INVESTIGACIÓN

Buscan a dos personas vinculadas al asesinato de director de un centro de la Colonia Berro

Le dispararon en la cabeza; la fiscalía no descarta ninguna hipótesis.

Colonia Berro: el Ricky dice que no se siente un "súper escapista". Foto: Archivo El País
La víctima trabajaba como director en el Centro Cerrito, sector destinado a jóvenes próximos a recuperar la libertad. Foto: Archivo El País

Juan Barossi (42) fue ejecutado antes de la hora 19:00 del miércoles pasado. Era director del Centro Cerrito, que funciona en la Colonia Berro y pertenece al Instituto de Inclusión Social Adolescente (Inisa).

El miércoles trabajó como todos los días hasta la hora 17:00 y se retiró a su hogar pero nunca llegó. Había estacionado su Chevrolet Corsa junto al camino vecinal ubicado entre Camino del Medio y Camino Pérez Olave, a unos tres kilómetros de su lugar de trabajo. Sin embargo, ese no es el trayecto habitual para llegar a la colonia.

La fiscal de Pando, Gabriela Yanieri, señaló a El País que se encuentra trabajando en el caso y que aguarda el resultado de múltiples pericias. Además, confirmó que en las próximas horas se realizarán varias citaciones a personas vinculadas a los hechos. También dijo que todas las hipótesis están abiertas. “Por el momento no se ha descartado nada”, afirmó.

Ayer declaró un testigo protegido ante la Fiscalía y hoy podrían presentarse personas del entorno íntimo de la víctima.

En el lugar de los hechos se encontraron distintas pertenencias del hombre asesinado, entre ellas una mochila con documentos y otros elementos de trabajo. Esos hallazgos hacen presumir a los investigadores que el móvil del crimen no está relacionado con un hurto.

La ubicación del vehículo se concretó en una zona en la que habitualmente se observan vehículos con parejas, según dijeron los vecinos.

Si bien resta confirmar gran parte de los hechos, todo indica que dos sujetos llegaron en una moto, se acercaron al auto y dispararon a la cabeza del jerarca, del lado izquierdo.

El cuerpo estaba dentro del auto con el torso caído sobre el asiento del acompañante, y tenía los pantalones bajos, según datos manejados por la Jefatura de Policía de Canelones.

Se inició una investigación interna. Foto: Archivo El País
En el lugar de los hechos se encontraron distintas pertenencias del hombre asesinado. Foto: Archivo El País

Las primeras informaciones que alcanzaron los investigadores sostienen que se habría utilizado un arma de bajo calibre a corta distancia y que el vehículo estaba quieto.

El balazo dejó un orificio de entrada en el cráneo del jerarca sin salida, según la Policía.

Los investigadores buscan conocer en detalle la vida de la víctima para comenzar a interpretar las posibles explicaciones para el crimen.

El sector que lideraba Barossi trabaja con menores que están muy cerca de recuperar la libertad. Entre sus potestades no estaba la liberación o cambio de destino de los adolescentes infractores.

El funcionario había ingresado al organismo oficial en el año 2006 para desempeñarse en el área de seguridad.

Tenía conocimientos en la materia y fue escalando posiciones mediante concursos internos, hasta alcanzar la alta jerarquía que ostentaba, según explicaron fuentes de Inisa.

En el momento de ser ubicado, el hombre tenía entre sus prendas un carné que certificaba su condición de director del Inisa. Fuentes de la investigación señalaron a El País que el único hecho “extraño” en la vida funcional del jerarca es que hace algunos meses una persona de su entorno fue internada en una de las dependencias de la Colonia Berro.

La investigación del caso quedó en manos de la División Homicidios de la Jefatura de Policía de Canelones.

El director nacional de la Policía, Mario Layera, declaró ayer a Canal 12 que hay avances significativos en la investigación policial y que serían dos las personas involucradas en el violento crimen.

“Hay algunos avances que están reservados y no puedo adelantar, pero se está trabajando porque nos genera una preocupación importante. Es importante el avance que estamos teniendo para el esclarecimiento”, dijo.

Sindicato.

José Lorenzo López, principal dirigente del sindicato de la institución estatal, señaló que Barossi era un funcionario de “bajo perfil” y que “no tenía problemas” dentro del organismo.

El funcionario no militaba en el sindicato. López prefirió no especular sobre los posibles móviles del crimen.

“No hay denuncias de que haya tenido problemas con alguno de los internos. No podemos descartar ni afirmar ninguna de las versiones que están circulando. Estamos esperando lo que diga la Policía”, señaló.

Joselo López. Foto: Marcelo Bonjour
Joselo López. Foto: Marcelo Bonjour

El sindicato resolvió emitir un comunicado dando a conocer la situación y aguardar los resultados de la investigación.

La relación entre los internos y los funcionarios de Inisa ha tenido diversos episodios violentos en los últimos años. En 2017 y 2018 dos trabajadores fueron quemados con líquidos hirvientes.

Decretaron “duelo informal” en Inisa

La directora del Instituto de Inclusión Social Adolescente (Inisa), Gabriela Fulco, resolvió decretar un “duelo informal” en la institución para que los compañeros del director asesinado puedan concurrir a su velorio y sepelio. Además, las autoridades del organismo resolvieron incorporar el trabajo de psicólogos tanto para los internos como para los funcionarios.

Por otro lado, las autoridades del INAU, institución a la que perteneció Barossi antes que se formara el Inisa, se sumaron a las condolencias por su sorpresivo fallecimiento.

Marisa Lindner, presidenta de INAU, dijo estar conmovida por la situación. Estamos “realmente conmocionados, esperando”, señaló. “Es un tema reciente, hay que esperar las investigaciones que puedan dar luz sobre las situaciones y responsabilidades que caben en un homicidio que afecta a un trabajador de Inisa. Recientemente se han descentralizado estas respuestas a las situaciones en conflicto con la ley pero particularmente nos conmueve como integrantes de una institución muy cercana y hermanada con el Inisa. Nosotros vamos a solidarizarnos con Inisa y veremos cuáles serán las medidas a tomar por parte de INAU”, dijo ayer al salir de un evento.

El sindicato de Inisa emitió un comunicado dando a conocer la situación. Sectores sindicales, ofuscados por los hechos, se manifestaron partidarios de hacer un paro general para pedir medidas de seguridad en las dependencias. Pero los líderes de la organización resolvieron aguardar la investigación policial.

En los últimos 30 años hubo tan solo un ataque a un trabajador del sector fuera del ámbito institucional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados