VIOLENCIA DOMÉSTICA: OTROS DOS MUERTOS

Un acto de valentía le costó la vida

A pocos días de casarse, Juan Oviedo murió a manos del femicida que intentó detener.

Los restos de la moto que era del policía. Foto: Luis Pérez
Así quedó la moto en que viajaba el policía y de la que se apropió su matador. Foto: L. Pérez

Pocos días atrás el agente Juan Oviedo (25) repartió las invitaciones a su casamiento entre sus compañeros de la Seccional 6ª de Quebracho. Ayer de madrugada cayó muerto a manos de un femicida.

Oriundo de Paysandú, Oviedo pidió licencia a partir del 12 de abril porque el 14 contraería matrimonio con Ana Karina B., una jovencita de Paysandú cuyos padres tienen un campo en Quebracho. En Salto, Ana Karina estudia la licenciatura de Trabajo Social, según relata- ron a El País fuentes de la investigación.

En la seccional, Juan no contó dónde iba a pasar su luna de miel, pero sus compañeros presumían que se quedaría en Paysandú.

Juan era profundamente religioso. Su novia también. Asistían regularmente a la iglesia cristiana Asamblea de Dios Misionera, Ministerio Belén Gramado. El 28 de noviembre de 2017, ambos fueron bautizados siguiendo los ritos de esa congregación.

Sus amigos destacaron que Juan tenía un gran afán de superación. Había intentado ingresar en la Escuela de Oficiales, pero no lo había conseguido. Hacía tres años que era policía.

Arrojo.

A la 00:45 de ayer, la Seccional 6ª de Quebracho se vio convulsionada con dos llamadas casi simultáneas: una, el pedido de auxilio de Nelly Goyeneche (41) por un episodio de violencia doméstica, y otra por un accidente de tránsito.

En ese momento había cuatro policías en la comisaría. Oviedo y una agente recién ingresada a la Policía se subieron al móvil y se dirigieron a la casa de Goyeneche.

Los policías recorrieron en dos minutos los mil metros que separan la comisaría del hogar de Goyeneche. Allí se enteraron que el peón rural Martín Bentancur, expareja de Valeria M. —hija de Goyeneche— las había amenazado con matarlas y huido del lugar.

Los policías le pidieron a Valeria que se subiera al móvil y los acompañara hasta la seccional a realizar la denuncia.

El patrullero llegó y partió de inmediato con otros policías hacia el lugar del accidente de tránsito. En esos minutos, la policía recién ingresada al cuerpo se retiró de la comisaría. Quedaba Valeria y Oviedo en la seccional.

Antes de salir hacia el accidente uno de los policías le dijo a Juan que esperara, que no saliera solo de la comisaría porque Bentancur estaba armado.

Minutos después, Goyeneche volvió a llamar a la comisaría muy alterada y gritaba que su exyerno rondaba su casa armado con un rifle con mira telescópica. Juan no dudó, se subió a una moto policial y recorrió otra vez las calles desoladas de Quebracho en dirección a lo de Goyeneche.

Cuando llegó al lugar Goyeneche ya estaba muerta. Se enfrentó cuerpo a cuerpo a Bentancur que mide 1,90 y posee una gran fortaleza producto de su trabajo en el campo.

En el forcejeo Bentancur le sacó la pistola de reglamento a Oviedo y le disparó a quemarropa. El tiro ingresó por la mandíbula rompiendo el casco del policía. Y cayó muerto.

El asesino se apoderó de la moto en la que Juan había llegado al lugar y huyó dirigiéndose en busca de la actual pareja de su ex. (Ver nota en A6).

Para Juan "el deber y su profesión estaban primero", relató un feligrés de la Asamblea de Dios Misionera en la web de la congregación. Los restos de Juan fueron velados con honores fúnebres dispuestos para los policías caídos en acto directo de servicio.

Juan Carlos Oviedo, el policía asesinado en Quebracho. Foto: Perfil de Facebook.
Juan Carlos Oviedo, el policía asesinado en Quebracho. Foto: Perfil de Facebook.
INTENTO DE ASESINATO.

Se suicidó tras balear a su pareja

Con pocas horas de diferencia del femicidio ocurrido en Paysandú, en Colonia un hombre baleó a su pareja y luego se suicidó.

El potencial femicida, de 31 años, baleó a su pareja de 20 en la ciudad de Nueva Palmira. Testigos presenciales dijeron a la Policía de Colonia que ambos estaban discutiendo cuando el hombre sacó un arma y le disparó a la mujer. Inmediatamente se fue del lugar y se suicidó.

Tras constatar el hecho, una vecina llamó a la Policía, los efectivos llegaron y asistieron a la mujer herida. Posteriormente localizaron el cuerpo del agresor a pocos metros del lugar, según dijo a El País el vocero de la Jefatura de Colonia, Daniel Carro.

La joven fue trasladada a un hospital de Carmelo en donde fue intervenida quirúrgicamente y según las últimas informaciones se encuentra estable y fuera de peligro.

Por la información que maneja la Policía se trataba de una pareja residente en la propia localidad de Nueva Palmira y no existían denuncias de violencia doméstica. La Fiscalía de Carmelo se encuentra investigando los hechos.

INFORMACIÓN ÚTIL

En Uruguay hay una denuncia por violencia de género cada 14 minutos

Línea para asistencia a víctimas de violencia doméstica:

Desde una línea fija 08004141
Desde celulares *4141

El servicio es gratuito, confidencial y anónimo y la llamada no queda registrada en la factura. En función de la situación y la demanda planteada se deriva a la persona a servicios y recursos públicos o privados especializados.
Horarios: Lunes a viernes de 8:00 a 24:00hs , sábados y domingos de 8:00 a 20:00hs.

¿Qué hacer ante una situación de violencia? (Red Uruguaya de violencia doméstica)

• Hablalo con personas de tu confianza: familiares, amigas/os, vecinas/os.
• Si decidís hacer una denuncia policial buscá antes el asesoramiento y apoyo de los servicios especializados en violencia doméstica que te dan el Estado y las organizaciones civiles.
• Irte de tu casa porque te maltratan no es abandono de hogar. Si decidís hacerlo dejá una constancia en la Seccional Policial.
• Si estás lastimado, recurrí a cualquier centro asistencial, policlínica o emergencia móvil y pedí un certificado por las lesiones constatadas.
• Evitá estar solo cuando percibas que pueden agredirte.
• Alertá a alguna vecina/o para que pueda ayudarte. Dejá alguna ventana abierta y la puerta sin llave.
• Si el agresor ya no vive en tu casa, no le abras la puerta y si insiste llamá al 911.
• Cuando visite a tus hijos/as evitar estar solo
• Cambiar las rutinas si te persiguen.
• Pedí que te acompañen al salir del trabajo, fijate si el agresor se encuentra en las cercanías para evitarlo y/o llamar a la policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos