ESCONDIDA EN LA FRONTERA

Detuvieron a Mónica Rivero, desaparecida hace dos años

Estaba requerida por robo millonario; Interpol la halló en Barra del Chuy.

Mónica Rivero desapareció el pasado 13 de febrero.

No estaba muerta, se escondió en la frontera. Dos años y 14 días estuvo desaparecida Mónica Rivero. Interpol Uruguay la ubicó ayer miércoles en una cabaña de la Barra del Chuy, del lado uruguayo.

La mujer, ex tesorera de la empresa Julio César Lestido, había sido reportada como desaparecida el día 13 de febrero del año 2017 cuando iba rumbo a una peluquería a la que nunca llegó. Se creyó que podría haber sido asesinada o secuestrada y hasta ayer figuró en la lista de personas ausentes del Ministerio del Interior.

Tras su desaparición, la empresa en la que trabajó durante 20 años denunció en primera instancia el faltante de unos US$ 198.000.

Posteriormente, tras una ampliación de la primera investigación contable, hizo saber que en realidad había perdido más de US$ 2,5 millones.

Una cámara de videovigilancia detectó que en su último día de trabajo la mujer salió de la empresa con un bolso. Ese detalle llamó la atención de sus compañeros dado que habitualmente salía con una cartera. Cuando se detectó el movimiento de inmediato se lo trasladaron a la Policía.

Por ese motivo, la mujer tenía dos requisitorias, una por su ausencia y otra por la denuncia presentada por la empresa. Los investigadores de Interpol trabajaron dos años de manera ininterrumpida. Se le siguió la pista por su teléfono pero la señal del aparato desapareció y nunca más se la pudo recuperar.

Durante todo este tiempo la buscada se cortó y tiñó el cabello y se hacía llamar Ana. Fuentes del caso mencionaron que Rivero se radicó en la Barra del Chuy y que tenía planes de seguir en el lugar.

De hecho, la mujer que en la actualidad tiene 46 años de edad, comenzó a generar vínculos personales en la zona. Se presentaba como viuda y concurría a un gimnasio. Cuando había reuniones sociales ella se negaba a aparecer en las fotos, decía que no era fotogénica y no salía nunca en la selfie.

Fuentes de la investigación confirmaron a El País que al llegar al Chuy arrendó la vivienda pagando un año de alquiler por adelantado y de esa manera evitó firmar documentos.

La Policía tiene previsto realizar hoy varios allanamientos por este caso. Es muy difícil recuperar algo de dinero pero se busca encontrar indicios que permitan reconstruir estos 24 meses de ausencia, según indicaron fuentes de la Policía.

No está claro si tenía cómplices o socios en las maniobras delictivas que se le imputan. Los investigadores manejan que la mujer no estaría sola.

Proceso

Se trata de un caso que ocurrió antes de la entrada en vigor del nuevo Código del Proceso Penal. Por lo tanto, la investigación está a cargo de la juez Ana Claudia Ruibal, magistrada que atiende los asuntos del crimen organizado.

La abogada defensora de la familia de Rivero, Fabiana González Raggio, se presentó ayer ante la repartición dedicada a las personas ausentes de Interpol. Allí le confirmaron que la detención se produjo a la hora 17:20 de ayer y que su cliente podría ser trasladada a Montevideo en el correr de la jornada de hoy.

“La familia está totalmente desconcertada después de tantos años de desconocer el paradero, es una familia destruida”, afirmó la abogada.

González Raggio indicó que al momento no tiene información del estado de Rivero ni otros detalles de su detención. Aseguró que se vivió un “proceso agónico” dado que “la desesperación de no saber si estaba viva o muerta, fue realmente desesperante”.

Días después de su desaparición, el esposo de la tesorera dijo a la Policía que el 13 de febrero de 2017 dejó a Rivero frente a una peluquería de Ramón Anador y Luis Alberto de Herrera y nunca más la vio. Sin embargo, la mujer no ingresó al local, según constatar la Policía por las filmaciones de las cámaras de seguridad.

El 22 de febrero del año 2017, el esposo y los dos hermanos de Rivero fueron detenidos y citados a declarar. La Policía descubrió que eran clientes VIP del Hotel Conrad de Punta del Este.

Ese dato permitió a la Policía comenzar a interpretar una posible “fuga” del dinero faltante en la empresa. De todas maneras, esa información no ha sido confirmada y se aguarda la declaración de la mujer.

Fuentes de la investigación señalaron que se está buscando confirmar si la mujer adquirió algunos bienes a nombre de terceras personas. La abogada González Raggio mencionó que su cliente está siendo investigada por lavado de activos. No obstante, aclaró que se la podría investigar por otros delitos como apropiación indebida.

La abogada Fabiana González Raggio. Foto: Marcelo Bonjour.
La abogada Fabiana González Raggio. Foto: Marcelo Bonjour.

Una sorpresa

Ayer la abogada Fabiana González Raggio se mostró sorprendida al enterarse de la aparición y captura de su cliente , Mónica Rivero. Al final de la tarde se presentó en la repartición destinada a personas ausentes de Interpol y allí se le informó que Rivero fue detenida a la hora 17:20 en la Barra del Chuy. Ahora comienza otra etapa de investigación destinada a saber qué la llevó a desaparecer durante dos años y qué pasó con el dinero faltante denunciado por la empresa en que trabajaba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)