Millán y Lecoq

Asesinan a dueño de panadería de 85 años en un intento de rapiña

Tres delincuentes ingresaron al local sobre el mediodía del sábado. Estaban armados y pedían el dinero. El dueño sacó un arma y le dispararon en la cabeza. 

Desenlace: el policía que efectuó los disparos estaba de civil pero portaba su arma de reglamento. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Archivo

Ramón Hermida Gómez no aceptó que lo robaran nuevamente. Ya había soportado varios asaltos. Cuando volvió a enfrentarse a los delincuentes extrajo su revólver calibre 38, que guardaba junto a la caja, pero no llegó a disparar. Uno de los asaltantes le disparó en el rostro.

El comerciante, de 85 años de edad, era el propietario de la tradicional panadería Las Delicias, ubicada en la esquina de Millán y Eugenio Alsina, en el barrio Conciliación, entre una sucursal de una cadena y un garaje colectivo.

Ayer sábado, pasado el mediodía, aparecieron tres delincuentes a bordo de un automóvil de marca Nissan de color blanco. Dos de ellos ingresaron a la panadería y el tercero se quedó en el vehículo, según pudieron confirmar los investigadores de la Policía.

Dentro del negocio estaba el dueño de la panadería, uno de sus hijos y dos empleadas. Por casualidad, no había clientes durante el asalto. Los delincuentes exigieron “la plata” y se dirigieron a la caja. Hermida intentó extraer su arma y allí mismo le dispararon. Se sintieron tres disparos, uno dio en el rostro del veterano panadero.

El trío de delincuentes no logró llevarse nada. Tras la balacera, se treparon al auto a toda velocidad y huyeron.

El comerciante fue trasladado por particulares hacia el sanatorio de Casa de Galicia. Sin embargo, en el camino el conductor del vehículo encontró una ambulancia privada en Millán y Sayago. De inmediato, el equipo médico que iba en la unidad móvil se dispuso a asistir al herido. Sin embargo, ya era tarde. Lo único que pudo hacer el equipo profesional fue certificar su fallecimiento.

Por otro lado, las empleadas del negocio sufrieron momentos de gran angustia. Una de ellas debió ser internada debido a una crisis nerviosa. Tras el terrible incidente, la Policía registró el interior del comercio y encontró un revólver calibre 38 cerca de la caja.

De acuerdo a la versión policial, todo el asalto y crimen quedó registrado en las cámaras de video vigilancia que había instalado el comerciante tras sufrir múltiples robos.

En primera instancia, la investigación del homicidio quedó en manos de la Fiscalía de Flagrancia y se estima que podría pasar a manos de la Fiscalía especializada de Homicidios de segundo turno.

Niño herido.

Un nutrido intercambio de disparos ocurrido entre el Cementerio del Norte y el barrio 40 Semanas culminó con un niño de 10 años herido de bala en el cuello. De acuerdo a las primeras investigaciones de la Policía, el hecho tuvo lugar durante las primeras horas de la madrugada del sábado en una zona en que al menos dos bandas de delincuentes se disputan el control territorial.

De acuerdo con las mismas fuentes, el menor estaba jugando en el comedor de su casa cuando recibió el disparo. En ese momento se encontraba con otro niño y un adulto.

Tras el impacto, el pequeño cayó al piso con abundante sangrado en el cuello, muy cerca del oído. Sus familiares resolvieron trasladarlo a un centro asistencial privado cercano a su domicilio. Un profesional médico lo revisó y constató que presentaba una “herida superficial a la altura del cuello”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)