BUENAS IDEAS, MAL EJECUTADAS

Pocos en el cuadrilátero del K.O.

El programa creado por Vázquez cada vez tiene menosacademias, exigemás y da poco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marner Herrera, entrenador y hermano del boxeador uruguayo Caril. Foto: M. Bonjour

Se crió en la calle, probó drogas y el boxeo lo salvó. Esto lo motivó a ayudar a otros. El 7 de marzo pasado, el ex boxeador Marner Herrera abrió en el Cerro, junto a su hermano el pugilista Caril Herrera, una academia en la que enseña este deporte y a la que lleva jóvenes que andan en la calle, sin rumbo.

Hasta ahora trabaja con la ayuda del programa del gobierno Knock Out (K.O.) a las Drogas, pero duda si seguir en él por los nuevos requisitos; no es la única academia que se está replanteando continuar en esta propuesta. También lo está evaluando el ex boxeador Amilcar Vidal, quien posee el gimnasio Boxing Mendoza junto con sus hijos, en avenida Don Pedro de Mendoza 4960 y Pérez Montero.

Desde 2013 hasta hoy bajó a la mitad la cantidad de academias asociadas al programa, creado por el presidente Tabaré Vázquez durante su anterior mandato, en 2005. La cifra cayó de 60 a 30 en todo el país y la cantidad de jóvenes que concurren al K.O. a las drogas bajó de 1.200 a 600.

Pablo Hernández, coordinador de Programas Especiales de la Secretaría del Deporte, del que depende el K.O. a las drogas, reconoce que existe ese descenso, pero aún no saben por qué. Aseguró que harán un relevamiento para consultar las razones. Buscan incluir más academias asociándose a las Secretarias de Deportes de las intendencias; ya tienen un acuerdo con la de Flores.

Vidal considera que una de las razones del descenso de las academias asociadas al K.O. puede ser que cuando surgió el programa se adhirieron varios que no sabían de boxeo, "tocaban de oído, capaz ahora se están yendo".

"Decepción".

Marner afirmó que están "viendo si seguir con el K.O. a las drogas. Hay muchos clubes que están medios decepcionados con el programa". A partir de abril empiezan a aplicar nuevos requisitos, dijo; "ahora te piden un mínimo de 20 botijas, pasarles lista todos los días, hacer que llenen formularios".

Para el ex boxeador, a eso lo deberían hacer integrantes del programa. También cree que el K.O. debería facilitarles un psicólogo para tratar a los jóvenes que consumen drogas, pero no lo hacen. En su academia él tiene un psicólogo para sus boxeadores y es el que atiende a los jóvenes becados del K.O.

El programa otorga a las academias $ 250 por mes por alumno y los jóvenes no pagan nada extra. Además ofrece implementos para practicar el deporte.

Marner cree que los $ 5.000 por mes, que el K.O. les da por 20 jóvenes, "es un disparate para una responsabilidad muy grande. Tener 20 chiquilines que traen dificultades de la casa y de la calle es una responsabilidad importante que le estás metiendo al entrenador, además de ellos tengo 15 boxeadores que están compitiendo, tengo socios. Yo soy solo trabajando acá".

"Me piden el requisito que los padres llenen el formulario y eso no es viable", afirmó. Y puso un ejemplo de por qué cree que eso no se pueda aplicar: "Si entra un chiquilín, le digo que sus padres llenen el formulario y él me dice: Mis padres no me dan bola. ¿Qué hago yo? ¿Lo dejo que se vaya? ¿Que ande en la calle? No puedo. Para mí está mal".

El formulario dice que los padres deben hacerse responsables de que los niños vayan al gimnasio y "lamentablemente muchos padres no pueden con la vida del chiquilín. Yo tengo botijas que los padres ni vienen a ver cómo marchan en el gimnasio, ni van a verlos cuando pelean. Yo no puedo pretender que un padre me haga todo un formulario para que el niño venga si ni se preocupa cómo están los hijos".

La exigencia de tener un mínimo de 20 jóvenes por $ 250 es un problema para algunas academias chicas porque tienen poco espacio y precisan socios que paguen para poder sustentarse, opinó Herrera.

Hay adolescentes que han participado del K.O. y han dejado las drogas y otros que han llegado a ser boxeadores profesionales, contó Marner. Vidal también tiene varios ejemplos de jóvenes que hoy son boxeadores exitosos, que concurrieron a su academia a los 13 años y lograron dejar atrás la droga. Sin embargo, no hay un número oficial de cuántos jóvenes han logrado dejar la droga con ayuda del programa y de las academias, admitió Hernández.

