Una extraña vuelta de tuerca

Adicto se hizo cargo del contenedor de cocaína

A cambio le pagaron US$ 1.000 y le compraron ropa nueva

Cocaína: la droga iba en un contenedor con destino a Amberes, Bélgica, y quedó en Montevideo. Foto: EFE
La carga de cocaína venía distribuida en más de 300 ladrillos. Podría haber llegado a generar unos 24 millones de dólares a los narcotraficantes . Foto: EFE

Un arduo trabajo de investigación de la Fiscalía de Estupefacientes, a cargo de la fiscal Mónica Ferrero, permitió detectar a un impensado "empresario" a cargo de la exportación de lana sucia en la que se ubicó 417 kilos de cocaína de gran pureza.

El hombre es un consumidor de pasta base que aceptó firmar 15 documentos a cambio de US$ 1.000 y prendas de vestir nuevas. Ahora deberá cumplir una pena de 20 meses de prisión, tres meses de prisión efectiva y diecisiete de libertad vigilada, por un delito de "asistencia agravado".

El condenado fue contactado por una persona del barrio donde vive quien le ofreció el dinero por "firmar unos papeles" que acreditaban la compra de una Sociedad Anónima por US$ 5.000, según se pudo establecer en la investigación de la Fiscalía especializada.

Si bien sabía que podía tratarse de un ilícito aceptó firmar los documentos ya que "es adicto a la pasta base y tiene un contexto familiar con cuatro menores a cargo, con desalojo de la casa donde habita en trámite y con carencias económicas", explicó la fiscal Ferrero en el texto de pedido de formalización del sujeto.

El imputado indicó que el hombre que lo contrató le compró una chaqueta y un pantalón de vestir en tiendas reconocidas. De hecho, lo acompañó a probarse la nueva ropa. Luego concurrió con él en las inmediaciones de la oficina donde firmó la documentación, y en un local de comidas rápidas según declaró el involucrado, se cambió de vestimenta.

Narcos utilizaron producción nacional para ingresar cocaína en el poderoso mercado europeo. Foto: Fernando Ponzetto.
Narcos utilizaron producción nacional para ingresar cocaína en el poderoso mercado europeo. Foto: Armada Nacional.

Además, el imputado declaró que en el lugar vio pasar "una cuantiosa cantidad de dólares". En el lugar, reconoció a un hombre al que identificó como "contador". El presunto profesional fue detenido y hoy podría ser formalizado.

Tras recibir el pago acordado, gastó la mitad de dinero en pasta base para "su propio consumo y la otra mitad adquiriendo cosas para la casa". Vendió el saco y compró pasta base.

La empresa, propiedad del condenado, emitió una factura el 13 de julio de este año para la tramitación de la exportación de 88.000 kilos de lana sucia, por un monto de US$ 88.000 con destino a Amberes, Bélgica.

La cocaína fue encontrada durante una operación de la Dirección Nacional de Aduanas.

Hasta el momento hay cuatro personas formalizadas, tres de ellas están vinculadas a la logística de la operación y están en prisión a la espera del juicio definitivo. La cuarta persona imputada es una funcionaria de Aduanas que fue formalizada por incumplir con las obligaciones de su cargo. Ayer una empresa de logística emitió un comunicado luego que su nombre y el de un empleado fueran señalados en las redes sociales como participantes en la maniobra cuando en realidad no tenían ningún tipo de vínculo. La compañía anunció varios juicios por difamación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º