ESTAFAS POR INTERNET

Estafador serial: engañó a 23 personas y robó casi $ 50.000

Ofrecía anillos, alhajas y otras joyas; fue condenado a 20 meses de prisión.

Internet: ofrecía productos en Facebook, pedía una seña de adelanto y se hacía con el dinero. Foto: AFP
Internet: ofrecía productos en Facebook, pedía una seña de adelanto y se hacía con el dinero. Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Se acercaban las fiestas de fin de año y Cristina (nombre ficticio) comenzó a navegar en la red social Facebook hasta que vio una publicación que le llamó la atención y decidió hacer una consulta. Había visto la oferta por un anillo a $ 5.000 y se puso en contacto con la persona que ofrecía la joya. Cuando preguntó por la publicación, una mujer le contestó que hablara con el hombre que lo vendía y le dio un número celular para que comenzara con el proceso de la compra.

Cristina acordó con ese hombre girarle, a través de una red de cobranzas, $ 2.500. El resto del dinero se lo enviaría una vez que tuviera el producto. El 10 de diciembre de 2019 Cristina le avisó al hombre que ya había enviado los $ 2.500. El vendedor le mandó una foto de una caja con un recibo del Correo diciéndole que el anillo ya estaba en camino, pero le aclaró que la entrega demoraría unos días en llegar. Cristina, entonces, giró el resto del dinero y completó así los $5.000.

A los pocos días recibió una llamada del Correo avisándole que había llegado una caja a su nombre para que fuera a retirarla. Cuando se presentó en el lugar y abrió el paquete vio que estaba vacío. Al instante se intentó comunicar con el celular del hombre varias veces, pero el vendedor nunca atendió.

A los pocos días otra mujer se interesó por varios anillos de oro que se ofrecían a través de la “tienda” de compra y venta de Facebook.

Una vez que se contactó con el vendedor, intercambiaron celulares para seguir adelante con la compraventa. La mujer compró tres anillos de oro, cuyo valor eran $3.000. La modalidad fue la misma: El hombre le pidió una seña de $ 1.000 y luego, cuando recibiera el producto, completaba la suma. Pero, una vez que envió los $1.000, el hombre no volvió a dar señales.

Anillos de oro, alhajas, celulares. Las publicaciones del estafador eran varias. En algunas solo se quedaba con los giros de la seña. Pero en otras llegó a enviar cajas totalmente vacías, simulando que dentro estaba el producto, o cajas con frascos vacíos de perfume, semillas o libros viejos. Incluso una persona fue víctima dos veces del mismo estafador.

Pero, luego de la quinta estafa consecutiva, lograron capturarlo. Con las denuncias que pesaban en su contra más un trabajo de investigación de la Policía de Canelones y la Fiscalía de 1° Turno de Ciudad de la Costa, se libró una orden de allanamiento en el domicilio del hombre.

Cuando los efectivos realizaron el procedimiento, encontraron en su casa varias armas largas y cortas, cartuchos de distinta índole, una granada de mortero, varios celulares y una moto que había sido denunciara por hurto en 2016.

El hombre fue puesto a disposición de la Fiscalía y el 22 de mayo pasado se dio inicio a la formalización de la investigación penal en su contra. Fue imputado en esa instancia por cinco delitos de estafa, un delito de receptación y un delito de tráfico interno de armas.

Luego de eso se realizaron distintas pericias en el celular del hombre. Fue ahí que la fiscalía descubrió que en total había realizado 23 estafas entre diciembre de 2019 y abril de 2020. El estafador serial llegó a cobrar casi $ 50.000 en esas operaciones.

El pasado 18 de agosto se realizó una nueva audiencia judicial. Ahí, luego de un proceso abreviado en el que admitió todos los hechos, fue condenado. Según la sentencia judicial a la que accedió El País, la jueza María Elena Iriarte condenó al estafador a veinte meses de prisión a cumplirse de la siguiente manera: cuatro de prisión efectiva, dos de prisión domiciliaria y 14 bajo el régimen de libertad vigilada. Además, la magistrada dispuso que sean destruidas las armas y municiones que fueron incautadas cuando la Policía allanó su casa. 

Crecen las denuncias y las imputaciones

El pasado 13 de agosto la Fiscalía General de la Nación publicó un informe estadístico para dar cuenta de las imputaciones por denuncia entre enero y julio de este año. En dicho informe el fiscal de Corte Jorge Díaz explicó cómo se ha diversificado la cantidad de imputaciones en cuanto a distintos delitos.

“El sistema de persecución penal uruguayo está muy centrado en los delitos contra la propiedad, es decir hurtos y rapiñas, y la verdad es que el número de imputaciones que ha logrado la fiscalía se ha diversificado. Es decir, sin disminuir las imputaciones de rapiñas y hurtos, han crecido sustantivamente las imputaciones por estafa”, puntualizó Díaz en la conferencia posterior a la presentación de datos.

En ese sentido, el fiscal de Corte aseguró: “Hay un crecimiento considerable (en denuncias con al menos un imputado) que creo también tiene relación con parte de estas circunstancias completamente diferentes que estamos viviendo, producto de la pandemia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados