CONFLICTO EN LA EDUCACIÓN PÚBLICA

"Plenaria da manija y eso nunca termina bien"

Entrevista con Marcelo Abdala, secretario general del Pit-Cnt.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcelo Abdala. FOTO: Archivo El País

—El Pit-Cnt emitió un comunicado en el que repudia a grupos chicos que incentivan la violencia. ¿Usted opina que la agrupación Plenaria Memoria y Justicia determinó los hechos violentos en el desalojo del Codicen?

—Yo lo que digo es que son grupos chicos que están fuera de la democracia sindical, que no los elige nadie, yo tengo elección por voto secreto y directo cada dos años. No tengo un grupo fuera del movimiento obrero que se pare para estimular o desestimular cuestiones, nosotros deslindamos de la represión y del desalojo como sucedió en el Codicen, pero también nos deslindamos abiertamente de la metodología de esta gente.

—¿Y qué van a hacer entonces?

—Estamos dispuestos a polemizar porque en definitiva sus planteos no tienen absolutamente nada que ver con la lucha del movimiento obrero. Y en contra de esa forma de manifestaciones vamos a ir siempre. Sea con el que sea.

—Pero estos grupos chicos pueden apoyar reivindicaciones estudiantiles.

—Sí, pero de alguna manera dan manija en una cosa que nunca termina bien, en este caso estaba visto que iba a pasar esto. Es una metodología que no compartimos nunca, nosotros jugamos a cara descubierta y desde la organización sindical. Principalmente vamos por una línea desde la lucha de las masas, una lucha masiva, no un pequeño grupo de gente que se atribuye un protagonismo que no corresponde en este tipo de ocasiones.

—¿Intervino el Pit-Cnt en la negociación de los estudiantes con el Parlamento o el gobierno?

—Sí, claro. Hicimos gestiones por todos lados. Hablamos con legisladores, nos movimos por todos lados porque nadie quería llegar a lo que se llegó. Incluso por parte de los estudiantes había buena fe para negociar, el tema es que cuando fueron a plantearlo a la asamblea se les complicó. Como decía, mientras que algunos de nosotros hacíamos gestiones para que se reunieran con los legisladores, para encontrar salidas, para buscar maneras, por otro lado se daba manija; al final terminó así. Es obvio que si tenés un circo afuera es más difícil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados