Presupuesto elimina vacantes de soldado para dar aumento de $ 1.000 más al mes

Polémica por 50% militares de menos

Por tercer gobierno consecutivo, el Frente Amplio relega a los militares en materia presupuestal y asigna prioridad a la Policía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con la propuesta presupuestal bajará notoriamente la cantidad de efectivos. Foto: F. Ponzetto

Incluso, en la ley de Presupuesto a estudio del Parlamento, se dispone la eliminación del 50% de las vacantes de soldado, lo que a juicio de la oposición terminará afectando el funcionamiento de las Fuerzas Armadas que solo con la mitad de su personal no tendrán más remedio que suprimir unidades, e incluso se afectará su presencia en las misiones de paz de la ONU.

Aunque la idea del ministerio es que no se resientan los servicios con las vacantes suprimidas mes a mes, los números oficiales hablan por sí: solo en el Ejército, que tiene la mayor cantidad de soldados, por año se generan 1.300 vacantes.

Con esa misma relación de rebaja de marineros, la Armada va a tener que custodiar no sólo las 350 millas a las que va a extenderse el territorio marítimo (82.000 kilómetros cuadrados más que hoy) y la responsabilidad del país por accidentes que ocurran hasta la mitad del océano Atlántico, sino también la regasificadora y las posibles plataformas en busca de petróleo.

Semanas antes de ser enviado el Presupuesto al Parlamento, el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro había dicho a El País que estaba "trabajando" con Economía, y que le había pedido apoyo al presidente Tabaré Vázquez para mejorar los sueldos de los militares porque eran "miserables".

Hoy un soldado o marinero gana $ 11.923 líquidos por mes y un policía que recién ingresa cobra $ 29.000. Con la reducción de la mitad de las vacantes que el Ministerio de Defensa propone al Parlamento en la ley de Presupuesto, habrá muchos menos soldados y marineros, y a los que se queden el ministerio conseguirá pagarle apenas $ 1.000 más por mes.

La información fue proporcionada en la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Representantes por el subsecretario de Defensa Jorge Menéndez y otros jerarcas de la cartera cuando comparecieran a defender la propuesta del Ejecutivo.

Menéndez informó que actualmente, el gasto presupuestal en Defensa es de 0,95% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir que está por debajo de la media de América del Sur, que está en 1,1%.

Menéndez indicó que hoy un soldado de primera está ganando en la mano $ 11.923; un aprendiz $ 4.840; un cabo de primera $ 15.759; un cabo de segunda $ 13.000. De acuerdo a un artículo del Presupuesto, el soldado de primera pasará a ganar $ 13.176; el cabo de segunda a $ 14.239 y el cabo de primera a $ 16.415 líquidos.

Seguro de paro.

Las diferencias notorias entre lo que gana un soldado y un agente policial despertaron un debate en la comisión e incluso sobre qué Fuerzas Armadas debe tener un país sin hipótesis de conflicto con otros Estados. Por ejemplo, el nacionalista Gustavo Penadés rechazó que la propuesta supresión del 50% de las vacantes sea "una variable de ajuste" para mejorar en algo los salarios de los subalternos "que se quedan", al tiempo que demandó "una decisión de carácter político para definir qué rol de las Fuerzas Armadas tenemos".

Le respondió el frenteamplista Jorge Pozzi, que recordó que "en ningún momento" el Frente Amplio fijó a la defensa nacional como prioridad presupuestal y, a pesar de ello, "eso fue avalado por la ciudadanía mediante el voto".

Descartó "una acción deliberada" del Frente "para el ataque, la destrucción o la desaparición de las Fuerzas Armadas".

Mario Ayala, del Partido Nacional, aportó otro enfoque: "creo que se da esto porque las Fuerzas Armadas tienen una muy mala opinión pública, producto de una campaña de muchísimos años de desprestigio y de ataque. Todavía hoy sigue recibiendo un ataque sistemático de ciertos sectores sociales o políticos que han debilitado su imagen", dijo.

Su colega oficialista Gonzalo Mujica, arremetió contra la propuesta oficial al afirmar que "no me gusta que se supriman plazas para mejorar salarios; me gustaría que se mejoraran salarios como tratamos de hacerlo con la enseñanza, la salud, la policía".

Añadió que "el desprestigio lo tienen por lo que hicieron y de eso se tienen que hacer cargo siempre. Va a haber un oficial de las Fuerzas Armadas dentro de 20 años que va a tener que explicar por qué su institución reprimió a su pueblo en la década del setenta".

Dijo que a los militares se los trata "lo mejor que se puede con los recursos que se tienen".

Intervino entonces Hernán Planchón, número tres de Defensa, para decir que "cuando la construcción crece o cuando hay algún emprendimiento, como Montes del Plata, el personal militar pide la baja y se va a esos lugares donde se les paga mejor. Pero cuando hay una retracción económica hay lista de espera en nuestros cuarteles".

Por eso definió la situación de empleo en las Fuerzas Armadas como "una forma de seguro de paro".

Ángel Sánchez, jefe de Recursos Humanos del MDN, informó que "por año se generan 1.300 vacantes" en las Fuerzas Armadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)