DIEZ PERSONAS MURIERON EN EL SINIESTRO

Empresarios argentinos faltaron a audiencia por accidente de avión en Maldonado

Debían comparecer por la tragedia ocurrida en 2015 en Laguna del Sauce.

El abogado Jorge Barrera es asesor de los deudos de cuatro fallecidos en el accidente. Foto: Ricardo Figueredo
El abogado Jorge Barrera es asesor de los deudos de cuatro fallecidos en el accidente. Foto: Ricardo Figueredo

El juez Rubén Félix Etcheverry fijará en las próximas horas la fecha de la nueva audiencia por el caso del accidente aéreo registrado el 19 de marzo de 2015 en Laguna del Sauce.

En la jueves quedó trunca la audiencia fijada para llevar adelante la indagatoria de cuatro ejecutivos argentinos citados tiempo atrás y que no comparecieron como era de esperar. Solo se presentaron la fiscal de la causa, Mariela Nuñez, y el abogado Jorge Barrera, asesor de los deudos de cuatro fallecidos en el accidente.

Barrera representa los intereses de los familiares del ejecutivo Carlos Delía y del Grupo Suizo Dorier, de quien dependía la ejecutiva portuguesa Martha Pires, fallecida en el accidente. Tanto Núñez como Barrera solicitaron al magistrado que acelere los trámites para la citación vía exhorto a los empresarios argentinos, habida cuenta del tiempo transcurrido y la gravedad del accidente que costó la vida a diez personas, dos pilotos y ocho pasajeros.

Etcheverry subroga al juez Pablo Javier Gandini, titular del juzgado penal de 4º turno a cargo del presumario iniciado el mismo día del siniestro registrado cuatro años atrás.

Del otro lado del Río de la Plata el caso se sustancia en dos juzgados, ambos del fuero federal. El caso penal lo lleva adelante la jueza Sandra Arroyo Salgado. En el fuero civil se radicó una millonaria demanda en dólares contra las empresas propietarias del avión siniestrado. Este caso se lleva adelante en el juzgado federal Nº11 del fuero civil y comercial, por daños y perjuicios.

Entre los empresarios citados y que no llegaron a Maldonado para la audiencia de la víspera, se encuentra Ezequiel José Masjuán, titular de la Droguería Meta S.A., una de las firmas propietarias del avión accidentado, un bimotor Hawker Beechcraft King Air B90, matricula argentina LV-CEO.

La aeronave era propiedad de las firmas argentinas Droguería Meta S.A., Dihemo S.A. e Inversiones Locales S.A. También faltaron sin aviso los empresarios Gustavo Calderis y Esteban Salas.

En tanto, el argentino Alfredo Girelli fue citado como testigo de la causa. Tampoco apareció. Los indagados cuentan con el asesoramiento de los abogados Gonzalo Fernández, Renato Etchevarría y Rafael García, quienes tampoco aparecieron por el juzgado.

El caso se sustancia en una de las dos sedes judiciales que trabajan en el sistema inquisitivo, donde el juez tiene a su cargo la instrucción de la investigación.

El vuelo

La aeronave fue alquilada por una de las empresas accionistas del Centro de Convenciones de Punta del Este. Los ejecutivos de esa empresa mantendrían una serie de reuniones con su contraparte local. Para esto, la empresa alquiló la aeronave. Esta empresa contactó a una agencia de viajes de Buenos Aires. Esta agencia recomendó alquilar la aeronave “porque los costos son muy ventajosos y pueden disponer de un horario muy flexible para sus actividades, ES una aeronave en excelentes condiciones y pilotos de mucha experiencia, pero deben decidirse a contratarlo cuanto antes, de lo contrario perderían esa gran oportunidad”.

Al final, la empresa notificó a la agencia que ocho de sus ejecutivos viajarían en el vuelo. El avión tenía capacidad para seis pasajeros y dos tripulantes, en lugar de los diez que volaron ese día.

MÁS

Pilotos: “Faltaban etapas de su entrenamiento”

El vuelo partió a las 08:15 del aeropuerto de San Fernando. A las 9:20 aterrizó en Laguna del Sauce, desde donde despegó a las 20:37. Luego de unos segundos de vuelo, el Beeccraft alcanzó los 400 pies de altura, poco más de 100 metros. En el ascenso, la aeronave giró a la izquierda. Se precipitó a las aguas a 2,2 kilómetros al norte de la cabecera 19 de la pista. En el accidente murieron los dos pilotos y los ocho pasajeros. El informe técnico sostiene que los pilotos no tenían la practica adecuada para volar este tipo de aeronave. “No se pudo comprobar que tanto el piloto como el copiloto hubiesen realizado 3 despegues y 3 aterrizajes cada uno, al mando total de la aeronave, por lo que probablemente la tripulación no estaría debidamente habilitada para realizar el vuelo”, indica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)