Una ascendente carrera delictiva

Cierran boca del "Macumbero"

Detuvieron a once personas por distribuir estupefacientes en la zona de centros médicos.

El apartamento 304 del Edificio Iberia se transformó en una boca de venta de drogas. Foto: L . Mainé
El apartamento 304 del Edificio Iberia se transformó en una boca de venta de drogas. Foto: L . Mainé

El "Macumbero" tiene 23 años de edad y un auto blanco. Desde el pasado mes de agosto la Policía recibió denuncias sobre ventas de drogas frente a liceos o en la calle. Cada denuncia mencionó al automóvil de color blanco.

Hasta el mes de junio, el "Macumbero" vendió drogas en 20 de Setiembre y Palmar en sociedad con su novia. La pareja se separó y, nuevamente, el auto blanco fue protagonista. La mujer roció con nafta el vehículo, según informó el Ministerio del Interior.

La historia del auto blanco no termina ahí. El 29 de septiembre mataron a un hombre que estaba dentro de ese coche. Esa noche pasó una camioneta de la que bajó un hombre encapuchado y disparó sobre Jonathan Larrosa, un vendedor de drogas que operaba desde el auto del "Macumbero".

Ahora el coche se encuentra estacionado en una repartición policial. Fue incautado por efectivos de la División Estupefacientes de la Jefatura.

En medio de la tarde del pasado domingo, la Policía realizó un allanamiento en un apartamento del edificio Iberia ubicado en la calle Palmar casi Cassinoni. De allí se llevaron al "Macumbero". También quedó detenido un hombre de 35 años de edad que había permitido vender droga en el apartamento a cambio de que el narco le proveyese de estupefacientes.

El hombre estaba a cargo del inmueble luego que su padre muriera en julio tras padecer una larga enfermedad.

Las personas que viven en el edificio Iberia, ubicado en Palmar y Mario Cassinoni, son en su mayoría mujeres mayores. El edificio está compuesto por 12 apartamentos distribuidos en dos bloques de viviendas y dos domicilios por piso. Solo cuatro hombres viven en todo el complejo y también son mayores.

Ayer dos mujeres confirmaron a El País que las andanzas del "Macumbero" en el edificio convirtió "un lugar tranquilo en un infierno".

"En plena madrugada tocaban el portero eléctrico en cualquier piso. De vez en cuando pasaba gente en moto y disparaba al aire para amedrentar. Un desastre", dijo una mujer que prefirió no dar a conocer su nombre. "Ellos dormían durante todo el día. De noche se sentía el movimiento. Llegaba todo tipo de gente. Vimos vehículos carísimos y personas muy pobres. Por aquí pasó de todo", contó otra vecina. Los fines de semana vendían droga en la puerta del edificio.

Otras veces tiraban las dosis por la ventana a los "delivery" que buscaban la mercadería para la venta o incluso la llave para que los compradores entraran directamente al edificio. En el patio del edificio se guardaban motos y bicicletas que habían sido robadas y que se usaban como pago para la venta de droga.

Incautaciones en operativo en Cordón. Foto: Ministerio del Interior
Incautaciones en operativo en Cordón. Foto: Ministerio del Interior

El "Macumbero" y su anfitrión vivían en el apartamento 304. La investigación constató que los delincuentes lograron alejar a los antiguos cuidacoches de las cuadras cercanas y en su lugar pusieron personas que recién habían salido de la cárcel y estaban vinculadas a su negocio. También que se instalaban "campamentos" de cuatro o cinco personas en situación de calle que según el Ministerio del Interior "formaban un microclima de altísima hostilidad para los vecinos atemorizados por ese entorno".

Negocios.

Antes de mudarse al edificio Iberia, "el Macumbero" vendía droga en la zona junto a su expareja, la líder de una banda que opera en la zona de Tres Cruces y se la conoce como "La Favela". Los dos tenían su "boca" en la esquina de las calles 20 de Setiembre y Palmar. Cuando se separaron, comenzó la disputa por la zona y los clientes.

La mujer había dejado claro que quería el control de la calle y la venta de droga. Tras el incidente "el Macumbero" se "mudó" al edificio Iberia y comenzó allí un nuevo punto de venta de droga más grande.

Pero a pesar de la mudanza, los enfrentamientos entre el "Macumbero" y su exmujer continuaron. El jueves 13 de septiembre desde una moto realizaron 5 disparos a las ventanas del apartamento 304. Pasó ese jueves y también el domingo 16, el sábado 22 y el domingo 23 de septiembre.

Luego se produjo el crimen del vendedor dentro del auto. Los investigadores apuntan a que los sicarios pensaron que el "Macumbero" estaba en el auto y asesinaron a la persona equivocada. La expareja no ha sido detenida.

Justicia.

El operativo del pasado domingo implicó a otras dos viviendas de la zona. Una está sobre Acevedo Díaz y la otra da a 20 de Setiembre. Se logró la detención de 11 personas. Todas fueron trasladadas a la Fiscalía.

Los allanamientos permitieron incautar armas, drogas, celulares, dinero en efectivo y objetos robados.

Ayer quedaban nueve detenidos. No se probó que los dos detenidos que fueron liberados tuvieran vinculación con los hechos investigados. La fiscal Mónica Ferrero pidió prorrogar la detención y en esta jornada serán formalizados.

Leal: "la gente se anima a denunciar"
Gustavo Leal, sociologo uruguayo asesor del Ministerio del Interior. Foto: Marcelo Bonjour

El director de Convivencia del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, participó del operativo. El funcionario aseguró a El País que "las denuncias de los vecinos fueron clave" para poder concretar la detención de estas 11 personas. En tal sentido, destacó que tras las operaciones realizadas en Casavalle, Quevedo y Villa Española "la gente se está animando a denunciar más".

El funcionario destacó que, tras la detención de las dos personas en el Edificio Iberia, los vecinos intercedieron por un perro que tenían los imputados. Además, pidieron que se le permitiera ingresar a un sanitario dado que en los últimos dos meses no se había limpiado la grasera y se estaba filtrando humedad hacia los dos pisos de abajo. Hasta ese momento nadie se animaba a golpear la puerta de los vecinos que vendían drogas.

Durante el allanamiento del domingo, la Policía incautó en el apartamento una pistola calibre 22 marca Jenning, una pistola marca Wembley 635 con cargador, nueve teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Cinco de los once detenidos fueron localizados bajo un árbol cerca del edificio. Curiosamente, estaban "custodiando" el lugar porque en la copa del árbol habían depositado una mochila que tenía un revólver, varias lágrimas de pasta base, municiones y dinero.

Todos los "custodios del árbol" tienen antecedentes penales, según confirmó la Policía. Su participación en la organización tenía la doble condición de ser consumidores y "deliverys".

En tanto, en el apartamento de la calle Acevedo Díaz fueron detenidos dos hombres, uno con antecedentes penales y cuatro requisitorias pendientes y una mujer. Allí los efectivos encontraron 95 lágrimas de sustancia amarillenta, una escopeta calibre 12 marca Chamber, una escopeta calibre 16 marca Harrington, un revólver calibre 38, municiones de diversos calibres y tres celulares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)