MALVERSACIÓN EN DEPENDENCIA DE INTERIOR

Policía a prisión: se quedó con $ 1.000.000 del BPS

Procesado era tesorero de dirección de apoyo a exreclusos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El policía, según surge del procesamiento, actuaba solo. Foto: archivo El País

La Justicia procesó con prisión a un policía por apropiarse de un millón de pesos que tenían como destino el pago de los aportes sociales al Banco de Previsión Social (BPS).

El pasado 4 de agosto se dictó el procesamiento luego de que se comprobara que G.D., de 40 años, quien se desempeñaba como tesorero de la Dirección Nacional de Apoyo al Liberado, dependiente del Ministerio del Interior, retuviera como mínimo por tres meses los aportes sociales de los trabajadores de esa dependencia.

El policía, en su rol de tesorero, cobraba cheques que el Ministerio del Interior emitía a su nombre.

La maniobra fue descubierta cuando el BPS emitió recibos con multas y moras por aportes impagos. "Era obvio que en algún momento iba a saberse", dijeron a El País funcionarios policiales.

Los meses pasaban, y la deuda se fue acrecentando, "hasta que finalmente se decidió dar paso a la investigación judicial porque claramente algo no estaba bien", dijeron.

El exfuncionario policial que fue a declarar ante la Justicia el pasado jueves 4 de agosto, mintió al asegurar que en ningún momento "llevó a cabo prácticas delictivas; afirmó que no había robado dinero e incluso presentó supuestos documentos probatorios", afirmaron investigadores de la trama.

Los documentos presentados por el ahora procesado consistían en una serie de recibos adulterados.

"Intervenía documentación de una entidad financiera para simular que había llevado a cabo el pago ante BPS, pero efectivamente nunca lo hizo", confesó la fuente.

La Justicia hizo un pedido de informes a la agencia de finanzas por la cual habría ingresado el pago, y esta determinó que nunca se llevó a cabo.

También se pudo comprobar que el expolicía había falsificado recibos de BPS.

Con esas pruebas y comprobándose que el acusado estaba mintiendo, la jueza Penal de 16° Turno, Julia Staricco, dictó el procesamiento con prisión por "un delito de peculado en concurrencia con un delito de falsificación".

Según surge de la investigación y las indagatorias, el hombre actuaba solo y sus compañeros no estaban al tanto de las maniobras.

Intento de suicidio.

En medio de la investigación judicial, el procesado intentó suicidarse en su lugar de trabajo.

Allí, tomó el arma de reglamento, la introdujo en su boca y disparó. El impacto de bala no lo mató porque el proyectil solo se lastimó la boca, partiéndole una muela, según se desprende de las pericias médicas. Ahora el expolicía se encuentra internado en el Hospital Policial, con custodia, hasta que sea dado de alta y finalmente trasladado a la cárcel.

Controles.

Integrantes de la comisión honoraria de la Dirección Nacional de Apoyo al Liberado informaron a El País que "nadie estaba al tanto de esto, aunque es claro que no se puede librar cheques así porque así, sin llevar a cabo los controles pertinentes; es más que nada para que todos estemos seguros de que los fondos públicos son manejados con total transparencia en el Ministerio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)