Indignación en Treinta y Tres

Una decena de indagados y vecinos pidiendo justicia

Movilizados por femicidios ocurridos en Treinta y Tres.

“Basta de instituciones inoperantes”, dijo una de las manifestantes. Fotos: Edgardo Olivera
“Basta de instituciones inoperantes”, dijo una de las manifestantes. Fotos: Edgardo Olivera

Vecinos de Treinta y Tres realizaron una marcha en la tarde del lunes en protesta por la muerte de la joven Rocío Duche, de 14 años, hallada en una cuneta con cortes violentos en su cabeza en el barrio Abreu, y por el asesinato de Daniela Pérez, la mujer de 25 años que fue encontrada el pasado 8 de enero a orillas del río Olimar, cuya muerte permanece sin ser aclarada. Gran parte de la población participó de la movilización portando carteles que pedían justicia y que ambos casos sean aclarados lo antes posible para llevar tranquilidad a las familias y a la población.

La marcha partió desde la Plaza 19 de Abril hacia la sede de la Fiscalía, para pedir por el esclarecimiento de los casos. Unas quinientas personas se manifestaron frente a la sede judicial, donde se vivieron momentos de tensión. "Basta de instituciones inoperantes", exclamó una de las manifestantes leyendo una proclama frente a la Fiscalía. "El asesino de Rocío tiene que pagar", agregó.

Katerine Duche, tía de la joven de 14 años, dijo a El País que "Rocío era una niña alegre que no le tenía miedo a nada, se merece descansar en paz, la mataron peor que a un perro. A un perro lo entierran y a ella la tiraron a un pozo".

"Ella salió para el cumpleaños caminando, era acá cerca, y una cuadra antes apareció muerta", dijo. "La noche anterior la vi entusiasmada, me había contado del cumpleaños y me dijo que antes se iba a juntar con algunas amigas para después ir a la fiesta", agregó Duche.

Vecinos ganaron las calles pidiendo justicia y seguridad,  porque los casos siguen impunes y los asesinos continúan sueltos. Fotos: Edgardo Olivera
Vecinos ganaron las calles pidiendo justicia y seguridad, porque los casos siguen impunes y los asesinos continúan sueltos. Fotos: Edgardo Olivera

Investigación.

El lugar donde se encontró el cuerpo de Rocío sigue cerrado, mientras se realiza el rastrillaje en procura de hallar el objeto con el que la golpearon en la cabeza y el teléfono celular de la joven. El asesinato de Rocío Belén está en manos ahora de la fiscal Ana Paula Segovia, ya que el fiscal Maximiliano Sosa, que inició la investigación, se encuentra de licencia hasta la semana que viene. Segovia es la misma que lleva el caso de Daniela Pérez, asesinada en enero pasado en el Río Olimar, donde el matador aún no ha sido ubicado.

El jefe de Policía de Treinta y Tres, Víctor Sánchez, dijo a El País que se vienen llevando a cabo jornadas de interrogatorios y trabajo de inteligencia por parte de la Dirección de Investigaciones y además "por parte de la fiscal Ana Paula Segovia, ya que el fiscal Maximiliano Sosa está de licencia hasta la semana que viene".

Sánchez confirmó también que vienen siendo indagadas personas del entorno, pero que debido al presumario no puede mencionar públicamente.

Jefe de Policía de Treinta y Tres, Víctor Sánchez, Fotos: Edgardo Olivera
Jefe de Policía de Treinta y Tres, Víctor Sánchez, Fotos: Edgardo Olivera

INAU.

Rocío Belén venía siendo acompañada desde hace un año por situaciones detectadas por los equipos de actividad comunitaria y familiar del Inau, en el entendido de que estaba siendo vulnerada en sus derechos. Se entendió que era pertinente, sin dejar el contacto con la familia, hacer una intervención desde el hogar femenino del Inau en Treinta y Tres, aunque hace un mes había sido reintegrada a sus padres, dijo el director del Instituto, Fernando Rodríguez, a FM Conquistador. El jerarca indicó que "para fortalecer la protección de derechos de ella se comenzó a trabajar para un reintegro a la familia en el momento que se dieran las condiciones", y que "ella estaba en su mejor momento en términos de asumir sus responsabilidades de estudio, porque hace tiempo que venía manifestando su deseo de volver a la familia, elemento que fue evaluado".

Preocupan los casos impunes

Desde la asociación civil "Rayos de Sol", la referente Marcela Falco, perita en violencia, dijo que "hay un sabor amargo desde el mes de enero por el caso de Daniela que aún se mantiene impune; después pasamos por el caso de Vanesa y ahora nos golpea en la cara otro asesinato de una niña de tan solo 14 años".

"Estamos a la espera que se encuentre al asesino de Rocío y que el caso no quede impune para que no deje ese mensaje en la sociedad que pueda derivar en otros hechos", advirtió.

Reveló además que en un taller que hubo en Treinta y Tres hace poco se estuvieron manejando determinados datos sobre menores y apareció en la conversación el caso de Rocío, donde se había elaborado un expediente sobre "una situación de extrema vulnerabilidad de la menor".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos