JUSTICIA

Pit-Cnt de Salto denuncia ataque a cuidador de caballos

El hombre, agredido por su empleador, tiene parálisis facial.

El empleado de un stud denunció ataque. Foto:@Subrayado
El empleado de un stud denunció ataque. Foto:@Subrayado

La Justicia investiga otras dos golpizas contra peones rurales en el departamento de Salto. De una de ellas habría sido víctima un cuidador de caballos de carreras que, según dirigentes del Pit-Cnt, se encuentra internado en observación con un serio problema de salud como consecuencia de la agresión por parte de su empleador. La misma habría sido en el interior de un predio en el que funciona un stud en jurisdicción de la seccional 4 de Policía.

Este hecho se suma al sonado caso del peón rural Hugo Leites ocurrido en septiembre pasado. Sobre este caso la Justicia se expidió con el procesamiento sin prisión del capataz del establecimiento ganadero en el cual se produjo el incidente que terminó con el trabajador herido en la espalda por la agresión a rebencazos. El capataz fue encontrado culpable de haber cometido un delito de lesiones personales. Un informe de la Inspección General del Trabajo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social cuestionó las condiciones de trabajo en la estancia en la que se desempeñaba Leites. El Pit-Cnt cuestionó que el atacante de Leites no fuera procesado con prisión. El ataque se había producido en la estación "Flor de Ceibo"en el paraje "Colonia Itapebí".

En estos días nuevamente se suscitaron hechos de violencia en perjuicio de trabajadores de este sector.

La pasada semana en un stud de la zona del Hipódromo, un hombre que estaba al cuidado de caballos de carreras en un predio privado, habría sido agredido físicamente por el propietario de uno de los animales que estaban bajo su custodia, aparentemente por no cumplir con las recomendaciones de su empleador. La Justicia aún no se expidió.

Como resultado de este incidente y según lo que ha informado la dirigencia del Pit-Cnt local que está brindando apoyo al trabajador, el hombre sobre cuyo nombre se mantiene reserva, se encuentra internado con parálisis facial, quebranto de salud que surgió después de haber recibido el alta en el Hospital Salto en el cual había permanecido por cuatro días.

El presidente del Pit-Cnt departamental, Carlos Cattani, informó sobre la situación del peón del stud y explicó que preservan su nombre, "para que no le ocurra lo mismo que a Hugo Leites que después de la paliza y haber denunciado a su agresor y al patrón no consigue trabajo hasta el día de hoy". Agregó que al hombre se le está brindando apoyo y que luego del alta médica se le proporcionó alojamiento.

El último caso de agresión a un trabajador rural se originó el pasado 19 de este mes en circunstancias que un joven de 26 años que fuera despedido en mayo pasado, fue a reclamarle a su expatrón la liquidación y haberes impagos.

Según informó a El País el abogado del agredido, Gabriel Cartagena (quien también defendió a Leites), sobre las 11:30 de ese día el hombre de nombre Maicol, concurrió a la chacra en la cual había cumplido tareas y despedido, y al reclamarle a su expatrón por la liquidación, este le aplicó un golpe en el cuello con una tabla causándole lesiones que fueron constatadas por un médico.

Según el profesional, el dueño de la chacra en momentos en que su cliente acudía a reclamar lo adeudado estaba preparando fuego y utilizó un palo para agredir a su exempleado que fue derribado. Al reincorporarse, y para defenderse, este le propinó al agresor un golpe de puño y se retiró bajo amenazas de muerte. Minutos más tarde el trabajador fue auxiliado por un hermano del propietario de la chacra.

Otro caso que se ha denunciado como agresión física, también por parte de un capataz de un establecimiento ganadero y sobre el cual no hay pronunciamiento judicial, es el ocurrido el pasado 6 de noviembre en la localidad de Carumbé. En ese paraje sobre la Ruta 31, el capataz de un establecimiento lindero al local en el cual se ubica el destacamento policial agredió con un arreador al efectivo que está a cargo de esa dependencia. El policía al reclamarle al capataz de la estancia lindera por no haber encerrado unos animales de su propiedad que se habían escapado de un corral, reaccionó contra el efectivo que se encontraba de particular aplicándole un rebencazo en la espalda desde encima del caballo que montaba. El policía presentó denuncia contra su agresor ante la Justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)