Una saga de película

Detienen al presunto jefe de la banda de los cajeros

Fue atrapado en velatorio de su hijo, muerto en un asalto.

El presunto jefe de la organización delictiva fue detenido durante el velatorio de su hijo. Foto: M. Bonjour
El presunto jefe de la organización delictiva fue detenido durante el velatorio de su hijo. Foto: M. Bonjour

Tenía orden de captura y lo sabía. Su hijo, César Rivero, de 22 años de edad, murió en la madrugada del lunes cuando intentaba volar el cajero de Punta Carretas Shopping. La Policía dedujo que iría al velorio. Fue así que, minutos antes del mediodía de ayer, el hombre ingresó a la sala velatoria municipal de General Flores y Odriozola.

No le sorprendió el dispositivo policial. Creyó que aquella decena de uniformados con equipo de choque no era para él. Ya sabía que la Policía trasladaría hasta la sala a su cuñado que está preso en el Comcar.

Cuando ya estaba adentro de la sala municipal lo detuvieron. Levantó las manos y pidió para estar unos minutos más junto al cuerpo de su hijo. Le dijeron que no, que había que salir rápido. Ahí se desató la batahola. Familiares del difunto agredieron a los policías mientras se llevaban al detenido. Los policías de la Guardia Republicana dispusieron sus escudos y salieron del local a los tumbos.

La madre del fallecido aseguró a la televisión que el incidente provocó tres heridos: una mujer con un corte en la mano, tras la rotura de un vidrio, otra mujer quemada con agua caliente y una niña que tiene un golpe en la cabeza.

La Policía sabía que podía haber problemas pero ingresó a la sala minutos después de iniciado el velorio. Iban a detener al hombre que hacía varios meses venían buscando. Los investigadores cuentan con una serie de elementos probatorios, entre ellos grabaciones telefónicas, que demuestran su participación en la dirección y organización de decenas de ataques a cajeros automáticos, según consignaron a El País fuentes de la investigación.

Cerca de la hora 15:00 se produjo el sepelio del joven en el Cementerio del Norte. En ese momento, su padre estaba a disposición del fiscal Diego Pérez Echeverría. Se sospecha que es el líder de dos bandas que se estaban dedicando a la explosión de cajeros. Hay indicios de su participación personal en algunos golpes.

En sus dos últimas acciones, la organización golpeó en San Jacinto y en Punta Carretas Shopping, en ambos casos no lograron llevarse nada. Además, las bandas perdieron siete hombres: un muerto, un herido y cinco encarcelados.

Todavía no está claro qué los llevó a tomarse 40 días sin golpear cajeros. La Policía está tras varias pistas sobre los cómplices del ahora detenido. Los investigadores saben que alguien le suministraba información precisa sobre el contenido y las condiciones técnicas de los cajeros. Los informantes dijeron a El País que están muy cerca de detener a los cómplices.

Dos millones de dólares

El experto en seguridad Edward Holfman estima que entre septiembre de 2017 y el pasado 14 de enero todas las bandas de los cajeros robaron unos 2 millones de dólares aproximadamente. Hubo 78 ataques a cajeros en ese período. Ayer el BROU informó que se repusieron 16 de los 18 cajeros dañados en el interior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)