INTERVENCIONES DE LA POLICÍA

Bonomi quiere escopetas en cada patrullero y usar balas de goma cuando sea necesario

El ministro del Interior dijo que la idea es que en cada patrullero haya una escopeta para contar con balas de goma en las intervenciones de la Policía en que sea necesario.

Eduardo Bonomi en la Conferencia del Ministerio del Interior. Foto: Fernando Ponzetto
Eduardo Bonomi. Foto: Fernando Ponzetto

El Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, habló esta mañana del aumento del número de homicidios y hechos violentos que hay en Uruguay.

En declaraciones al programa Puntos de Vista de radio Uruguay, Bonomi dijo que en los últimos dos años "enero fue el mes más alto en tema de homicidios y en febrero remitía, y este año no remitió. Pero hay que ver qué tipo de homicidio. El homicidio por robo bajó, el que hace subir la cifra es el homicidio entre delincuentes".

Señaló que "lo que sube la estadística de homicidios es el enfrentamiento entre delincuentes. Y lo que viene subiendo hace tiempo y este año no es la excepción (...) Es la guerra entre delincuentes".

Y dijo que el Ejército "no puede actuar en el control de bandas" porque eso podría producir "un efecto contrario".

En relación a los reclamos que hacen los sindicatos policiales para tomar medidas que garanticen la seguridad a la hora de hacer su trabajo, Bonomi manifestó que éstos "piden una ley de legítima defensa presunta", y que aunque "quienes lo piden lo hacen de buena fe, se corre el peligro de gatillo fácil" en caso de que se apruebe.

"Vamos hacia el uso del arma intermedia de acuerdo al carácter de la agresión y con progresividad”, anunció el ministro:. "Vamos al arma intermedia, a la escopeta con balas de goma. Vamos a tratar de poner una en cada patrullero y cuando aparezcan estas situaciones se va a usar".

"Hay que ajustar el código", reconoció el secretario de Estado, pero aclaró que "no es dar marcha atrás con el código. Hay contradicciones entre los fiscales con el accionar de la Policía. El policía tiene que detener e indagar. Hay algunos policías que se sienten atados de pies y manos, pero no es así".

Bonomi dijo que muchas de las declaraciones que él hace en relación a hechos de violencia u homicidios no son “simpáticas” pero son “la verdad”.

Y ejemplificó con algunos casos. Mencionó el del tiroteo entre la Policía y
delincuentes en Pocitos, en la noche del domingo 18 de marzo: una de las agentes disparó y por accidente mató a un turista brasilero que estaba en el segundo piso de un edificio.

En relación a este caso, Bonomi dijo que la policía estaba formada y rechazó la defensa que hace  el abogado de la misma, ya que "no refleja la realidad". El abogado dijo que la mujer no tenía formación suficiente: "No es esa la realidad de la formación policial desde hace tiempo en nuestro país", aseguró el ministro. "Esta señora estaba formada, el problema es que enfrentamientos hay muy seguido y esto puede pasar". Agregó que lo que pasó es una "desgracia", que la explicación "no es linda, es lamentable", pero que "no hay que tener miedo a decir las cosas como son".

Respecto a la muerte del agente Fernando Farinha en Salto, que el jueves 8 de marzo custodiaba a una víctima de violencia doméstica y fue asesinado al igual que la mujer por la expareja de ésta, Bonomi insistió en que el policía debería haber estado con el chaleco antibalas puesto."La culpa del homicidio es del homicida y la responsabilidad de no usar el chaleco es del policía, porque lo tenía".

También recordó el caso del asesinato de Heriberto Prati, a quien un delincuente mató a sangre fría en octubre de 2016 en Carrasco Norte. El jerarca dijo que el hombre, que había salido en defensa de una amiga a la que estaban robando, "no tendría que haberse enfrentado". Dijo que "no es simpático, pero es la verdad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º