CLASE MEDIA BAJO RIESGO

PNUD alerta por riesgo de que crezca pobreza

Informe dice que carga impositiva afecta la movilidad social.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En 10 años, 700 mil uruguayos consiguieron salir de la pobreza. Foto: Archivo El País

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) alertó que un máximo de 128.000 personas en Uruguay están en riesgo de caer en la pobreza por ingresos e instó a aplicar políticas públicas orientadas a favorecer canastas que lo prevengan.

El organismo sostuvo en un informe divulgado ayer titulado "Progreso multidimensional bienestar más allá del ingreso", que existen entre 25 y 30 millones de personas en la región en contextos de fragilidad y vulnerabilidad económica que están ante la amenaza de recaer en situaciones de pobreza y pobreza extrema.

En el caso de Uruguay, sostiene que el país incorporó 700.000 personas a la clase media entre 2003 y 2013 lo que implicó que este grupo creciera 20 puntos porcentuales. Según el informe, el 60,3% de la población urbana vive con entre diez y 50 dólares diarios, lo que los posiciona en la clase media. Se trata en total de unas 2 millones de personas. Pero en paralelo hay un 28,9% —lo que abarca un millón de personas— que están en vulnerabilidad al vivir con entre 4 y 10 dólares al día. En estos casos la mayor parte son mujeres jefas de hogar, con niños en edad escolar, y con ocupación en trabajos informales. Según PNUD "intervenciones de política pública orientadas a fortalecer las canastas de resiliencia pueden potencialmente prevenir que entre 98.000 y 128.000 personas en vulnerabilidad económica caigan en pobreza por ingresos".

Además hay un 4,9% que tiene "pobreza moderada" y vive con entre 2,5 y 4 dólares diarios, un 1,6% con pobreza extrema que vive con entre 1,25 y 2,5 dólares diarios y un 0,4% que subsiste en la pobreza extrema con menos de 1,25 dólares diarios.

"Aunque en Uruguay la incidencia de la pobreza solo se redujo en 11 puntos porcentuales —del 18% al 7% durante el período analizado, con un promedio anual de reducción de 1,1 puntos porcentuales—, dada la baja incidencia inicial de la pobreza un poco más del 80% del total de población en situación de pobreza por ingresos experimentó movilidad económica ascendente en los mismos años", describe el informe. Asimismo dice que "si no se considera el efecto de los impuestos y los subsidios indirectos, las intervenciones fiscales implementadas por la vía de las transferencias monetarias públicas, focalizadas principalmente en la población que se encuentra en situación de pobreza por ingresos, posibilitan que una proporción importante de dicha población transite hacia la vulnerabilidad y la clase media" y "en especial, en países como Uruguay y Chile tal proporción alcanza cerca del 42% y el 41%, respectivamente". Es decir, el 41% de la población en situación de pobreza se mueve hacia la clase media gracias a este tipo de transferencias.

Peso impositivo.

PNUD alertó sin embargo que el sistema fiscal puede alterar las trayectorias de movilidad económica de los hogares. "Cuando se toma en consideración el efecto de los impuestos y los subsidios indirectos, la magnitud de la movilidad ascendente experimentada por la población en situación de pobreza por ingresos decrece prácticamente a la mitad en los casos del Estado Plurinacional de Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay". Y, por ejemplo, explica: "Mientras que en Uruguay cerca del 42% de la población pobre abandona tal situación después de recibir transferencias monetarias públicas, tal proporción disminuye al 28% después de la intervención del sistema. En otras palabras, el 14% de los hogares en situación de pobreza del país que podrían haber transitado hacia la vulnerabilidad o la clase media gracias a las transferencias públicas permanecen en su situación original debido al efecto de los impuestos y los subsidios indirectos".

En este sentido el organismos sostiene que de no haber existido el efecto de los impuestos y subsidios indirectos "en 2010 las transferencias monetarias públicas por sí solas habrían permitido sacar de la situación de pobreza por ingresos a más del 40% de la población que se encontraba en esa situación en países como Chile y Uruguay; sin embargo, debido al efecto de los impuestos y los subsidios indirectos, la proporción de población en situación de pobreza por ingresos que podría haber dejado esa condición gracias a las transferencias monetarias públicas se reduce prácticamente a la mitad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados