SINIESTRO

Beba de 17 meses muere en incendio en Casavalle

Los vecinos recibieron a pedradas a los bomberos y policías.

Funcionarios de bomberos llegaron 7 minutos después de ser convocados. Foto: R. Figueredo
Funcionarios de bomberos llegaron 7 minutos después de ser convocados. Foto: R. Figueredo

Una niña de 17 meses de edad murió en la noche del viernes luego de que se incendiara la precaria vivienda que ocupaba en el barrio Casavalle. Los vecinos del lugar recibieron a pedradas a los funcionarios de la Policía y Bomberos que concurrieron a socorrer a la víctima.

La madre de la menor había salido a hacer un mandado y la pequeña estaba al cuidado de su hermano, un niño de 3 años, según confirmó en la tarde de ayer a El País la vocero de Bomberos, Mariela Vivone. Por fortuna, el niño resultó ileso.

El siniestro tuvo lugar a pocos metros del cruce entre camino Leandro Gómez y pasaje C. Si bien la primera hipótesis de Bomberos es que el fuego comenzó por un desperfecto eléctrico, se espera el resultado de las pericias para confirmar el origen del fuego. El informe se conocerá el próximo lunes.

"La instalación eléctrica era precaria y el material con el que estaba construida la vivienda era inflamable, estamos investigando", aseguró Vivone.

El pedido de auxilio llegó a las oficinas de Bomberos a la hora 20:43 y el primer equipo llegó a la hora 20:50, logrando la extinción total en pocos minutos. Luego de esa etapa se localizó el cadáver de la niña.

La vivienda incendiada es una construcción rectangular de cuatro metros de ancho por 14 metros de largo, levantada con paredes de madera y techo de chapa, explicó Vivone.

Con las primeras llamas el niño de tres años salió de la casa y fue hasta la vivienda de su tío que vive muy cerca. Cuando el hombre y otros familiares pretendieron entrar a rescatar a la niña ya era tarde: las llamas habían avanzado sobre la estructura de tal forma que era imposible acceder al interior de la finca. El caso está siendo investigado por la Fiscalía de 9° turno de Montevideo.

Piedras.

El incendio se produjo en medio de uno de los barrios más afectados por la violencia, producto de un largo enfrentamiento entre bandas. En ese marco, la operación de emergencia tuvo lugar en un ambiente hostil. Médicos, bomberos y policías debieron trabajar en un contexto de tensión.

Un equipo del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) de la Policía llegó antes que los Bomberos y recibió las primeras pedradas de los vecinos. El primer carro de Bomberos demoró siete minutos entre el cuartelillo de Casavalle —ubicado frente a la plaza del barrio sobre el bulevar Aparicio Saravia— y el lugar del siniestro, explicó Vivone a El País.

Los vecinos gritaban que la respuesta oficial había llegado demasiado tarde y lanzaban piedras sobre los funcionarios que acudieron al lugar.

Posteriormente llegó un equipo de la Guardia Republicana que dispersó a los exaltados vecinos y logró que se detuviera la pedrea para que los funcionarios de Bomberos lograran culminar su trabajo de evaluación del siniestro. En el lugar se hizo presente un equipo de la Policía Técnica que también evaluó el fatal caso.

Paysandú.

Una vivienda precaria, ubicada en un terreno de la zona de avenida Francia y Gutiérrez Ruiz en Paysandú, tomó fuego a la hora 23:00 del viernes, según consignó ayer el diario local El Telégrafo. Fuentes policiales indicaron que el único morador de la casa incendiada resultó ileso dado que se encontraba trabajando.

La construcción incendiada era precaria y había sido levantada con maderas, chapas y cartones. Las llamas arrasaron con todo. Ahora, los bomberos sanduceros se encuentran indagando las causas que produjeron el siniestro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados