RÍO NEGRO

Detienen a cuatro integrantes de una banda de narcotráfico luego de un intenso operativo

Cobradores narcos coparon un comercio de M’ Bopicuá; fueron atrapados en un plantío de soja.

Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

La Policía de Fray Bentos localizó a las 17:00 horas de este miércoles al cuarto integrante de una banda de narcotraficantes que ayer copó una vivienda que tiene un pequeño comercio a la entrada de M´Bopicuá, zona logística de Río Negro, donde opera la planta de Alimentos Fray Bentos, el vivero y puerto para el embarque de rolos de madera de la empresa Montes del Plata.

El martes efectivos de la Policía detuvieron a dos delincuentes sanduceros y a un fraybentino con armas y 840 gramos de cocaína. Hoy, los policías ubicaron a un cuarto sujeto. Es oriundo de Fray Bentos y estaba radicado en Paysandú desde hace algunos años. Cuenta con profusos antecedentes penales.

El intenso operativo policial mantuvo en vilo a la población de Fray Bentos, a partir de que sonaran las alarmas de que cuatro individuos enmascarados y fuertemente armados habían rapiñado ese lugar ubicado a 13 kilómetros de la capital departamental.

“En primera instancia se trataba de una rapiña, pero resultó ser un copamiento porque se produjo la inmovilización de las personas que estaban en el local comercial e incluso una de ellas fue golpeada”, informó a El País el subjefe de Policía, Freddys Núñez.

El jerarca explicó que las víctimas del atraco tomaron contacto con la Policía a través del servicio de emergencia 911.

Los autores del ilícito se dieron a la fuga por la Ruta 2 con destino a Fray Bentos e ingresaron a alta velocidad al barrio Los Olivos en un automóvil de color rojo con chapa de Montevideo. Eso despertó sospechas en un vecino que alertó a los investigadores que ya habían dispuesto el cierre departamental de rutas y caminos.

Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

Primera pista

Cuando rastrillaron la zona, encontraron en una vivienda un vehículo cubierto con una lona, con características similares al que estaban buscando.

“Se fueron sin tomar algunos recaudos”, indicó Núñez. Dejaron las llaves puestas, las luces encendidas y el motor estaba caliente. Además, encontraron paquetes con 840 gramos de cocaína, lo que hizo virar el curso de la investigación.

A esa altura los cuatro copadores salieron corriendo a esconderse en la periferia de la ciudad, por lo que se convocó a todas las unidades que comenzaron a cercar las zonas del aeroclub, vivero municipal, vertedero y plantaciones de soja linderas, en un operativo con pocos precedentes en la ciudad, situación que además puso en estado de alerta a cientos de vecinos.

Los policías debieron introducirse en los plantíos de soja. Debido a las lluvias, este año la producción alcanzó gran altura, lo que dificultó su ubicación.

“Tuvimos la zona cuidadosamente cubierta para que no salieran del perímetro y al mismo tiempo advertir a los vecinos”, explico el jerarca policial.

No menos de 60 efectivos participaron del despliegue, incluso con perros rastreadores, lo que permitió que en poco más de 2 horas se lograra detener a tres de los implicados e incautar una mochila que contenía municiones y cuatro armas de fuego, una de las cuales había sido hurtada a un funcionario policial de Paysandú, en octubre del año pasado.

En medio del procedimiento, se escucharon varias detonaciones, lo que contribuyó a que se viviera un clima tenso. El tercer integrante se entregó tras no soportar el asedio de la Policía, que una vez más desarrolló un rápido y exitoso operativo.

Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

"Pesados"

La indagatoria permitió establecer que los detenidos cuentan con profusos antecedentes penales por homicidio, copamiento y rapiña. De acuerdo a información proporcionada por una alta fuente policial, los cuatro trabajan para una organización criminal dedicada al narcotráfico, más precisamente a cobrar “cuentas pendientes”.

La investigación se extiende a las personas “locales” ajenas al comercio que se encontraban en ese lugar a la hora del copamiento e incluso a si los detenidos tuvieron participación en un hecho de similares características ocurrido el día anterior en Mercedes.

“Son gente muy pesada y no se descarta que declaren algunos testigos protegidos”, confió a El País una fuente policial.

Los mayoristas de la pasta base
En una casa que era vigilada incautaron varias dosis de estupefacientes. Foto: Unicom

Desde hace varios meses la Policía y las fiscalías de varios departamentos se encuentran investigando el accionar de una poderosa banda que tiene ramificaciones en distintas localidades y ciudades que van desde la zona fronteriza con Argentina hasta el centro del país. La primera evaluación parte de un escenario evidente: se trata de una organización importante que tiene capacidad para mover a un grupo de hombres armados. En tal caso, surgen dudas que en las próximas horas podrían comenzar a aclararse. ¿Por qué cuatro hombres llegaron a asaltar un pequeño comercio? ¿Qué buscaban?

Mientras tanto, los investigadores policiales estiman que el testimonio de los detenidos puede ser clave en el armado del rompecabezas que intenta dejar al descubierto la participación de una organización delictiva de grandes proporciones que opera abasteciendo a cientos de bocas de venta de droga ubicadas en Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano y Flores, según manejan fuentes de la investigación. Por otro lado, la Policía sospecha que pueden tener participación o información de implicados en hechos de sangre ocurridos en distintas localidades, entre ellas Mercedes, que siguen sin aclararse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)