ROBO A MANO ARMADA

Asaltan a observadores extranjeros de internas

Les robaron dinero y documentos a punta de armas largas y pistolas.

Momentos de gran tensión se vivieron en un restaurante de Punta Gorda. Foto: @RocioVallejoA
Momentos de gran tensión se vivieron en un restaurante de Punta Gorda. Foto: @RocioVallejoA

Los delincuentes irrumpieron de improviso en el restaurante Heming-way de Punta Gorda. Rompieron la puerta con un marrón y entraron exhibiendo armas largas y cortas. Adentro había tres mesas ocupadas por parejas y una delegación de 25 observadores electorales de siete países de América Latina invitados por la reconocida Fundación Konrad Adenauer de Alemania.

“Todo el mundo al piso”, gritó el delincuente que llevaba la voz cantante. Alcaldes, legisladores, miembros de ONG y dirigentes políticos de partidos extranjeros terminaron bajo las mesas del restaurante ante los delincuentes, que llevaban máscaras de Scream. Una legisladora paraguaya y una funcionaria de Ciudad del Este tenían cadenas de oro que les fueron arrancadas del cuello, según confirmó ayer a El País un participante de la cena.

Cerca de la hora 21:30 llegó la delegación extranjera con representantes uruguayos. Los asaltantes llegaron a eso de las 22:15. Tuvieron que romper la puerta porque el restaurante tiene un sistema de apertura electrónica interno.

El caso se conoció rápidamente en el exterior. La diputada Rocío Vallejo del partido Patria Querida de Paraguay informó de inmediato sobre el hecho: “Fuimos víctimas de un violento asalto a mano armada en un restaurante de Montevideo, seis encapuchados nos han amenazado de muerte y robado a todos. Gracias a Dios no hemos sufrido lesiones”.

Los medios paraguayos replicaron de inmediato la historia. Uno de ellos, el diario Hoy, subrayó que la ciudad de Montevideo “es una de las capitales más seguras en la región por su bajo nivel de delincuencia” pero “en los últimos meses creció el número de episodios de asaltos callejeros”.

Según replicaron algunas de las víctimas del atraco mediante las redes sociales, no se registraron personas lesionadas ni hubo disparos por parte de los delincuentes.

Andrés Etcheverry, dirigente blanco que se encontraba acompañando a la delegación y que fue apuntado con un arma durante el atraco, dijo a El País que “eran seis encapuchados. Estaban armados hasta los dientes con escopetas y revólveres. Entraron a los gritos, pidiendo plata. Enseguida preguntaron si había policías, como si nosotros tuviésemos custodia. Fue un momento muy violento. No le pegaron a nadie, pero a una mujer la sacudieron”.

Silencio oficial hacia delegados

Varios de los integrantes de la delegación asaltada consignaron a El País que hasta la noche de ayer no habían sido contactados por miembros del gobierno. Uno de ellos dijo a Eque “todos los que participamos de la delegación sabemos cómo funcionan estas situaciones. Esperábamos una llamada de algún representante del Ministerio del Interior o de Relaciones Exteriores”, señaló el representante extranjero. No obstante, destacó que la Policía los trató de manera cordial.

Los delincuentes también exigieron las llaves de los autos pero la delegación había arribado en un ómnibus, según explicaron dos comensales.

En la mañana de ayer El País pudo confirmar que los delincuentes se llevaron pasaportes, credenciales, celulares y otras pertenencias. “La Policía llegó rápidamente y se radicó la denuncia ante Investigaciones de la Policía. Es una situación muy delicada”, afirmó una víctima.

La investigación quedó en manos del fiscal de flagrancia Carlos Negro. Consultado en la tarde de ayer por El País, Negro se limitó a decir que no había novedades. No obstante, se pudo saber que un celular perteneciente a un miembro de la delegación fue ubicado cerca del restaurante, lo que hace suponer que la banda descartó algunas partes del botín.

Tras presentar la denuncia, los miembros de la delegación volvieron a su hotel y desde allí avanzaron los trámites ante los respectivos consulados para conseguir la documentación que le permita retornar a sus respectivos países.

Durante la mañana y la tarde de ayer retomaron la agenda prevista. Participaron de una conferencia a cargo del expresidente Luis Alberto Lacalle y los expertos en opinión pública Ignacio Zuasnabar y Federico Irazábal. Hoy recorrerán circuitos y sedes de candidatos.

Cinco décadas de cooperación

La delegación extranjera invitada especialmente por la Fundación Konrad Adenauer (KAS) está compuesta por 25 personas. La organización no contrató custodia policial en el entendido que nunca se habían generado inconvenientes en las cinco décadas que trabaja en Uruguay. “La KAS en sus 53 años de cooperación en Uruguay nunca atravesó una situación similar”, afirmó la fundación alemana en un comunicado emitido ayer.

“Esta delegación está conformada por parlamentarios, representantes de ONGs, funcionarios de órganos electorales y académicos de varios países de la región. Todos los participantes se encuentran físicamente bien. Las autoridades policiales están informadas. (...) Después de la interrupción del programa debido a este incidente, la delegación decidió retomar la agenda planificada para cumplir con su misión y realizar la observación electoral”, indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados