NEGOCIACIÓN CRUCIAL

Poco interés del Pit-Cnt en discutir la productividad

Cree que no puede ser el único criterio para fijar sueldos y reclama indexar.

Es inminente el comienzo de una enorme ronda salarial. Foto: Archivo El País
Es inminente el comienzo de una enorme ronda salarial. Foto: Archivo El País

Esta semana se reunirá el Consejo Superior Tripartito —que agrupa a negociadores del Ministerio de Trabajo, del Pit-Cnt y de las cámaras empresariales— para dar el puntapié inicial a la enorme ronda de discusión salarial 2018, y la central sindical ya puso negro sobre blanco que quiere volver a un sistema de indexación explícita. Así está establecido en el documento "Trabajo y Salarios" que elaboró el instituto "Cuesta-Duarte" de la central sindical y que es un insumo básico para su estrategia negociadora.

De cara a la séptima ronda de negociación salarial que se avecina, "y con independencia de la evolución concreta de la inflación, proponemos la vuelta a un sistema de indexación salarial y una pauta que incluya el componente asegurado de inflación más un crecimiento real cuyas características deberán ser definidas a nivel sectorial", dice el documento. En la última ronda se había abandonado ese criterio, aunque luego la desaceleración inflacionaria permitió que no se verificase una caída del salario real en la gran mayoría de las ramas de actividad.

En esta ronda tampoco se incluirá el tantas veces mencionado pero casi nunca utilizado concepto de productividad. Aunque la central sindical argumenta que para hacerlo sería necesario que las empresas fuesen mucho más transparentes respecto a sus resultados, el documento da pistas sobre la renuencia sindical. Básicamente, esta existe porque "la torta está mal repartida", argumenta.

"En primer término, el salario es el ingreso de los trabajadores. Para la gran mayoría es el único ingreso con el que cuentan para vivir, considerando además el importante número de trabajadores que perciben aún salarios sumergidos en nuestro país, pasar a vincular el crecimiento del salario únicamente con la productividad, implica convalidar que los niveles actuales son buenos, considerarlos aceptables y decorosos, y que de ahora en más los mismos crezcan en términos reales solamente en función de la productividad sectorial. En segundo término y vinculado a lo anterior, el crecimiento de los salarios a la par de la productividad a nivel macroeconómico implica convalidar también el actual peso de la masa salarial en el producto y por tanto la distribución capital-trabajo actualmente existente, es decir aceptar que el actual reparto de la torta es justo y está bien", plantea el documento. "De todas formas, el Pit-Cnt reconoce que la no discusión de este tema (la productividad) termina en última instancia favoreciendo al capital para esconder información, entre ellas los niveles de rentabilidad y las diferentes tasas de ganancias".

Salto del SMN.

Hoy el salario mínimo nacional (SMN) es de $ 13.430 y para la central ya está hoy muy atrasado respecto al nivel que debería tener, y por eso plantea un "salto" a $ 16.500 a partir del 1 de enero de 2019. Los técnicos del "Cuesta-Duarte" entienden que su determinación debe estar vinculada a la denominada "línea de pobreza". Es que si bien en los últimos años no ha caído en términos reales, "no existe en su determinación ningún criterio normativo de cuál debería ser el piso mínimo que debería percibir un trabajador por la venta de su fuerza de trabajo". La central propone que el SMN pase a constituir media línea de pobreza. "De esta manera, un hogar medio de nuestro país compuesto en promedio por tres y medio integrantes y dos perceptores de ingresos, si ambos perciben por su trabajo un ingreso equivalente al SMN podrían ubicarse exactamente por encima de la línea de pobreza. Los cálculos a diciembre de 2017 implican que con esta propuesta, el salario mínimo nacional debería haber estado en $ 15.500", explica el documento.

El Pit-Cnt dice que puede "desmitificar parcialmente" que los salarios representen una parte sustancial de los costos de producción de las principales industrias de exportación. Considera que si el salario crece 10% por encima de la inflación, esto representa un aumento de sólo 2% en el Valor Bruto de Producción, si se considera el peso actual de las remuneraciones en ese indicador. Para la central, lo que considera un "modelo primario" (basado en el agro) no tiene el potencial de desarrollar al país.

Apoyo a los incentivos

La central sindical evaluó positivamente las recientes medidas anunciadas por el gobierno para incentivar la inversión. El Pit cree que los cambios pueden mejorar la inversión y tener un impacto favorable sobre el empleo aunque no está claro cuál puede ser su incidencia en su calidad. También señala que se incrementará la "renuncia fiscal" (o sea los ingresos que resigna el Estado para dar incentivos). "El hecho de que se vuelva a la primera versión de que el puntaje (para obtener exoneraciones fiscales) es por puesto de trabajo y no por masa salarial pagada, puede contribuir a mejorar el empleo en un contexto de estancamiento del mismo", señalan los autores del trabajo. También ven positivo que se estimule la agregación de valor en los productos.

Aumento diferencial para 400.000 "sumergidos"

El Pit-Cnt, al igual que en la anterior ronda, dará prioridad a que haya ajustes diferenciales para permitir la mejora de los salarios más sumergidos, aún cuando superen el Salario Mínimo Nacional. En este sentido, propone que se considere como tales a todos los salarios inferiores a los $ 20.000 líquidos. La prioridad será entonces para el grupo de alrededor de 400.000 trabajadores que los perciben (rurales, domésticos, de empresas de limpieza, de empresas de seguridad) del total de 1,6 millones de activos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º