Operativo

Cuatro aduaneros detenidos por contrabando de cigarrillos

También cayeron un efectivo de Prefectura y doce civiles.

Contrabando de cigarrillos. Foto: Aduanas
Contrabando de cigarrillos. Foto: Aduanas

Un grupo de 17 personas permanece detenido e incomunicado en el departamento de Colonia en el marco de un operativo contra el contrabando organizado. Entre ellos se encuentran cuatro funcionarios de Dirección de Aduanas y un efectivo de la Prefectura Nacional Naval.

La operación busca detener a una banda que se dedicaba al contrabando de prendas de vestir desde Argentina y cigarrillos de origen nacional adquiridos en los freeshops de los barcos de pasajeros que unen Colonia y Buenos Aires.

Todo comenzó durante la madrugada de ayer tras una larga investigación a cargo de la División de Investigaciones y Narcotráfico (DIVIN) de la Prefectura Nacional Naval, el Grupo de Respuesta e Inteligencia Aduanera (GRIA) y la Prefectura de Colonia, bajo la dirección de la fiscal departamental de Colonia, Alicia Abreu.

En este jornada se podrían desarrollar algunas formalizaciones por este caso, según dijeron a El País fuentes de la investigación.

Los involucrados son parte de "un grupo de personas procedentes de Montevideo, que se dedicaban a la obtención de cigarrillos de forma irregular en el freeshop de las embarcaciones de una conocida empresa, bajo la normativa que regula las ventas por franquicias destinadas a turistas", según informó Aduanas en un comunicado.

La maniobra culminaba con su colocación en distintos puntos de venta de Montevideo. Se trata de cigarrillos de marcas uruguayas o con sellos extranjeros que se producen en territorio nacional. "Los acusados, para poder acceder a cantidades mayores de cigarros, le solicitaban a otros pasajeros ocasionales que le transportaran promociones de cuatro cartones de diez cajillas cada uno. Una vez en tierra, reunían la mercadería para trasladarla a sus destinos", informó Aduanas.

La maniobra ocurría con mucha frecuencia y las autoridades sospecharon. De inmediato se montó una discreta vigilancia "para determinar si existía responsabilidad de los encargados de controles en el Puerto, tanto de Aduanas como de Prefectura".

Otro caso.

La semana pasada un funcionario aduanero que se desempeñaba en la ciudad de Río Branco (Cerro Largo), fue condenado por un delito continuado de cohecho calificado. Junto a él fueron imputados dos contrabandistas que vendían pollos y prendas de vestir. Se trata de un ex delegado sindical de la gremial que nuclea a los trabajadores de la repartición estatal. Fuentes sindicales confirmaron que el funcionario abandonó la actividad sindical hace "meses atrás".

La fiscal letrada de Río Branco, Betina Ramos, condenó a una mujer a 18 meses de prisión domiciliaria por un delito continuado de contrabando y cohecho, al quedar al descubierto un depósito de prendas de vestir para la venta al por mayor, con mercadería por un valor de setenta mil dólares.

El depósito de ropas estaba ubicado en el centro de la ciudad fronteriza, pegado a un supermercado. Las ropas eran adquiridas en San Pablo.

Posteriormente fue detenido un hombre que llevaba pollos hacia Minas, provenientes de Brasil. El producto no contaba con la cadena de frío y era transportado a granel.

Contrabando de autopartes

La Policía de Cerro Largo sigue pistas firmes sobre una persona que desde la vecina Aceguá (Brasil) desarma autos y vende autopartes desde las redes sociales a uruguayos. Las piezas son enviadas en ómnibus de transporte de pasajeros hacia Montevideo y otras partes del país. Días pasados fue detenido un ciudadano jordano que operaba de la misma forma. Fue condenado a 180 días de prisión domiciliaria. Ahora la Policía tiene otras pistas para seguir el caso de las autopartes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)