Incursión anfibia

Un comando copó country en busca de empresario

Burlaron la seguridad del complejo VIP “El Faro” de Carmelo, entrando en una lancha por el puerto Camacho

El country que fue copado por delincuentes fuertemente armados. Foto: Daniel Rojas
El country que fue copado por delincuentes fuertemente armados. Foto: Daniel Rojas

Entre cinco y ocho hombres armados coparon durante dos horas tres casas del country "El Faro", uno de los más lujosos y vigilados del Río de la Plata. Fue una incursión anfibia de un grupo comando. Llegaron por agua en una lancha rápida durante una noche de cuarto creciente.

Los investigadores de Interpol están convencidos de que se trata de delincuentes argentinos. No está claro el objetivo. Los primeros testimonios obtenidos por los investigadores indican que buscaban a un empresario argentino con la intención de secuestrarlo. El dato surgió del propio director nacional de Policía, Mario Layera.

"Aparece por el testimonio de las víctimas que el objetivo de estos delincuentes era ubicar a un empresario que no estaba allí y que no lo encontraron", indicó Layera en un video colgado en la web del Ministerio del Interior.

Sin embargo, la fiscal de Carmelo, Paola Nebot, señaló a El País que al momento no hay elementos que vinculen el asalto con la búsqueda de un empresario.

"No hay ningún elemento que nos diga que estaban buscando a nadie por ahora", indicó la fiscal, y agregó que no tiene conocimiento de las fuentes manejadas por el director de la Policía para realizar esa afirmación. "A nivel de Fiscalía y de Investigaciones no surge ningún elemento contundente" que se relacione con la búsqueda de un empresario, expresó Nebot.

Operativo.

Se estima que la incursión se produjo entre las 23:30 del miércoles y la 1:00 de la mañana de ayer jueves. El grupo comando vestía capuchas, guantes y botas de las que chorreaba agua. Todo indica que ingresaron por puerto Camacho, un lugar que la prensa argentina señaló como depósito de valijas con dinero negro del kirchnerismo.

El grupo se movió con mucha organización. "Sabían muy bien lo que había", dijo un testigo. Se llevaron entre 4 y 5 mil dólares, no lastimaron a nadie y se fueron dejando un bolso con pertenencias de batalla, como si previeran algún enfrentamiento en medio de su excursión motivada por un objetivo que se investiga.

Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

La Policía recuperó los celulares de las víctimas y un bolso que "contenía 8 pares de esposas, dos cargadores con 49 proyectiles calibre 243 y un cargador Glock 9mm con 14 proyectiles", según el detalle que proporcionó el Ministerio del Interior.

—¿Buscaban a un conocido empresario?—era la pregunta que todos se hacían.

— Es muy probable, no van a hacer semejante despliegue por sólo algunos dólares—, dijo uno de los ocupantes de una de las casas del country que prefirió no dar su nombre y evitó ser fotografiado. La angustia por lo ocurrido y la sensación de vulnerabilidad aún se sentía a flor de piel.

Detrás suyo salía un vehículo de Investigaciones. "Estamos trabajando sobre algunas hipótesis. Tenemos algunos datos pero no podemos adelantar nada para no estropear la investigación", dijo un oficial de la repartición a El País. Varias cámaras de seguridad instaladas en el lugar podrán arrojar pistas importantes. Una de las hipótesis es que cruzaron desde Argentina con el objetivo de concretar un "secuestro express", pero no es la única posibilidad. "Se sintió una embarcación y ellos estaban mojados pero también pudieron haber zarpado desde algún punto de la costa uruguaya. El balneario Zagarzazú está a solo 500 metros de puerto Camacho", contó un vecino de la zona.

Trabas.

La Prefectura sigue buscando, pero el hecho de haber sido notificados bastante después de ocurrido el hecho, conspira para el hallazgo de evidencia. "El copamiento ocurrió sobre la medianoche. Avisaron a la Policía y a la fiscal y fue recién cuando una de las víctimas contó que escucharon un motor de una embarcación y se dio aviso a Prefectura. Eso ocurrió sobre las 4:30 de la madrugada, demasiado tarde. Sin duda, era gente con experiencia", confió una fuente policial.

Búsqueda por agua en medio de la noche

Tras ser informados del copamiento, los efectivos de la Prefectura salieron a rastrillar la zona en plena madrugada. Una lancha salió a recorrer las islas para ver si se detectaban movimientos extraños. La maniobra se repitió con las primeras luces pero los esfuerzos resultaron infructuosos. La costa argentina se puede alcanzar en unos 15 minutos y la posibilidad de esconderse en los bosques es enorme. Ahora, todo apunta a las pericias de la Policía Científica de Colonia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)