Homicidio

A la cárcel 8 años por un crimen cometido en el barrio Casarino

El asesino tenía antecedentes penales por rapiña y lesiones graves.

En Canelones: la casa de la víctima, ubicada cerca del camino El Repecho y Melchor de Viana. Foto: El País.
En Canelones: la casa de la víctima, ubicada cerca del camino El Repecho y Melchor de Viana. Foto: El País.

Un hombre fue condenado a ocho años de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de homicidio simple ocurrido en Casarino, Canelones. El criminal confesó y alcanzó un acuerdo con la Fiscalía de Pando.

Se trata de un crimen ocurrido el 18 de junio pasado, en horas de la noche. Ese día la Policía encontró el cuerpo sin vida de un hombre de 48 años en su casa de costaneros ubicada cerca del cruce del camino El Repecho y Melchor de Viana.

Los vecinos, alertados porque no veían al hombre, habían dado aviso a las autoridades, que se dirigieron a su casa. Al llegar, los policías notaron que la puerta estaba entreabierta.

Cuando ingresaron al lugar, se encontraron con el cuerpo sin vida, tirado sobre la cama y con marcas por un fuerte golpe en el rostro y un disparo de escopeta en un hombro. La víctima tenía varios antecedentes penales.

El ahora condenado fue identificado con las iniciales C.P.L.F., tiene 36 años de edad, soltero y desocupado. Posee dos antecedentes penales, uno por rapiña y otro por lesiones graves.

La investigación de la Fiscalía permitió confirmar detalles del accionar del criminal. "Ingresó a la finca de la víctima y con una maceta le propinó un primer golpe en la nuca causándole la perforación del cráneo", según narró en el expediente la fiscal Silvia Lovesio.

Cuando la víctima cayó sobre su cama, "le volvió a pegar en el rostro produciéndole el hundimiento del mismo, siendo la causa de muerte que surge del protocolo de autopsia fracturas multifragmentarias del rostro". Acto seguido tapó a la víctima con una frazada y con una piscina de lona, yéndose posteriormente de la finca.

Dentro de la piscina los investigadores pudieron identificar una huella coincidente con la del criminal ahora condenado por homicidio.

En el lugar de los hechos se localizaron diversos objetos manchados con sangre, entre ellos una heladera y otros electrodomésticos.

La Fiscalía destacó que en materia pericial todo el accionar del imputado quedó registrado en las escenas que fueron relevadas en el lugar del hecho mediante fotografías sobre el cuerpo de la víctima y los objetos encontrados.

También se tomaron muestras de sangre en la puerta de entrada de la vivienda, en el piso, así como en la pared de la cabecera de la cama.

Caso histórico.

En el departamento de Colonia la Justicia se encuentra trabajando en el caso Andrés Trigo, un homicidio ocurrido en el año 1998.

Una crónica de Radio del Oeste señala que el próximo 17 de agosto se cumplirán 20 años de que la víctima fue encontrada dentro de su camioneta sin vida, con dos disparos de arma de fuego en la cabeza.

Si no se avanza en la investigación en los próximos días, la causa prescribirá.

Se esperaba para la tarde del pasado martes la declaración en la sede Judicial de Colonia, del delincuente apodado "El Pegajoso", quien confesó en su momento ser el autor material del asesinato y se encuentra recluido en el penal de Libertad. Pero no fue trasladado y declarará recién el próximo martes.

Si bien en la noche del asesinato "El Pegajoso" se encontraba preso en la cárcel de Piedra de los Indios, la Justicia pudo probar su vinculación.

Walter Trigo, padre del joven asesinado manifestó a la radio que a pesar de estar preso, el delincuente pudo matar a Andrés, porque el 17 de agosto a las 3:00 de la mañana, el día del crimen, un oficial de la Policía lo fue a buscar al penal de Piedra de los Indios y lo devolvió a las 7:00 de la mañana.

"A nuestro hijo lo mataron a la hora 4:20", según declaró Trigo al semanario el Eco hace dos meses.

Walter Trigo estuvo esta semana presente junto a su abogada en el Juzgado de Colonia.

A pesar de que "El Pegajoso" no fue trasladado, el padre de la víctima se muestra optimista de que antes de que la causa prescriba, se pueda llegar a un desenlace.

En la investigación declararon más de 200 personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º