Actualmente el K.O. a las drogas tiene $ 1.400.000 asignados en el Presupuesto y "también estamos buscando apoyo de otros organismos del Estado". El coordinador de Programas Especiales de la Secretaría del Deporte indicó que a él nadie le ha reclamado que los $ 250 por alumno es poco dinero.

Vidal no está de acuerdo con que a partir de abril los jóvenes que pueden participar en el programa tengan que tener hasta 19 años, "hay chicos de 30 que tienen problemas con las drogas".

Contó que Raúl Recoba, actual director del K.O., le dijo que los dejara entrenar igual, pese a la edad, y que después le dijera. "Me marearon un poco porque me dieron más papeles. Ahora hay que hablar con los padres. Me gustaba más cómo era el mecanismo antes. Ahora tenés que ir a la casa de los chiquilines", afirmó.

Hasta ahora las academias entregaban "una ficha una vez cada tanto con datos de los alumnos. Antes había reuniones de capacitación y ahora no hay más", dijo.

Al gimnasio de Vidal un temporal le voló el techo, afirmó que le pidió "ayuda al Knock Out para arreglarlo y me dijeron que no", pero "me dieron dos meses juntos, nos debían un mes. Me dieron $ 8.000. Este mes todavía no nos dieron nada".

Cerro.

El nuevo gimnasio de los hermanos Herrera, ubicado en Grecia 3617 y Prusia, funciona en el mercadito del Cerro. El local fue cedido a Marner por cinco años por el Municipio A.

"Ese espacio hacía siete años que estaba en desuso. Ellos presentaron un proyecto, con mano de obra de ellos. Y esa idea encaja con nuestro plan, hemos tratado de priorizar lo social", aseguró el alcalde Gabriel Otero. Como contrapartida, indicó, se les pidió que tengan jóvenes becados. Aseguró que está en conversaciones con la Intendencia para ceder ese local en comodato a los Herrera.

Al "Boxing Club Los Ratones" concurren 10 jóvenes del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), becados por los hermanos Herrera, ya que este año aún no recibieron el dinero del K.O. Además becarán a otros 25 jóvenes que ellos mismos irán a buscar a la calle. Ya encontraron a 10 y los convencieron que es mejor entrenar que estar sin hacer nada en las esquinas. Ayudan a los adictos a la marihuana y al alcohol, pero con los que consumen pasta base no pueden, "no tengo las herramientas para ayudarlos".

El gimnasio es como una familia, dijo; "charlamos con los chiquilines, tomamos mate y entrenan", por eso se quedan. Otra herramienta que usa es contarles su vida, cómo fue su niñez y a lo que llegó; "les digo que se puede, yo lo logré".

Exhibición en apoyo del gimnasio de los Vidal

Este miércoles 16 de marzo a las 20:30 horas habrá una exhibición de boxeo en el American Box (Julio Herrera y Ressig frente al Castillo del Parque Rodó), a beneficio del gimnasio Boxing Mendoza del ex boxeador Amilcar Vidal y sus hijos, al que hace un mes un temporal le voló el techo. Estaba previsto que fuera el 10 de marzo pasado, pero debido a las lluvias se postergó para pasado mañana. Habrá combates sin fallos.

American Box informa en su Facebook que comprometieron su presencia referentes como Rafael Sosa Pintos, Christian Namus, Caril Herrera y Marner Herrera. La entrada puede adquirirse el mismo día de la exhibición en el American Box.

Historia del programa que nació en el año 2005

El programa K.O. a las Drogas nació en 2005 como iniciativa del presidente de la República, Tabaré Vázquez. "Pretende disciplinar, orientar, instruir y sobre todo ocupar el tiempo libre de los adolescentes y jóvenes del país", explica la Junta Nacional de Drogas en su página web.

"Sabemos que el deporte es vital en la autoestima y la superación permanente, generando en la vida de quienes desde muy chicos realizan esta actividad individuos que saben convivir, trabajar en equipo, plantearse metas y sortear obstáculos", agrega la JND. Se eligió al boxeo "porque en la historia del Uruguay supo de épocas de auge y porque además puede motivar a jóvenes de los estamentos más carenciados, que hoy tienen la frontera del trabajo y los estudios con difícil acceso".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados