INVESTIGACIÓN

Toda ciudad Rodríguez salió a buscar a su vecina María Micaela

María Micaela salió de trabajar sobre las 19 horas, pero nunca llegó a su casa. La policía investiga si fue víctima de un femicidio. Vecinos dicen que escucharon disparos desde un auto y gritos de pedido de ayuda de una mujer.

Un albañil que salía con la mujer fue detenido en la jornada de ayer. Foto: Subrayado
Un albañil que salía con la mujer fue detenido en la jornada de ayer. Foto: Subrayado

Ciudad Rodríguez está conmovida. María Micaela Onrrubio Zenone, una vecina de 30 años de edad y madre de dos niñas de 8 y 9 años, desapareció tras un violento incidente con un hombre que con quien había mantenido un vínculo afectivo.

La mujer trabaja en el cercano pueblo de Capurro en una casa de familia. Habitualmente, retorna a su casa a la hora 19:00. Al final de la tarde del pasado miércoles tenía que pasar por la casa de su hermana. Nunca llegó. Al ver que no aparecía, su familia radicó una denuncia policial.

En paralelo, vecinos del paraje “El tropezón”, kilómetro 67,200 de la Ruta 11 llamaron y se comunicaron con la Policía. Dijeron haber sentido tres disparos y pedidos de auxilio desde un automóvil marca Citröen.

Dentro del auto vieron a un hombre y una mujer. De acuerdo a la versión de los vecinos, la mujer llegó a salir del vehículo, pero el hombre la introdujo con fuerza hacia el interior.

“Sentimos los disparos, nos asomamos a la ruta y vimos a una mujer que salía del auto. Tres disparos. Cayó y quedó tendida, y en menos de cinco minutos la persona la arrastró y la subió al auto. Se fueron”, contó en la tarde de ayer el vecino César Pistón a Canal 12.

De inmediato la Policía de San José organizó un cierre departamental para capturar el vehículo identificado por los vecinos y ubicar a la mujer. Horas después, durante la madrugada del jueves, fue capturado un albañil de 45 años de edad y el vehículo que habían señalado los testigos del incidente.

El hombre fue puesto a disposición de la Fiscalía y posteriormente fue liberado. Sin embargo, más tarde fue nuevamente detenido y el vehículo fue periciado por la Policía. Allí se confirmó que el automóvil tenía rastros de sangre.

Con esa información, la Policía Científica le tomó rastros biológicos a la familia de la mujer para comparar con los rastros. Ayer se produjo la audiencia de control de detención. En ese sentido, el juez Fabricio Cidade confirmó que el hombre podrá estar en esa situación hasta la hora 11:00 del sábado.

El ahora detenido y la mujer desaparecida mantuvieron una relación durante algunos meses que se terminó hace dos semanas. “No eran pareja, estaban saliendo”, dijo el padre de María Micaela. Ayer el portal San José Ahora, informó que el hombre fue denunciado por violencia doméstica por una pareja anterior, aplicándosele en aquella ocasión una medida de restricción de acercamiento.

Tras obtener una orden judicial, la Policía realizó un allanamiento en la casa del detenido. Ante la Policía el hombre dijo que estaba pescando mientras se produjo el hecho.

Mientras tanto, los vecinos de la zona se concentraron en la seccional octava de Rodríguez y comenzaron a recorrer todos los rincones de la ciudad y sus alrededores. Se formaron más de 40 grupos que en autos y motos salieron a buscar a la mujer desaparecida.

“Hemos recorrido campos, cañadones, chircales y caminos sin resultado. Estamos muy agradecidos a todos los vecinos”, dijo a El País Darío Onrrubio, padre de María Micaela.

Las hijas de la mujer estuvieron al cuidado de una tía y luego fueron a la casa del padre que vive en otra localidad del departamento de San José. Hasta ayer la familia de la mujer no le había informado sobre la desaparición de la mujer a sus pequeñas hijas.

Sobre el final de la tarde de ayer se produjo el hallazgo de un pantalón y una alfombra de auto, ambos ensangrentados, en la Ruta 45, cerca del puente Carreta Quemada, a unos 25 kilómetros del centro de la ciudad de Rodríguez.

Hoy llegará a la localidad un equipo policial especializado en este tipo de rastrillaje.

Un grupo de vecinos y familiares de la mujer desaparecida anunciaron su intención de realizar una movilización en reclamo de Justicia. En principio, se maneja que en esta jornada se realizaría una marcha que atravesaría la localidad.

Enterró a la tía por su pensión

Un hombre de 38 años fue a prisión por haber enterrado el cuerpo de su tía de 87 años. El hombre era apoderado judicial de la mujer y siguió cobrando su jubilación luego que la mujer murió por causas naturales. Se le imputó estafa y sustracción de cadáveres sin propósito de vilipendio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)