El programa insignia de Mujica tiene problemas de presupuesto 

Plan Juntos espera más fondos en la órbita de Vivienda

El Plan Juntos cumplirá cinco años en 2015 y le esperan cambios sustanciales. El principal es que dejará la órbita de Presidencia, donde lo colocó José Mujica, como uno de sus bastiones de gobierno, para pasar al Ministerio de Vivienda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Construcción de viviendas en el barrio Plácido Ellauri norte en el Plan Juntos. Foto: F. Flores

Actualmente, abogados del Plan Juntos se encuentran ultimando detalles para concretar esta fusión, de la que todavía se desconocen detalles, aseguró a El País el director del programa, Sebastián Moreno.

"Hay que ver cómo queda el vínculo y cómo se arma todo para seguir. La idea es trabajar muy coordinadamente con el Ministerio de Vivienda, con el Programa de Mejoramiento de Barrios y con todos los demás programas", explicó.

Moreno dijo que la incorporación del Plan Juntos al Ministerio de Vivienda —al que representa en la comisión directiva— era esperable y estaba dentro de lo pautado por el propio Frente Amplio.

Confirmó que, una vez incorporado a la cartera, se espera recibir más presupuesto desde el Plan Quinquenal de Vivienda para seguir trabajando "sin cambios bruscos".

Freno.

El presidente Mujica reconoció que el Plan Juntos no logró todos los objetivos planeados, principalmente por un tema de costo. Mujica señaló que el Plan Juntos "es una lucha que pudo ser más rápida", y señaló que sus avances no fueron más ágiles por falta de "oficio y medios".

Moreno explicó que en 2014 el Plan Juntos se manejó con 102 millones de pesos (unos US$ 4 millones), más un refuerzo de 5 millones de dólares.

Hasta el momento se han construido en torno a 1.500 viviendas desde 2010. Según estudios preliminares, la población potencial a la que abarcaría el Plan Juntos es de 15.000 familias; hasta el momento se alcanzaron unas 3.000. "El que recibe una casa tiene que entender que por jodido que esté siempre puede dar una mano a alguien que está más jodido", había dicho el presidente Mujica en abril de 2014 durante la inauguración de 20 viviendas del Plan Juntos.

Moreno, por su parte, aclaró que las donaciones —que se esperaba fueran el motor del plan— representan solamente el 20% del presupuesto. "Existen algunos mitos. Se pensó que el Plan vivió de las donaciones. Pero, en realidad, el 80% de los fondos son presupuestales", explicó Moreno.

La principal donación vino de la mano de la empresa Montes del Plata que donó viviendas por un valor de US$ 3,8 millones en Punta Pereira que se habían construido para sus trabajadores. Empresas privadas y uruguayos en el exterior completan las donaciones.

Proyección.

La futura ministra de Vivienda, Eneida de León, anunció que si efectivamente el Plan Juntos pasa a la órbita ministerial, "habrá que darle presupuesto" y que también se apelará a la ayuda de privados.

"Fue una iniciativa muy positiva, pero los arquitectos como yo lo mirábamos con escepticismo, pensar que el voluntariado fuera tal que moviera la balanza. Quizás Mujica no recibió de la parte social y empresarial lo que esperaba. Sin embargo, ha llegado más lejos de lo que pensábamos", declaró a El Espectador.

Como De León, muchos cuestionaron al proyecto por su apoyo en el voluntariado y fue la planificación en donde se invirtió más tiempo.

"El primer y segundo año no se pudo trabajar. Al mismo tiempo estaba el tema presupuestal. El presupuesto en serio comenzó al tercer año", explicó Moreno. Sin embargo, aclaró que el balance es "sumamente positivo".

El Plan Juntos comenzó a ejecutarse en 2010 con el objetivo de mejorar la situación habitacional de 15.686 hogares y otras necesidades de la población más vulnerable.

Un plan de vivienda que no logró conformar al presidente Mujica


En la campaña hacia las internas de 2009, José Mujica, entonces precandidato del Frente Amplio, había prometido poner a presos y militares a construir viviendas. Luego, en 2010, ideó el Plan Juntos para llevar soluciones habitacionales a la población más desfavorecida.

Cuatro años después, el presidente lamentó que el Plan no haya colmado las expectativas: "Es una lucha que pudo ser más rápida".

El Plan Juntos fue concebido en base a trabajo y donaciones voluntarias, aunque Mujica ha reconocido que no tuvo el eco que esperaba.

El presidente es uno de los mayores donantes. En 2010 entregó $ 1.456.354, en 2011 $ 1.424.117, en 2012 $ 1.461.708 y en 2013 $ 1.470.000, todo dinero salido de su sueldo.

Mujica incluso evaluó vender su Volkswagen Fusca a un jeque árabe en US$ 1 millón, y destinar ese monto al Plan Juntos.

El presidente considera que el proyecto debe continuar en el próximo gobierno, particularmente para mujeres jefas de hogar.

Dentro del paquete de diez medidas anunciadas por el presidente electo Tabaré Vázquez, tras ganas la elección interna, se encuentra la construcción de 38.000 viviendas durante los próximos cinco años.

En materia de políticas habitacional, Vázquez dijo que promoverá un Plan Nacional de Vivienda "que atenderá en principio a las 38.000 familias más vulnerables que residen en espacios donde hoy no cubren las necesidades básicas habitacionales".

Durante la primera administración se Vázquez (2005-2010) se construyeron unas 20.000 vivienda a través de planes oficiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)