceso de la investigación se confirmó que una de las niñas fue testigo de la situación que vivía su hermana. No obstante, el miedo la provocaba su padre le impidió contar lo que veía hasta que fue remitido a la cárcel.

En este marco, la Justicia de Rocha hizo lugar al pedido del fiscal Vaz y condenó a 16 años de penitenciaría al padre de las niñas por “reiterados delitos de violación especialmente agravados, reiterados delitos de abuso sexual especialmente agravados y reiterados delitos de atentado violento al pudor especialmente agravados” contra sus dos pequeñas hijas.

Por otro lado, y a pedido del fiscal Vaz se ordenó como pena accesoria la suspensión de la patria potestad o guarda. También se fijó la “inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas y privadas en el área educativa, de la salud y todas aquellas que impliquen trato directo con niñas, niños y adolescentes, personas con discapacidad y personas mayores en relación de dependencia, por un plazo de diez años”.

La Justicia también resolvió que el condenado deberá realizar una reparación patrimonial respecto de las víctimas equivalente a 12 ingreso mensuales del hombre o doce salarios mínimos. Las víctimas podrán exigir por la vía civil otras formas de reparación tal como indica la normativa específica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados