SALTO

Capturaron a uno de los reclusos que fugó con Morabito y otros dos más de Cárcel Central

Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga fue capturado por policías de la Unidad de Investigación de la Jefatura de Salto. 

Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga. Foto; Ministerio del Interior
Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga. Foto: Ministerio del Interior

Sobre las 6:00 de la mañana de este miércoles el Ministerio del Interior informó a través de sus redes sociales que capturó a uno de los reclusos que fugó sobre la medianoche del pasado domingo junto al italiano Rocco Morabito y otros dos sujetos de Cárcel Central. 

Se trata de Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga y fue capturado en la terminal de Salto por policías de la Unidad de Investigación de la Jefatura de Salto cuando pretendía llegar a la frontera con Brasil, según indicó la cartera. 

"Un llamado anónimo advirtió a los investigadores de una persona que solicitaba un medio de transporte para un viaje hacia la frontera con Brasil, al requerírsele el pago por adelantado ofreció un giro desde el extranjero lo que provocó la sospecha y la posterior advertencia a las autoridades policiales", informó el Ministerio del Interior.

Al momento de ser detenido no llevaba equipaje. Solo tenía un celular el que fue incautado por los policías actuantes. Tras la detención Sinopoli Azcoaga fue trasladado a Montevideo para ser entregado a la Dirección Nacional de Investigaciones quien se hizo cargo del procedimiento.

Los cuatros reclusos, que se encontraban en arresto administrativo, habían escapado por la azotea de la Jefatura de Policía de Montevideo y luego ingresaron a la casa de una vecina, le robaron dinero y fugaron por la puerta de entrada del edificio. 

Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga es argentino y ya había escapado de una cárcel brasileña en el 2001 cuando iba a ser extraditado a su país, según consignó el diario La Nación en esa fecha.

Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga fue detenido por un delito de falsificación de documento y hurto, a solicitud de la justicia de Brasil.

Como consecuencia de la fuga, ayer martes, renunció el director interino del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), Alberto Gadea. 

Un informe policial redactado hace un año alertó que Morabito intentaría escaparse de Cárcel Central y que el italiano ofrecía US$ 80.000 a los policías para que lo ayudaran a escapar.

Por el momento, la lupa está centrada en ocho funcionarios de Cárcel Central, entre ellos su directora. La investigación apunta a dos objetivos: conocer el nivel de seguridad implementado en el momento de la fuga y saber si los guardias recibieron alguna compensación o amenazas para facilitar el escape.

La Fiscalía de Corte resolvió que dos fiscales se hagan cargo de la investigación del complejo incidente. Por un lado, Ricardo Lackner asumió competencia en toda la situación interna del establecimiento. Deberá indagar sobre el comportamiento de los efectivos policiales y las autoridades del presidio en el momento de la fuga.

El fiscal Rodrigo Morosoli, por su parte, se ocupará de analizar e investigar la fuga desde el momento en que los reclusos hacen el boquete, ingresan a la finca de la vecina y le roban dinero.

Permanecen fugitivos Rocco Morabito, Matías Sebastián Acosta González -a la espera de su extradición desde Brasil- y Bruno Ezequiel Díaz -detenido por un delito de homicidio a solicitud de la justicia de Argentina

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)